RE­CO­NO­CI­MIEN­TO

Huelva Informacion - - Opinión -

MIEN­TRAS los lar­gos días de con­fi­na­mien­to, du­das, erro­res y si­tua­cio­nes que lle­gan ca­si has­ta de­ses­pe­rar, hay gen­tes que pien­san, me­di­tan y va­lo­ran cuán­tos se­res ocul­tos y dan­do la ca­ra han lu­cha­do y si­guen lu­chan­do por sa­car ade­lan­te el gran pro­ble­ma que el año nos de­pa­ró. Siem­pre han exis­ti­do ho­no­res, en un pa­go agra­de­ci­do, a quie­nes lu­chan en favor de los de­más. La for­ma de ex­pre­sar­lo va­ría: ho­me­na­jes, ban­de­ras, pa­la­bras, ora­cio­nes, emo­cio­nes e in­clu­so bus­car a tra­vés del ar­te per­pe­tuar es­tos sen­ti­mien­tos. Y así pa­re­ce que se es­tá pro­yec­tan­do en Madrid. Un mo­nu­men­to a to­dos esos hé­roes anó­ni­mos que die­ron su vi­da y a los que ofre­cie­ron sus tra­ba­jos en es­tos me­ses te­rri­bles de zo­zo­bras.

La Mu­tua­li­dad de los Pro­fe­sio­na­les Sa­ni­ta­rios (AMA), a tra­vés de su Fun­da­ción, va a do­nar ese mo­nu­men­to que to­dos de­be­mos.

La ini­cia­ti­va par­te del pre­si­den­te de la OMC, Or­ga­ni­za­ción Mé­di­ca Co­le­gial, don­de el pre­si­den­te de AMA, don Die­go Mu­ri­llo, ha con­tac­ta­do con to­dos los pre­si­den­tes de los co­le­gios pro­fe­sio­na­les sa­ni­ta­rios, ofre­cien­do do­nar el es­pe­ra­do mo­nu­men­to.

La idea, mag­ní­fi­ca en to­dos los sen­ti­dos, ha si­do re­ci­bi­da con en­tu­sias­mo y la elec­ción de Madrid pa­ra ser el lu­gar de co­lo­ca­ción es ló­gi­ca al tra­tar­se de un ho­me­na­je sa­ni­ta­rio na­cio­nal. Pron­to, es­te de­seo sen­ti­do por mi­les de es­pa­ño­les ve­rá la luz en las ma­nos de un es­cul­tor que ya tie­ne gran­des fi­gu­ras en el cen­tro de la ca­pi­tal de Es­pa­ña.

Pa­ra no­so­tros es­ta no­ti­cia tie­ne un es­pe­cial in­te­rés y un sa­bor fa­mi­liar de ca­rác­ter onu­ben­se. La do­na­ción ofre­ci­da por don Die­go Mu­ri­llo es sim­ple­men­te el re­fle­jo del ca­rác­ter, la va­lía y la en­tre­ga de es­te pro­fe­sio­nal, li­ga­do en par­te a Huel­va.

Co­no­cí a Mu­ri­llo con mo­ti­vo de las obras de re­for­mas rea­li­za­das en el edi­fi­cio del Co­le­gio de Mé­di­cos, don­de hoy el sa­lón de ac­tos de la ins­ti­tu­ción mé­di­ca onu­ben­se lle­va el nom­bre de es­te ilus­tre pró­cer y ami­go.

La unión fa­mi­liar de es­te per­so­na­je, me­ce­nas de mu­chas co­sas, con nues­tra pro­vin­cia vie­ne de un fa­mi­liar su­yo que ejer­ció de mé­di­co en La Na­va, en ple­na Sie­rra de Huel­va, don­de de­jó un re­cuer­do im­bo­rra­ble por su en­tre­ga pro­fe­sio­nal y ge­ne­ro­si­dad.

Don Pas­cual Mu­ri­llo, és­te era el nom­bre de tan re­cor­da­do ga­leno, co­no­ci­do en to­dos los pue­blos se­rra­nos. La pri­me­ra vez que le vi fue con mo­ti­vo de una con­fe­ren­cia que di en unos ac­tos pro­mo­vi­dos por di­cho mé­di­co: las Fies­tas del Me­lo­co­tón. La úl­ti­ma, con mo­ti­vos de un tris­te ac­ci­den­te en la Dehe­sa de los Va­lles, en el ter­mino de Cum­bres de San Bar­to­lo­mé, don­de de­mos­tró to­do su ca­rác­ter pro­fe­sio­nal, de sa­cri­fi­cio y en­tre­ga, por sal­var una vi­da en un vo­raz in­cen­dio.

La fa­mi­lia Mu­ri­llo es de nue­vo re­cuer­do, pa­ra mí, en es­tas dos ver­tien­tes lle­nas de ge­ne­ro­si­dad.

El mo­nu­men­to que se va a le­van­tar en Madrid en ho­me­na­je a to­dos los sa­ni­ta­rios que lu­cha­ron y lu­chan con­tra la pan­de­mia pro­cla­ma­rá la gran­de­za de es­tos hom­bres y mu­je­res ejem­pla­res de nues­tro si­glo.

JO­SÉ MARÍA SE­GO­VIA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.