“He­mos tra­ba­ja­do muy a gus­to por­que es por un bien co­mún”

Jua­na Gon­zá­lez Gó­mez y Fa­bián Al­bé Tra­vés son la en­car­ga­da del ser­vi­cio de lim­pie­za de in­te­rio­res y el cris­ta­le­ro en el Ayun­ta­mien­to de Pun­ta Um­bría

Huelva Informacion - - La Crisis Del Coronaviru­s - Jor­di Lan­de­ro

Jua­na Gon­zá­lez Gó­mez y Fa­bián Al­bé Tra­vés son la en­car­ga­da del ser­vi­cio de lim­pie­za de in­te­rio­res y el cris­ta­le­ro –aun­que por la ac­tual cri­sis sa­ni­ta­ria ha­ce aho­ra de to­do–, en el Ayun­ta­mien­to de Pun­ta Um­bría, res­pec­ti­va­men­te, y co­mo el res­to de com­pa­ñe­ros, lle­van ya más de dos me­ses “a pi­ñón” lu­chan­do con­tra la pro­pa­ga­ción del co­ro­na­vi­rus en di­cha lo­ca­li­dad cos­te­ra.

Así lo han re­la­ta­do am­bos a Huel­va In­for­ma­ción, aña­dien­do que con la lle­ga­da de la deses­ca­la­da, no so­lo no han ba­ja­do el rit­mo de tra­ba­jo, sino que lo han te­ni­do que “re­for­zar” por­que la gen­te se es­tá re­in­cor­po­ran­do a sus pues­tos de tra­ba­jo y por­que ca­da vez hay más per­so­nas en la ca­lle.

Se­gún Jua­na Gon­zá­lez, cuan­do to­do es­to em­pe­zó, pa­ra ella con­cre­ta­men­te el pa­sa­do 12 de mar­zo, “nos sen­ta­mos con el Ayun­ta­mien­to y de­ci­di­mos ini­ciar de in­me­dia­to las la­bo­res de de­sin­fec­ción tan­to en in­te­rio­res co­mo en la ca­lle, so­bre to­do te­nien­do muy pre­sen­tes las no­ti­cias que nos llegaban so­bre lo que es­ta­ba su­ce­dien­do en Madrid”. “Ba­jo nin­gún con­cep­to que­ría­mos que eso lle­ga­se a Pun­ta Um­bría y nos pu­si­mos ma­nos a la obra”.

En su ca­so con­cre­to, ade­más, re­co­no­ce que su for­ma de ac­tuar y sus de­ci­sio­nes han es­ta­do “muy mar­ca­das” des­de el pri­mer mo­men­to de la cri­sis por lo que le iba con­tan­do una her­ma­na su­ya que vi­ve en la ca­pi­tal de Es­pa­ña.

Afir­ma, por otra par­te, que an­tes de em­pe­zar se es­ta­ble­ció un pro­to­co­lo de ac­tua­ción tan­to pa­ra la lim­pie­za via­ria co­mo pa­ra la de lim­pie­za del in­te­rior de los edi­fi­cios mu­ni­ci­pa­les, con­cre­tan­do en pri­mer lu­gar la ne­ce­si­dad de usar to­do ti­po de ma­te­rial de pro­tec­ción: EPI, ga­fas, mas­ca­ri­llas, guan­tes o mo­nos de tra­ba­jo, en­tre otros, po­nien­do en va­lor que “des­de el pri­mer mo­men­to he­mos es­ta­do abas­te­ci­dos de to­do tan­to por par­te del Ayun­ta­mien­to, co­mo por la em­pre­sa con­ce­sio­na­ria en la que tra­ba­ja –Ur­ba­ser–”.

A par­tir de ahí los 40 tra­ba­ja­do­res ads­cri­tos al ser­vi­cio de lim­pie­za via­ria, y los 29 del de in­te­rio­res, “em­pe­za­mos to­dos a una y por cua­dri­llas, ma­ña­na y tar­de, a de­sin­fec­tar­lo ab­so­lu­ta­men­te to­do”. En el ca­so del in­te­rior de los edi­fi­cios se cen­tra­ron en pa­sa­ma­nos, po­mos, sue­los, mos­tra­do­res, or­de­na­do­res, te­cla­dos, ba­ños o ac­ce­sos; y en el de la lim­pie­za via­ria en la de­sin­fec­ción de to­das las ca­lles del mu­ni­ci­pio con el apo­yo de trac­to­res equi­pa­dos con ato­mi­za­do­res.

De los pri­me­ros días re­cuer­da Jua­na Gon­zá­lez con gra­cia la “enor­me sor­pre­sa” que en­tre los fun­cio­na­rios mu­ni­ci­pa­les cau­sa­ban las tra­ba­ja­do­ras cuan­do en­tra­ban a lim­piar los dis­tin­tos de­par­ta­men­tos: “equi­pa­das con los EPI y el res­to de pro­tec­cio­nes no se nos re­co­no­cía y mu­chos de ellos in­clu­so se lle­ga­ron a asus­tar, o nos con­fun­die­ron con el ejér­ci­to a te­nor de las imá­ge­nes que les llegaban a tra­vés de la te­le”.

Por su par­te Fa­bián Al­bé sub­ra­ya que “to­dos he­mos tra­ba­ja­do muy a gus­to por­que éra­mos cons­cien­tes de que es­tá­ba­mos ha­cién­do­lo por el bien co­mún”, a lo que aña­de que “to­dos he­mos ido a una pa­ra su­pe­rar es­to y pa­ra sa­lir de es­ta cri­sis lo me­jor po­si­ble”.

Con res­pec­to al día a día, am­bos ase­gu­ran que el “úni­co mie­do que mu­chos de no­so­tros he­mos pa­sa­do ha si­do al lle­gar a ca­sa por el ries­go de con­ta­giar a nues­tros fa­mi­lia­res”. “Al lle­gar a ca­sa me de­sin­fec­ta­ba to­do, la­va­ba la ro­pa, y has­ta que no me du­cha­ba no en­tra­ba en con­tac­to mi fa­mi­lia”, apun­ta Fa­bián, a lo que Jua­na aña­de que tra­ba­jan­do “no he pa­sa­do mie­do por­que me he sen­ti­do pro­te­gi­da y se­gu­ra en to­do mo­men­to, y por­que creo que es­ta­mos ha­cién­do­lo to­do con mu­cha res­pon­sa­bi­li­dad”.

Co­mo en­car­ga­da, Jua­na quie­re dar las gra­cias por una par­te a to­dos los em­plea­dos del ser­vi­cio “por­que han tra­ba­ja­do has­ta la ex­te­nua­ción y sin es­cu­char ni una que­ja”, al Ayun­ta­mien­to y a la em­pre­sa “por­que han tra­ba­ja­do co­do con co­do con no­so­tros”, y al pue­blo de Pun­ta Um­bría en ge­ne­ral “por su ex­ce­len­te com­por­ta­mien­to du­ran­te el confinamie­nto”.

So­bre to­do lo que ha pa­sa­do, Jua­na se mues­tra con­ven­ci­da de que “va a mar­car un an­tes y un des­pués en la vi­da de to­dos. Es­to nos ha da­do una bue­na lec­ción de hu­mil­dad que nos tie­ne que lle­var a va­lo­rar co­sas que has­ta aho­ra no he­mos apre­cia­do”. Por su par­te Fa­bián se que­da “con la unión de los tra­ba­ja­do­res y con el com­pa­ñe­ris­mo y el res­pe­to que he­mos te­ni­do en­tre to­dos”.

FOTOS: J. LANDEERO

Jua­na Gon­zá­lez Gó­mez y Fa­bián Al­bé Tra­vés.

El cris­ta­le­ro y la en­car­ga­da del ser­vi­cio de lim­pie­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.