“Es­ta­ble­cí re­la­ción con el po­li­cía que in­ter­pre­to”

El ac­tor ga­lle­go es Ser­gio, je­fe de ope­ra­cio­nes de la po­li­cía en la se­rie de Da­ni de la To­rre pa­ra Mo­vis­tar +

Huelva Informacion - - Televisión - Cris­ti­na Abel

Ac­tor de ra­za, se­cun­da­rio cum lau­de de esos a los que na­die ha re­ga­la­do na­da y se han ga­na­do a pul­so el re­co­no­ci­mien­to. Cuen­ta Luis Zahera que tie­ne gra­ba­da en la me­mo­ria aquel 12 de fe­bre­ro de 1982 cuan­do su her­ma­na Án­ge­les le lle­vó a ver la obra An­gé­li­ca en el um­bral del cie­lo. Des­de en­ton­ces que­dó pren­di­do por el tea­tro. El com­pos­te­lano de­jó muy buen sa­bor de bo­ca co­mo Fe­rro en Vi­vir sin per­mi­so (Te­len­ci­co), re­ma­ta, una vez más, su in­ter­pre­ta­ción en la se­rie de Da­ni de la To­rre pa­ra Mo­vis­tar+, La Uni­dad, que se pue­de ver ba­jo de­man­da.

–Su ca­rre­ra es­tá mar­ca­da por per­so­na­jes os­cu­ros, en­tre el nar­co­trá­fi­co y la co­rrup­ción ¿Có­mo se sin­tió en la piel de Ser­gio, el je­fe de ope­ra­cio­nes de La Uni­dad?

–Es un pe­que­ño cam­bio en mi tra­yec­to­ria. Es­toy muy con­ten­to por­que no es un ma­lí­si­mo, se tra­ta de un ti­po co­rrien­te, con mu­cha pa­sión por su tra­ba­jo.

–Es­ta se­rie es­tá ba­sa­da en he­chos reales. ¿Le fa­ci­li­tó es­te he­cho la pre­pa­ra­ción del per­so­na­je?

–Tu­vi­mos la for­tu­na de co­no­cer a los po­li­cías a los que íba­mos a in­ter­pre­tar. Es­ta­ble­cí una re­la­ción muy es­tre­cha con el po­li­cía al que in­ter­pre­to, has­ta me in­vi­tó a vi­vir en su ca­sa cua­tro días y com­par­tí ac­ti­vi­da­des re­la­cio­na­das con su pro­fe­sión. Es la pri­me­ra vez que in­ter­pre­to a una per­so­na a la que co­noz­co. Con las ani­ma­la­das de per­so­na­jes que sue­lo in­ter­pre­tar, un po­co tur­bias, no pue­des te­ner un acer­ca­mien­to muy di­rec­to con ese ti­po de su­je­tos y tie­nes que re­cu­rrir a la ima­gi­na­ción. Le pe­dí per­mi­so a Da­ni pa­ra po­der uti­li­zar su for­ma de ex­pre­sar­se: muy de­ci­mo­nó­ni­ca.

–¿Qué le apor­tó?

–Es­pe­ro que no pa­rez­ca sim­ple la res­pues­ta, pe­ro des­cu­brí que so­mos to­dos bas­tan­te pa­re­ci­dos. Es de­cir, la pa­sión que se nos su­po­ne a los ac­to­res, pin­to­res, ar­tis­tas... con nues­tro tra­ba­jo es la mis­ma en su ca­so. Tu­ve la opor­tu­ni­dad de ver­le de cer­ca en su mun­do y fui tes­ti­go de có­mo lo con­tro­la­ba ab­so­lu­ta­men­te to­do.

–Tra­ba­jó con Da­ni de la To­rre en El des­co­no­ci­do, pe­ro ¿có­mo ha si­do es­te pri­mer tra­ba­jo con­jun­to pa­ra te­le­vi­sión?

–Es un gran ami­go. Cuan­do te co­no­ces de otros tra­ba­jos es muy có­mo­do lle­var a ca­bo una se­rie co­mo es­ta. Es un di­rec­tor es­pe­cia­li­za­do en el gé­ne­ro de la ac­ción y, ade­más,con­fía mu­chí­si­mo en los ac­to­res. Nos dio mu­cha li­ber­tad pa­ra tra­ba­jar. To­do lo que di­ce Ser­gio, ab­so­lu­ta­men­te to­do, son fra­ses de es­te po­li­cía. Pa­ra po­der ha­cer eso tie­nes que con­tar con el OK del di­rec­tor, que es mi ami­go, oro pu­ro.

– ¿Ha per­ci­bi­do el sal­to de ca­li­dad de las se­ries es­pa­ño­las, que mi­ran ha­cia el ex­te­rior?

–Sí, sin­ce­ra­men­te. Co­mo di­cen mis so­bri­nos: es­to no es una épo­ca de cam­bio, es un cam­bio de épo­ca. Creo to­do va­rió con la lle­ga­da de HBO y Ne­flix. No soy un gran es­pe­cia­lis­ta, soy so­lo un ac­tor, pe­ro sí que creo que es­ta­mos en un cam­bio de épo­ca y ha lle­ga­do pa­ra que­dar­se. De ni­ño, pa­ra ver mi se­rie fa­vo­ri­ta, que era Los án­ge­les de Char­lie, me te­nía que es­pe­rar sie­te días, y a día de hoy pue­des ver­lo to­do del ti­rón. Co­mo ac­tor me pro­du­ce una sen­sa­ción ex­tra­ña, cier­ta frus­tra­ción por­que se ne­ce­si­tan me­ses pa­ra ha­cer una pro­duc­ción . Es una épo­ca in­tere­san­te, se tra­ba­ja más. Me sien­to un afor­tu­na­do por­que no me fal­tan opor­tu­ni­da­des.

–¿Có­mo ha vi­vi­do es­tos me­ses? –Creo que val­go un po­co pa­ra la adap­ta­bi­li­dad. Nues­tro tra­ba­jo con­sis­te en es­tar 90 días en una ca­ra­va­na por­que rue­das al la­do de un río y lue­go tras­la­dar­te a un su­per­ho­tel. Tu­ve la suer­te de es­tar tra­ba­jan­do du­ran­te el en­cie­rro. Co­la­bo­ro en un pro­gra­ma en TVG, Land Ro­bert Tu­nai Show, un día a la se­ma­na con lo cual me dis­traía. Di­cen que es­ta pro­fe­sión es co­mo el efec­to sie­rra, es­tás arri­ba y aba­jo y aho­ra me en­cuen­tro en un mo­men­to dul­ce. –¿La pan­de­mia ha tras­to­ca­do sus pró­xi­mos ro­da­jes?

–Por suer­te,no. Ten­go un pro­yec­to con Alea Me­dia, la pro­duc­to­ra de Te­le­cin­co que lle­va Ai­tor Ga­bi­lon­do ( Vi­vir sin per­mi­so), pa­ra acom­pa­ñar a Jo­se Co­ro­na­do en su si­guien­te se­rie. No tie­ne tí­tu­lo y sé muy po­co de ella, la idea ma­dre par­te de la pe­lí­cu­la El gran To­rino y si to­do va bien, en sep­tiem­bre u oc­tu­bre es­ta­re­mos ro­dan­do. Hay tam­bién otro tra­ba­jo con el di­rec­tor Ro­dri­go So­ro­go­yen, que se ro­da­rá en Ga­li­cia. La ver­dad es que el te­lé­fono va so­nan­do.

–Ha he­cho muy bue­nas mi­gas con Co­ro­na­do en Vi­vir sin per­mi­so, pa­re­ce que en ese tán­dem hay muy bue­na quí­mi­ca... –No soy el más in­di­ca­do pa­ra de­cir­lo por­que no me gus­ta mu­cho ver­me, pe­ro gra­cias. Co­mo di­ce el maes­tro Ser­gio Pe­ris-Men­che­ta,un gran ami­go, ver­me no me apor­ta na­da. Pe­ro sí es cier­to que la gen­te ha per­ci­bi­do una cier­ta quí­mi­ca y han dis­fru­ta­do mu­cho con nues­tro tra­ba­jo. Eso es lo que re­co­jo y va­lo­ro.

Es­to no es una épo­ca de cam­bios, es un cam­bio de épo­ca, se no­ta el sal­to de ca­li­dad de las se­ries es­pa­ño­las”

MO­VIS­TAR

Luis Zahera en una es­ce­na so­bre el re­co­no­ci­mien­to de un te­rro­ris­ta yiha­dis­ta en la se­rie ‘La uni­dad’ de Mo­vis­tar +.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.