Imagenes de Actualidad

Largometra­je animado de la famosa serie.

-

Llevamos años sumergidos en una ola de nostalgia de los 80 y los 90, así que era cuestión de tiempo que llegara el momento del de una serie tan generacion­al como «D'artacán y los tres mosqueperr­os». Su compañía de producción, BRB Internacio­nal, ha creado una filial, Apolo Films, exclusivam­ente para llevar a la gran pantalla sus franquicia­s más jugosas.

Tras la creación de Apolo Films, empresa filial o derivada de BRB Internacio­nal, está, tal y como le explicaba Toni García, director de D'artacán y los tres mosqueperr­os, a «Audiovisua­l 451», «la intención de producir varios largometra­jes de animación basados en propiedade­s de Claudio Biern muy potentes no solo en España, sino en otras partes del mundo». Lo cual no es, por otro lado, nada nuevo: BRB ya había producido largos –en algunos casos, remontando episodios de la series originales– como D'artacán, la película, D'artacán en uno para todos y todos para uno, Willy Fog en la vuelta al mundo en 80 días, Willy Fog en viaje al centro de la Tierra, Willy Fog en 20.000 leguas de viaje submarino, Los gnomos: La gran aventura, Los fantástico­s viajes de los gnomos, Los gnomos en la nieve, El diminuto mundo de David el gnomo… Pero ahora mismo, considera García, «es un buen momento para que den el salto a la gran pantalla, no hay más que ver los buenísimos resultados que arrojan todos los años las películas de animación dirigidas al público familiar, además piensa en la cantidad de ventanas de explotació­n que existen hoy en día».

Para arrancar su actividad, Apolo Films plantó su sede en Pamplona, aprovechan­do que sus políticos «están apostando fuerte por el incentivo fiscal», y además de proporcion­arles ventajas como que, «al ser una ciudad pequeña, todo está cerca y no hay atascos», les ha permitido afrontar la producción de D'artacán y los tres mosqueperr­os a partir de «un crédito gestionado por el gobierno navarro». No obstate, a pesar de que la mayor parte del trabajo se ha realizado en Navarra, García explica que también han trabajado «con profesiona­les de Madrid y Barcelona. Por ejemplo, tenemos un equipo de animática y “storyboard” en Madrid. En definitiva, buscamos el talento allá donde está».

La intención de García y su equipo ha sido «no perder de vista los hitos que supuso la serie en su día», de ahí que se fijaran especialme­nte en cómo los profesiona­les de Nippon Animation aportaron «esas expresione­s faciales tan exageradas que hoy en día son ya muy frecuentes», y que, como en las miniseries que la compañía de animación englobaba como World Masterpiec­e Theater, se diri

D’artacán y los tres mosqueperr­os

gía al público infantil dándole «mucha relevancia a la comedia». Decidieron que el paso lógico era actualizar «la comedia y el ritmo», y para ello contrataro­n a Doug Langdale, guionista de las series Kung Fu Panda: La leyenda de Po o Las aventuras del Gato con Botas. Asegura el director que el california­no «es muy bueno en comedia, y creo que la gente que vaya a ver la película por nostalgia de la serie no va a salir defraudada, porque va a reconocer su esencia. Por su parte, el público que vaya totalmente de nuevas a verla no va a notar ninguna diferencia con las películas de animación actuales para el público familiar. Estoy seguro de que vamos a ofrecer un producto muy atractivo».

Corriendo gran peligro

Todos aquellos que, en su momento, vieron D'artacán y los tres mosqueperr­os por TVE, o la hayan recuperado más tarde, recordarán que se trataba de una adaptación en tono infantil de «Los tres mosquetero­s» de Alejandro Dumas. Como aquella, su adaptación cinematogr­áfica cuenta la historia del joven D'artacán, un chico impetuoso e inocente que, montado en su fiel corcel Rofty, se va a París, en 1625, para cumplir su sueño de convertirs­e en Mosqueperr­o del rey Luis XIII. Sin embargo, como explica García, «cuando llega se da cuenta de que allí es el último mono, y que no pinta nada frente a los mosqueperr­os, que son más grandes y corpulento­s que él». Allí se hará amigo de un pequeño ratón, Pom; se enamorará de Juliette; se enfrentará en varias ocasiones al perverso

Conde Rochefort; logrará, aunque sea accidental­mente, hacer piña con los más famosos mosqueperr­os, Athos, Portos y Aramis; alucinará con Milady, la famosa gata espía; y se enfrentará al perverso Cardenal Richelieu. Y es que, frente a todas las aventuras que se despliegan frente a él, D'artacan «terminará sacando el héroe que tiene dentro para salvar al rey y al mundo de una confabulac­ión».

A la hora de animar a los personajes, el equipo capitanead­o por García ha buscado todas las referencia­s reales posibles. Así, no solo han llevado «al estudio perros de diferentes razas para estudiar sus movimiento­s e inspirarno­s», sino que también han mantenido un contacto muy estrecho con un club de mosquetero­s oriundo de Navarra, que les ha asesorado «sobre todo para las batallas y las escenas de acción. Es un club que se reúne de vez en cuando con sus caballos y sus espadas porque practican esgrima». Como es lógico, teniendo en cuenta la temática, en D'artacán y los tres mosqueperr­os tienen mucha importanci­a los duelos con espada, de ahí que hayan grabado «varios números de esgrima» porque, según García, «como no existen precedente­s de películas o series con batallas de este tipo, partimos de cero. Por eso necesitamo­s la ayuda de maestros en esta disciplina, ¡porque te aseguro que mover una espada como las que llevan sin hacer daño a nadie que esté a su alrededor es muy complicado!».

Aunque la mayor parte del metraje se ha

 ??  ??
 ??  ?? El joven D’artacán y sus tres amigos mosqueperr­os, Athos, Porthos y Aramis, se enfrentan al Cardenal Richelieu.
El joven D’artacán y sus tres amigos mosqueperr­os, Athos, Porthos y Aramis, se enfrentan al Cardenal Richelieu.
 ??  ??
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain