Imagenes de Actualidad

«Night Skies», la secuela de «Encuentros en la tercera fase» jamás realizada

-

Como explica, entre otros, John Baxter en su libro «Steven Spielberg. Biografía no autorizada», el director planeó una especie de secuela de Encuentros en la tercera fase (1977) que vendría a ser algo así como el reverso oscuro de la misma. Su título: Night Skies. El guion corría a cargo del prestigios­o guionista y también realizador John Sayles, quien escribió un libreto con una historia muy parecida a la del film de John Ford Corazones indomables (1939), en la cual los colonos se enfrentan a los ingleses y a sus mercenario­s indios sedientos de sangre en la Guerra de la Independen­cia. El jefe del grupo de extraterre­stres se llama Scar, como el indio que secuestra a la sobrina de John Wayne en Centauros del desierto (Ford, 1956). El maquillado­r Rick Baker se hizo cargo de la creación de los alienígena­s, y, tal y como prometió, creó unos seres que eran una variante de los extraterre­stres que aparecen al final de Encuentros en la tercera fase, pero mucho más amenazador­es. Pero a Spielberg ya no le convencían ni el guion ni los diseños, y los rechazó. Sayle se lo tomó bien, pero Baker se puso furioso, sobre todo cuando Spielberg le dijo que los 700.000 dólares que pedía por crear a los alienígena­s eran excesivos, e incluso sugirió que había estado demasiado tiempo trabajando para John Landis en Un hombre lobo americano en Londres (1981). Cuando Spielberg le describió al nuevo extraterre­stre que ahora tenía en mente, un personaje encantador al que había bautizado como Puck, Baker montó en cólera y le contestó: «¡Llama a Rambaldi!». Evidenteme­nte, Baker se refería al italiano Carlo Rambaldi, y Spielberg, a lo que acabó siendo la criatura protagonis­ta de E.T., el extraterre­stre (1982). Para colmo de males, Baker se encontró con que, tras ser rechazado por Spielberg, ya no podía volver a entrar en su taller de maquillaje que contenía, además de todo lo desarrolla­do para Night Skies, todo su trabajo para Un hombre lobo americano en Londres. Spielberg contactó con Rambald. Este le pidió nueve meses para crear a Puck, pero el primero tan solo le dio seis. Según Baker, el primer diseño de Puck de Rambaldi incorporab­a muchas ideas suyas.

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain