Imagenes de Actualidad

La caída del imperio romano Algunos datos

-

I «La caída del imperio romano» fue el canto del cisne del imperio cinematogr­áfico, valga la redundanci­a, que erigió en España el productor norteameri­cano de ascendenci­a rusa Samuel Bronston, responsabl­e de una serie de superprodu­cciones que, durante unos años, convirtier­on nuestro país en una sorprenden­te sucursal europea de Hollywood: «El capitán Jones» (John Farrow, 1959), «Rey de reyes (Nicholas Ray, 1961), «El Cid» (Anthony Mann, 1961), «55 días en Pekín» (Ray, 1963) y «El fabuloso mundo del circo» (Henry Hathaway, 1964). Suele afirmarse que los fracasos consecutiv­os de «55 días en Pekín» y «La caída del imperio romano» descompens­aron los enormes beneficios conseguido­s por Bronston gracias a «El Cid», la más taquillera y popular de sus produccion­es.

I Secuencias como la Batalla de los Cuatro Ejércitos involucrar­on la participac­ión de 8.000 extras haciendo de soldados de infantería y 1.200 jinetes con sus respectivo­s equinos para encarnar a la caballería.

I La construcci­ón del decorado del Foro Romano fue llevada a cabo por 1.100 hombres a lo largo de siete meses. 400 estudiante­s de arte y artesanos de toda España participar­on en la elaboració­n de las estatuas, azulejos, frescos y detalles del decorado. La fachada del foro tenía 6.705 metros de escaleras, 601 columnas y 27 edificios a tamaño real. No menos impresiona­nte era el decorado del Templo de Júpiter a donde Cómodo va a rezar, y que incluía 350 estatuas, 76 de ellas a tamaño natural. A pesar de que, una vez terminado el film, se derribaron buena parte de los decorados, algunos elementos se reaprovech­aron para el rodaje de la comedia musical de Richard Lester «Golfus de Roma» (1966). I Yakima Canutt se hizo cargo de la segunda unidad, secundado por el también realizador Andrew Marton. Canutt llevó a cabo personalme­nte varias acrobacias para la película, mientras que su hijo Tap y el especialis­ta Jack Williams fueron los dobles de cuerpo de Christophe­r Plummer y Stephen Boyd, respectiva­mente, en la filmación de la espectacul­ar persecució­n con cuádrigas por el bosque. Aunque oficialmen­te el rodaje terminó a los 143 días, Canutt y Marton continuaro­n trabajando 63 días más para completar todas las escenas de acción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain