InStyle (Spain)

JANE

- MARILÓ GARCÍA

LOS ADJETIVOS SE QUEDAN CORTOS PARA DESCRIBIR A LA INCOMBUSTI­BLE FEMINISTA, COMBATIVA, VISIONARIA… A SUS 82 AÑOS, LA ACTRIZ CONTINÚA EN LUCHA (ESTA VEZ CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO), PROTAGONIZ­A LA ÚLTIMA CAMPAÑA SOSTENIBLE DE GUCCI Y PUBLICA NUEVO LIBRO SOBRE SU ACTIVISMO.

Al lobo de la crisis climática le ha salido una Caperucita octogenari­a que pelea con contagioso fervor por la sostenibil­idad. Quién le iba a decir a Jane Fonda (Nueva York, 1937) que un abrigo rojo haría más por el medioambie­nte que cualquier campaña publicitar­ia. “Es la última prenda que voy a comprar”, prometía la conciencia­da actriz el pasado noviembre a las puertas del Capitolio. Cada viernes, ahí estaba ella, pertrechad­a bajo la ya archifamos­a prenda –la adquirió por 500 dólares en Neiman Marcus– mientras atacaba al consumismo, le daba cera a Donald Trump y se dejaba esposar delante de las cámaras para que media humanidad entendiera que sí, se puede (y se debe) luchar por un mundo mejor. Como siempre. Porque si de algo puede presumir Jane Fonda es de haberse convertido en una gurú del compromiso político para varias generacion­es, comenzando por aquella que padeció la guerra del Vietnam y otorgó el título de Hanoi Jane a una actriz a la que le faltó tiempo para unirse a la causa antibelici­sta (sus activismo se narró para la posteridad en el documental Jane Fonda in Five Acts). Ya no se comprará más ropa como tampoco se acostará con más hombres. El boicot al shopping se une a su promesa de celibato. Lo comentó en 2017 cuando cortó con su última pareja conocida, el productor musical Richard Perry. “He cerrado la tienda ahí abajo. No voy a salir con nadie más, estas cosas acaban cuando tú lo decides.” Convertida en icono erótico por obra y gracia de la película Barbarella, dirigida por su primer marido, Roger Vadim, padre de su primera hija, la actriz se casó dos veces más. Con el activista Tom Hayden cambió el idealizado Hollywood de los 60 por el no a la guerra. Fueron años en los que batalló también contra la anorexia, tuvo a su segundo hijo y se convirtió en diosa del aerobic: gracias a sus esfuerzos, el fitness pasó a ser para millones de mujeres un aliado, no un suplicio. Al igual que logró quitarse la losa de ser ‘la hija de Henry Fonda’ –y de perdonarle que le hiciera creer que el suicidio de su madre, Frances Seymour, había sido un accidente–, la alumna del Actor’s Studio también dejó de ser la ‘ingenua explosiva’ (como en aquel western cómico del mismo título que promocionó vestida con un jersey amarillo a rayas y mirada cándida). Su personaje de prostituta en Klute le valió su primer Oscar; El regreso, con Vietnam de fondo, le daría el segundo. Luego, en los 90, formaría pareja ideológica­mente dispareja con el magnate conservado­r de la CNN, Ted Turner, con el que adoptaría a una niña afroameric­ana y por el que se retiraría del cine… hasta 2005. Una especie de extraño punto y aparte en su vida, pues 15 años después ha vuelto a las barricadas al tiempo que triunfa en televisión. En diciembre, Jane Fonda cumplirá los 83 y aún tiene tiempo de protagoniz­ar su propia serie, Grace y Frankie – cuya séptima temporada llegará a Netflix en 2021–, junto a Lily Tomlin, gran amiga desde que rodaran la hilarante Cómo eliminar a su jefe, que visibiliza­ba la brecha salarial entre géneros. Una resurrecci­ón televisiva –con aparicione­s estelares en la alfombra roja– a la que ha seguido la última campaña de Gucci, Off the Grid, una colección fabricada con materiales reciclados muy en consonanci­a con el mensaje sostenible de su embajadora, en un momento en el que la industria de la moda se replantea su futuro. A esto hay que añadir la publicació­n de un libro este mes sobre su particular cruzada medioambie­ntal (What Can I Do?) para dejar claro que todos podemos hacer algo y cuyas ganancias irán a parar a Greenpeace. “Este es el último momento posible en la historia en que cambiar el rumbo puede significar salvar vidas y especies en una escala inimaginab­le. Es demasiado tarde para la moderación”, sentencia la actriz. La batalla continúa. s

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain