Tres ener­gías vi­ta­les

Integral Extra - - GUÍA PRÁCTICA DE AYURVEDA -

Los sa­bios ris­his en­ten­die­ron el mun­do a par­tir de los cin­co gran­des ele­men­tos. Y al crear el Ayur­ve­da co­mo sis­te­ma de cu­ra­ción, des­cri­bie­ron es­tos ele­men­tos de una ma­ne­ra más sim­pli­fi­ca­da, ca­rac­te­ri­zán­do­los co­mo tres ener­gías vi­ta­les o dos­has. Ca­da dos­ha es en reali­dad una com­bi­na­ción de dos ele­men­tos. Las tres dos­has son res­pon­sa­bles de to­dos los pro­ce­sos fi­sio­ló­gi­cos y psi­co­ló­gi­cos en tu cuer­po y tu men­te. Son fuer­zas di­ná­mi­cas que de­ter­mi­nan el cre­ci­mien­to y la de­sin­te­gra­ción. Ca­da uno de nues­tros ras­gos fí­si­cos, nues­tras ca­pa­ci­da­des men­ta­les y nues­tras tendencias emo­cio­na­les pue­den ser des­cri­tos me­dian­te las tres dos­has. Al igual que los ele­men­tos, las dos­has no son de­tec­ta­bles por los sen­ti­dos, pe­ro sus cua­li­da­des sí. Y tie­nen las cua­li­da­des de sus dos ele­men­tos cons­ti­tu­yen­tes, ais­la­dos y en com­bi­na­ción. Va­ta, por ejem­plo, tie­ne las cua­li­da­des del ai­re y del éter, más las que co­rres­pon­den a la com­bi­na­ción de am­bos. Va­ta, pit­ta y kap­ha desem­pe­ñan fun­cio­nes es­pe­cí­fi­cas en el cuer­po, pe­ro no

ac­túan in­de­pen­dien­te­men­te. La sa­lud ple­na y el bie­nes­tar só­lo son po­si­bles cuan­do las dos­has tra­ba­jan jun­tas y en ar­mo­nía. Ade­más, las tres dos­has cam­bian cons­tan­te­men­te, por efec­to de las cua­li­da­des dós­hi­cas que se dan en su for­ma de vi­da y am­bien­te, que va­rían con la ho­ra, con las es­ta­cio­nes, etc. Cuan­do re­co­noz­cas las cua­li­da­des de las dos­has en tu cuer­po y en tu vi­da co­ti­dia­na, se­rás ca­paz de em­plear el Ayur­ve­da pa­ra man­te­ner­las en un equi­li­brio sa­lu­da­ble y be­ne­fi­cio­so pa­ra ti. Y si apren­des a dis­cer­nir los des­equi­li­brios po­drás apli­car­lo pa­ra com­pen­sar tus dos­has y re­cu­pe­rar la sa­lud.

CUA­LI­DA­DES DE LAS TRES DOS­HAS

Pa­ra ma­ne­jar el Ayur­ve­da importa ser cons­cien­te de las cua­li­da­des que uno ex­pe­ri­men­ta y re­la­cio­nar­las con las cua­li­da­des de las dos­has. Así, el ca­lor lo re­la­cio­na­mos con pit­ta. Un fue­go ca­lien­ta, irra­dia y as­cien­de; su ca­lor fun­de y pe­ne­tra. Los dos ele­men­tos de kap­ha es­tán más equi­li­bra­dos; su dos­ha guar­da re­la­ción con las cua­li­da­des de hu­me­dad, pe­so y so­li­dez. El ba­rro es un sí­mil útil: es frío y blan­do, pe­sa­do y den­so, y pue­de des­li­zar­se len­ta­men­te ha­cia aba­jo. Aho­ra ve­re­mos las pa­la­bras-cla­ve que des­cri­ben las cua­li­da­des aso­cia­das a las dos­has. Una vez te ha­yas he­cho una idea ge­ne­ral de las que co­rres­pon­den a ca­da una, co­mien­za a pen­sar acer­ca de tí mis­ma en tér­mi­nos dós­hi­cos. Y así es­ta­rás en con­di­cio­nes de de­ci­dir qué cua­li­da­des deberías aña­dir o re­du­cir, pa­ra con­se­guir que tus dos­has ac­tua­ran ar­mo­nio­sa­men­te. Pa­ra apren­der y co­no­cer me­jor el Ayur­ve­da, con­vie­ne em­pe­zar ais­lan­do los con­cep­tos de va­ta, pit­ta y kap­ha pa­ra fa­mi­lia­ri­zar­te con su ga­ma de cua­li­da­des, an­tes de in­ten­tar apli­car­las a las com­ple­ji­da­des de la men­te y el cuer­po hu­ma­nos. Las he­mos re­la­cio­na­do se­pa­ra­da­men­te por co­mo­di­dad, pe­ro VPK no son ener­gías separadas, sino di­fe­ren­tes as­pec­tos de la mis­ma ener­gía: siem­pre se dan jun­tas, en una in­fi­ni­ta va­rie­dad de com­bi­na­cio­nes. A me­di­da que pro­fun­di­ces en ello, ve­rás có­mo se so­la­pan e in­ter­re­la­cio­nan sus cua­li­da­des. Tu cuer­po y tus ex­pe­rien­cias co­ti­dia­nas no cons­tan de una, sino de mu­chas cua­li­da­des. Apren­de a ver­los cua­li­ta­ti­va­men­te, buscando las prin­ci­pa­les cua­li­da­des de tus sen­ti­mien­tos y am­bien­tes, así co­mo las de tu reali­dad fí­si­ca y las reali­da­des de tu en­torno. A me­di­da que va­yas ad­qui­rien­do con­fian­za y ex­pe­rien­cia en es­te aná­li­sis cua­li­ta­ti­vo, se­rás más ca­paz de dis­tin­guir de­ta­lles más su­ti­les en las cua­li­da­des que ob­ser­ves.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.