«Zoodles»

4 for­mas de cor­tar ver­du­ras pa­ra ha­cer los sa­bro­sos es­pa­gue­ti ve­ge­ta­les

Integral - - Sumario - TEX­TOS DE BLAN­CA HERP, CON SU­GE­REN­CIAS CU­LI­NA­RIAS DE CRIS­TI­NA PÉ­REZ

QUÉ SON LOS ZOODLES

Los zoodles son fi­deos de ve­ge­ta­les. Es de­cir, ve­ge­ta­les cor­ta­dos en for­ma de es­pa­gue­ti, muy sa­nos (¡y “sin glu­ten”!). La pa­la­bra zoodles vie­ne de la fu­sión en­tre zuc­chi­ni (ca­la­ba­cín, en ita­liano) y nood­les (fi­deos, en in­glés), pe­ro tam­bién los co­no­ce­mos co­mo fi­deos ve­ge­ta­les o es­pa­gue­tis de ver­du­ras.

El ca­la­ba­cín es la ver­du­ra es­tre­lla con la que se ela­bo­ran los zoodles, aun­que la za­naho­ria, o in­clu­so la re­mo­la­cha, son tam­bién otras bue­nas op­cio­nes.

CÓ­MO HA­CER ZOODLES

PA­RA COR­TAR VE­GE­TA­LES

EN FOR­MA DE FI­DEOS

Pe­la­dor nor­mal. Con un pe­la­dor nor­mal lo que con­se­gui­mos es cor­tar el ca­la­ba­cín u otras ver­du­ras en for­ma de ta­lla­ri­nes, más que en for­ma de fi­deos. El mé­to­do es bien sen­ci­llo. Igual que lo uti­li­za­mos pa­ra pe­lar un ve­ge­tal, una vez que ya le he­mos qui­ta­do la piel, se­gui­mos ‘pe­lan­do’ la ver­du­ra, aun­que en es­te ca­so no es­ta­mos pe­lan­do sino la­mi­nan­do, cor­tan­do el ca­la­ba­cín u otro ve­ge­tal en for­ma de ta­lla­ri­nes.

Pe­la­dor de ver­du­ras en ju­lia­na. El pe­la­dor en ju­lia­na se di­fe­ren­cia del pe­la­dor nor­mal en que no tie­ne dos lá­mi­nas de cu­chi­llas li­sas, sino que una de sus cu­chi­llas es den­ta­da. Es un mé- to­do muy apro­pia­do por­que los pro­pios dien­tes de la cu­chi­lla, ade­más de la­mi­nar la ver­du­ra, lo van se­pa­ran­do en fi­ní­si­mas ti­ras, for­man­do así fi­deos muy del­ga­dos que pa­re­cen es­pa­gue­tis.

Man­do­li­na. Si al­guien quie­re apren­der có­mo ha­cer zoodles, la man­do­li­na es uno de los mé­to­dos más sen­ci­llos y efec­ti­vos. So­lo tienes que po­ner la ver­du­ra, so­bre la man­do­li­na, ha­bien­do co­lo­ca­do pre­via­men­te la cu­chi­lla ade­cua­da pa­ra es­te ti­po de cor­te. Des­pués, pa­sas el ve­ge­tal tan­tas ve­ces co­mo sea ne­ce­sa­rio has­ta aca­bar cor­tan­do el ca­la­ba­cín en­te­ro en fi­nos es­pa­gue­tis.

Es­pi­ra­li­za­dor de ver­du­ras. Exis­ten di­ver­sos uten­si­lios, tan­to ma­nua­les (los de la mar­ca Ge­fu es­tán muy bien) co­mo los eléc­tri­cos, por ejem­plo Kit­chen Crew con una bue­na re­la­ción ca- li­dad-pre­cio. To­dos es­tos apa­ra­tos no son ca­ros (los hay des­de 10-12 eu­ros) y fa­ci­li­tan mu­cho la ta­rea a la ho­ra de ela­bo­rar los zoodles.

Sim­ple­men­te se cor­ta la ver­du­ra de for­ma que uno de los ex­tre­mos que­de plano, fi­ja­mos es­ta par­te en el me­ca­nis­mo y ya es­tá.

Una vez que la ver­du­ra es­té co­lo­ca­da, con una mano hay que gi­rar la ma­ni­ve­la de for­ma ma­nual, de ma­ne­ra que la ver­du­ra da vuel­tas, y con la otra mano vas em­pu­jan­do sua­ve­men­te ha­cia ade­lan­te, con lo que los fi­deos sa­len per­fec­tos. Es la for­ma más sen­ci­lla, rá­pi­da y efi­caz de ha­cer zoodles.

CÓ­MO CO­CI­NAR LOS ZOODLES

Una vez que ya te­ne­mos los zoodles a pun­to, po­de­mos co­mer­los cru­dos, con al­gu­na sal­sa o ali­ño ade­cua­dos, o bien los co­ci­na­mos con al­gu­na de las re­ce­tas que te­ne­mos a mano. Vea­mos al­gu­nas op­cio­nes:

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.