Usos y pre­cau­cio­nes

Integral - - Aliado De La Salud -

• Raíz. La for­ma más an­ti­gua y tra­di­cio­nal de to­mar el re­ga­liz es di­rec­ta­men­te, mas­ti­can­do un tro­zo de raíz y tra­gan­do su ju­go.

• La in­fu­sión de re­ga­liz se pre­pa­ra con una cu­cha­ra­di­ta de raíz tro­cea­da a pe­da­ci­tos, por ca­da ta­za de agua, se hier­ve du­ran­te 2 ó 3 mi­nu­tos y se de­ja re­po­sar ta­pa­da 15 mi­nu­tos más.

• El ex­trac­to flui­do de re­ga­liz se to­ma a ra­zón de 15-20 go­tas 3 ve­ces al día di­lui­do en me­dio va­so de agua o in­fu­sión.

• Hi­per­ten­sión. Por su ac­ción so­bre las glán­du­las su­pra­rre­na­les, el ex­ce­so de re­ga­liz pue­de pro­du­cir hi­per­ten­sión y re­ten­ción de lí­qui­dos, so­bre to­do cuan­do se to­man ex­trac­tos, por lo que las per­so­nas hi­per­ten­sas de­be­rán mo­de­rar su uso, o con­su­mir pro­duc­tos ela­bo­ra­dos con re­ga­liz sin gli­ci­rri­ci­na. Tam­bién se aban­do­na­rá su uso en ca­so de em­ba­ra­zo o lac­tan­cia.

• Ex­trac­to en ta­ble­tas. Una for­ma ac­tual de to­mar es­ta plan­ta son las ta­ble­tas o pas­ti­lli­tas que se ofre­cen en her­bo­la­rios y far­ma­cias. Hay que evi­tar las que con­ten­gan azú­car ni con­ser­van­tes.

• Pa­ra en­dul­zar. La in­dus­tria ali­men­ta­ria la em­plea tam­bién co­mo edul­co­ran­te en mu­chos ali­men­tos, Su dul­zor, su­pe­rior al del azú­car común, es muy saludable.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.