La lu­na en las di­fe­ren­tes mi­to­lo­gías

Integral - - Sabiduría Personal -

Inuit: Alig­nak. El dios de la lu­na y del cli­ma. Con­tro­la las ma­reas, pre­si­de los te­rre­mo­tos y los eclip­ses y es­tá vin­cu­la­do a la vi­da fu­tu­ra.

Grie­ga: Ar­te­mi­sa. Dio­sa de la ca­za y de la lu­na cre­cien­te. Su equi­va­len­te ro­ma­na es Dia­na. A la mis­ma mi­to­lo­gía per­te­ne­ce Se­le­ne, la her­ma­na de He­lio, el dios del Sol, que se ce­le­bra­ba las no­ches de lu­na lle­na. Por úl­ti­mo te­ne­mos a Hé­ca­te, la dio­sa ma­dre, tam­bién aso­cia­da a la lu­na lle­na y la lu­na nue­va, por­que se creía que es­ta­ba co­nec­ta­da con el mun­do de los es­pí­ri­tus y que es­ta­ba pre­sen­te en el mo­men­to del par­to y de la muer­te.

Cel­ta: Ce­rrid­wen. Guar­dia­na del cal­de­ro del co­no­ci­mien­to: dio­sa del in­fra­mun­do, fuen­te de sa­bi­du­ría e ins­pi­ra­ción. Es­tre­cha­men­te aso­cia­da a la lu­na lle­na.

Chi­na: Chang’e. Su le­yen­da cuen­ta có­mo es­ta he­roí­na sal­vó a la po­bla­ción de su es­po­so, un rey ti­rá­ni­co, al be­ber su po­ción de vi­da eter­na. Eso pro­vo­có que ella se ele­va­ra ha­cia el cie­lo, con­vir­tién­do­se en la lu­na.

Az­te­ca: thot. Her­ma­na del dios Huit­zi­lo­pochtli que ma­tó a to­dos sus her­ma­nos. Su ca­be­za se con­vir­tió en la lu­na.

Egip­cia: Thot. Dios del co­no­ci­mien­to se­cre­to. La mis­ma mi­to­lo­gía re­la­cio­na la lu­na con Isis, la dio­sa ma­dre.

Ja­po­ne­sa: Tsu­ku­yo­mi. Es­te dios de la lu­na es pro­ta­go­nis­ta de nu­me­ro­sas his­to­rias que aún per­vi­ven en la tra­di­ción ni­po­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.