Cán­cer de prós­ta­ta

Integral - - Salud Natural -

El cán­cer de prós­ta­ta es el cán­cer no epi­te­lial más co­mún en los va­ro­nes de los paí­ses desa­rro­lla­dos, y la se­gun­da cau­sa de muer­te por cán­cer en los va­ro­nes. A uno de ca­da seis hom­bres se le diag­nos­ti­ca­rá un cán­cer de prós­ta­ta a lo lar­go de su vi­da, pe­ro só­lo uno de ca­da 35 de és­tos mue­re por es­ta cau­sa.

Los es­tu­dios epi­de­mio­ló­gi­cos nos in­di­can que su in­ci­den­cia va­ria mu­chí­si­mo se­gún las áreas geo­grá­fi­cas o los gru­pos po­bla­cio­na­les, po­si­ble­men­te por los di­fe­ren­tes há­bi­tos nu­tri­cio­na­les de la po­bla­ción.

To­ma­tes y an­ti­oxi­dan­tes. Los es­tu­dios en los paí­ses oc­ci­den­ta­les se han cen­tra­do mu­cho en el con­te­ni­do en li­co­peno de los ali­men­tos, es­pe­cial­men­te los to­ma­tes y sus ali­men­tos de­ri­va­dos. El ries­go de pa­de­cer cán­cer de prós­ta­ta dis­mi­nu­ye no so­lo con el con­su­mo de li­co­peno. sino tam­bién del al­fa-ca­ro­teno, be­ta­ca­ro­teno, be­ta-crip­to­xan­ti­na, lu­teí­na y zea­xan­ti­na, su­ple­men­tos que po­de­mos en­con­trar por se­pa­ra­do o, bien con­su­mir­los en ali­men­tos co­mo los to­ma­tes, ca­la­ba­za, es­pi­na­cas, san­día o fru­tas cí­tri­cas, ali­men­tos que es­tán re­la­cio­na­dos in­ver­sa­men­te con el ries­go de pa­de­cer es­te ti­po de cán­cer.

Exis­te un análisis de la san­gre, de­no­mi­na­do PSA (Fos­fa­ta­sa áci­da pros­tá­ti­ca) que nos pue­de ser­vir de in­di­ca­dor de ries­go del cán­cer de prós­ta­ta. Es un análisis sen­ci­llo, que nos pue­de in­di­car qué pa­cien­tes de­ben ser es­tu­dia­dos más en pro­fun­di­dad me­dian­te eco­gra­fía y pal­pa­ción de la prós­ta­ta (pal­pa­ción rec­tal a tra­vés del ano). El análisis del PSA, sien­do útil, es­tá en la ac­tua­li­dad bas­tan­te dis­cu­ti­do, por­que se ha ob­ser­va­do que ni­ve­les al­tos de és­ta fos­fa­ta­sa, que po­drían ha­cer sos­pe­char un cán­cer, en mu­chas o ca­sio­nes es­tán cau­sa­dos por otros fac­to­res co­mo la to­ma de me­di­ca­ción an­ti­pros­tá­ti­ca o, es­pe­cial­men­te con el au­men­to de la edad que in­cre­men­ta tam­bién es­ta fos­fa­ta­sa en san­gre. Pa­ra el tra­ta­mien­to del cán­cer se pro­ce­de a su ex­tir­pa­ción, o bien su tra­ta­mien­to me­dian­te ra­dio­te­ra­pia (me­dian­te apa­ra­tos de ra­dio­te­ra­pia o in­tro­duc­ción de “se­mi­llas” ra­dio­ac­ti­vas den­tro de la prós­ta­ta). En to­do ca­so, hay que te­ner en cuen­ta que el cán­cer de prós­ta­ta es re­la­ti­va­men­te co­mún, y que bien tra­ta­do no sue­le evo­lu­cio­nar de for­ma ne­ga­ti­va, co­mo ocu­rre con otro ti­po de cán­ce­res más agre­si­vos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.