Pe­que­ña en­tre­vis­ta a la Glo­ria Ve­ga­na

Integral - - Alimentación Natural -

¿Có­mo se te ocu­rrió el nom­bre de La Glo­ria ve­ga­na?

Pues fue al prin­ci­pio de em­pe­zar a com­par­tir mis re­ce­tas por Ins­ta­gram. Que­ría que mi nom­bre es­tu­vie­se en el jue­go de pa­la­bras y, des­pués de ha­cer un brains­tor­ming con mi fa­mi­lia en el que mi pro­pues­ta de La glo­ria ve­ga­na no es­tu­vo en­tre los más vo­ta­dos, de­ci­dí guiar­me por mi in­tui­ción y apos­tar por ese.

¿Cuán­do em­pe­zas­te a te­ner con­cien­cia ve­ga­na? ¿Em­pe­zas­te sien­do ve­ge­ta­ria­na y lue­go ve­ga­na?

La con­cien­cia ve­ga­na vino unos me­ses des­pués de de­jar el con­su­mo de ali­men­tos de ori­gen ani­mal. El do­cu­men­tal Earth­lings me hi­zo abrir los ojos. De he­cho, aún no he con­se­gui­do aca­bar de ver­lo por la du­re­za de la reali­dad mos­tra­da.

Ser ve­gano tie­ne que ver tam­bién con la sa­lud. Cuá­les crees que son los erro­res más fre­cuen­tes que co­men­ten los ve­ge­ta­ria­nos o ve­ga­nos?

Es­tá de­mos­tra­do que lle­var una die­ta ve­ga­na es muy sa­lu­da­ble, siem­pre y cuan­do los ali­men­tos que se con­su­man sean reales y es­té ale­ja­da de pro­ce­sa­dos. Pe­ro es­to se pue­de ex­tra­po­lar a cual­quier ti­po de die­ta. Ser ve­gano en sí no es si­nó­ni­mo de co­mer sano.

¿Cuán­to tie­ne tu de­ci­sión y ac­ti­tud pa­ra con el te­mi­do “cam­bio cli­má­ti­co”?

Só­lo con que ca­da uno de no­so­tros re­du­jé­se­mos un po­co el con­su­mo de es­te ti­po de ali­men­tos ya es­ta­ría­mos ayu­dan­do a fre­nar­lo. Exis­ten ini­cia­ti­vas co­mo los “lu­nes sin car­ne”, que son una for­ma di­ver­ti­da de res­trin­gir es­tos ali­men­tos y dar más ca­bi­da a los de ori­gen ve­ge­tal.

Es de­cir, po­de­mos ha­cer nues­tro mun­do más sos­te­ni­ble cui­dan­do nues­tra ali­men­ta­ción…

Por su­pues­to, ¿Sa­bes que pa­ra ob­te­ner un ki­lo­gra­mo de pro­teí­na pro­ce­den­te de alu­bias se ne­ce­si­ta mu­cha me­nos

tie­rra, me­nos agua, me­nos com­bus­ti­ble, me­nos fer­ti­li­zan­te y me­nos pla­gui­ci­das que pa­ra pro­du­cir un ki­lo de pro­teí­na pro­ce­den­te de car­ne de ter­ne­ra?

Re­du­cir el con­su­mo de ali­men­tos de ori­gen ani­mal es una bue­na es­tra­te­gia a se­guir en la lu­cha por un mun­do más jus­to y sos­te­ni­ble.

Cuén­ta­me en qué con­sis­te tu li­bro de re­ce­tas ve­ga­nas? ¿Qué se va a en­con­trar el lec­tor?

Mi in­ten­ción con Re­ce­tas Ve­ga­nas Fá­ci­les no es con­ven­cer al lec­tor de que se ha­ga ve­gano o ve­ge­ta­riano, pe­ro sí dar­le mu­chas op­cio­nes di­ver­ti­das, sa­bro­sas y, so­bre to­do, fá­ci­les, pa­ra que po­co a po­co descubra que los pla­tos he­chos con in­gre­dien­tes 100% de ori­gen ve­ge­tal pue­den for­mar par­te de su me­nú dia­rio o se­ma­nal. Con que ca­da uno re­duz­ca es­te gran con­su­mo de pro­duc­tos de ori­gen ani­mal un po­co, ya es­ta­re­mos con­si­guien­do mu­cho.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.