Ra­mi­sa Pro­jects & Fun dan vi­da a es­te pro­yec­to lleno de luz y al­ma na­tu­ral

Sie­te me­ses de re­for­mas fue­ron ne­ce­sa­rios pa­ra trans­for­mar los es­pa­cios de es­ta vi­vien­da y ha­cer­la lu­mi­no­sa y ac­tual. Un tra­ba­jo que fir­ma Ra­mi­sa Pro­jects & Fun

Interiores Ideas y Tendencias - - SUMARIO - Fo­tos Ama­dor To­ril Es­ti­lis­mo Pa­lo­ma Pa­che­co Tur­nes Tex­to Lau­ra Fort

Una vie­ja vi­vien­da en Ga­li­cia que ne­ce­si­ta­ba de un tra­ba­jo de reha­bi­li­ta­ción in­te­gral fue el pun­to de par­ti­da de Isa Otero y Ra­mi Mo­ra, res­pon­sa­bles de Ra­mi­sa Pro­jects & Fun y au­to­res del pro­yec­to de res­tau­ra­ción e in­te­rio­ris­mo que le ha de­vuel­to la vi­da. Sus pro­pie­ta­rios la com­pra­ron, la re­for­ma­ron y años des­pués de­ci­die­ron po­ner­la a la ven­ta. Y la ven­die­ron en tres se­ma­nas a una jo­ven con ga­nas de un ho­gar con per­so­na­li­dad. “Mo­de­los de fa­mi­lia com­ple­ta­men­te dis­tin­tos y la ca­sa no ha su­fri­do ni el más mí­ni­mo cam­bio. Es­ta es pa­ra mí nues­tra ma­yor vir­tud: ha­cer un tra­ba­jo bien he­cho, que no em­peo­re con el tiem­po y que sea fun­cio­nal pa­ra cual­quier per­so­na”, ase­gu­ran los res­pon­sa­bles de Ra­mi­sa Pro­jects & Fun.

Sus pro­pie­ta­rios la com­pra­ron por­que era un edi­fi­cio de me­dia épo­ca con un por­tal pre­cio­so, una bue­na ubi­ca­ción en el cen­tro de A Co­ru­ña y ma­ra­vi­llo­sas vis­tas so­bre el puer­to de la ciu­dad. Sin em­bar­go no dis­po­nía de luz na­tu­ral en la par­te cen­tral, al­go que hi­zo re­plan­tear to­da la dis­tri­bu­ción de la ca­sa. “Las obras du­ra­ron sie­te me­ses, y en ellas apos­ta­mos por la luz y no de­ja­mos prác­ti­ca­men­te na­da sin de­rri­bar. Lue­go la lle­na­mos to­da de ele­men­tos de nue­va cons­truc-

ción”, co­men­tan Isa y Ra­mi. So­lo con­ser­va­ron las vi­gas de hor­mi­gón del te­cho, que sir­vie­ron co­mo mar­co pa­ra con­te­ner las mol­du­ras de es­ca­yo­la.

En cuan­to a la de­co­ra­ción, des­de Ra­mi­sa Pro­jects & Fun tie­nen muy cla­ro que ca­da es­pa­cio es una fuen­te de inspiración y que hay que ser con­se­cuen­tes con ello. De ahí que res­pe­ta­ran esa sen­sa­ción que les pro­du­cía la vi­vien­da y le die­ran un look con cier­to to­que co­lo­nial de Nor­te Amé­ri­ca. “Es el es­ti­lo que nos ins­pi­ra­ba la ca­sa”; así de cla­ro. Lue­go lle­ga­ron los de­ta­lles y las pie­zas que la ha­cen sin­gu­lar y la do­ta de una per­so­na­li­dad que tras­cien­de los tiem­pos. Es una ca­sa be­lla, na­tu­ral, que in­te­gra el ex­te­rior en el in­te­rior y que se dis­tri­bu­ye y jue­ga con ce­rra­mien­tos acris­ta­la­dos pa­ra po­ten­ciar su lu­mi­no­si­dad.•

VER GUÍA DE TIEN­DAS

Co­ci­na di­se­ña­da por Ra­mi­sa Pro­jects & Fun y pro­yec­ta­da por Arias Na­de­la. Ma­ni­llo­nes di­se­ño de Isa y Ra­mi. Sue­lo de la co­ci­na de Au­ga de Pa­ra­da.

LOS MA­TE­RIA­LES NO­BLES, LA OR­GA­NI­ZA­CIÓN DEL ES­PA­CIO DE UN MO­DO SIN­GU­LAR PE­RO PRÁC­TI­CO Y LA BÚS­QUE­DA DE LA LUZ CO­MO MÁ­XI­MA CREAN ES­PA­CIOS ACOGEDORES

“No se pue­de lo­grar una es­pa­cio sin­gu­lar con una dis­tri­bu­ción con­ven­cio­nal”

Isa Otero y Ra­mi Mo­ra, fun­da­do­res de Ra­mi­sa Pro­jects & Fun

Las ga­le­rías de ma­de­ra se con­vier­ten en ele­men­tos imprescindibles que per­mi­ten el trán­si­to de luz na­tu­ral de una ma­ne­ra flui­da en­tre es­tan­cias.

Una re­for­ma que ha con­ver­ti­do es­ta ca­sa en un es­pa­cio fa­mi­liar lleno de luz. La zo­na de día se ins­ta­la en uno de los ex­tre­mos de la plan­ta, la de no­che en otro.

Sa­lón. So­fá de los pro­pie­ta­rios. Lám­pa­ra ad­qui­ri­da en un an­ti­cua­rio du­ran­te un via­je. Al­fom­bra de Tai­lak. Me­sa de cen­tro de Bro­can­te Arro­jo & Mos­que­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.