Un sa­bor muy ac­tual

La re­no­va­ción del equi­pa­mien­to, el mo­bi­lia­rio y los ma­te­ria­les de es­ta co­ci­na de­pa­ra un am­bien­te cá­li­do, aco­ge­dor y con­for­ta­ble. Su acer­ta­da dis­tri­bu­ción y su gran ca­pa­ci­dad de al­ma­ce­na­je lo con­vier­ten, asi­mis­mo, en un es­pa­cio de mar­ca­do es­pí­ri­tu fun­cio­na

Interiores Ideas y Tendencias - - FLEX PARA INTERIORES - Pro­yec­to de co­ci­na Circu­loCua­dra­do Tex­to Ma­nue­la de Pe­ña

Per­te­ne­cien­te a una vi­vien­da uni­fa­mi­liar ubi­ca­da en Ca­bre­ra (Bar­ce­lo­na), es­ta co­ci­na se ca­rac­te­ri­za por la prác­ti­ca dis­po­si­ción de los ele­men­tos y por el acer­ta­do con­tras­te cro­má­ti­co y de ma­te­ria­les em­plea­do. El re­sul­ta­do es fru­to de la re­no­va­ción ex­press del es­pa­cio, en la que se res­pe­ta­ron las ins­ta­la­cio­nes ya exis­ten­tes y se ac­tua­li­zó el res­to del equi­pa­mien­to. Se tra­ta de un pro­yec­to del equi­po de in­terio­ris­tas de Circu­loCua­dra­do, Is­mael Ba­ra­jas y Ma­ri­bel Ca­ba­lle­ro.

Pa­ra op­ti­mi­zar al má­xi­mo los me­tros se op­tó por una dis­po­si­ción en pa­ra­le­lo de los ele­men­tos –que in­te­gra tan­to la zo­na aguas co­mo el área de coc­ción–, mien­tras que los mó­du­los de al­ma­ce­na­je se dis­pu­sie­ron en per­pen­di­cu­lar a am­bos. Por úl­ti­mo, la es­tan­cia al­ber­ga tam­bién un aco­ge­dor co­me­dor de dia­rio, per­fec­to pa­ra co­mi­das in­for­ma­les: desa­yu­nos, ce­nas, etc. Pa­ra que el con­jun­to re­sul­ta­ra mas có­mo­do y ver­sá­til, el fren­te que aco­ge la zo­na de coc­ción es en reali­dad una fun­cio­nal pe­nín­su­la que, al mis­mo tiem­po, ha­ce las ve­ces de pa­sa­pla­tos, lo que re­sul­ta de gran ayu­da tan­to a la ho­ra de po­ner la me­sa co­mo de re­ti­rar­la.

Pa­ra in­cre­men­tar la lu­mi­no­si­dad que se fil­tra des­de el jar­dín con­ti­guo, los ar­tí­fi­ces del pro­yec­to se de­can­ta­ron por un mo­bi­lia­rio y unos ma­te­ria­les de sua­ve to­na­li­dad. Así, eli­gie­ron unos ar­ma­rios con fren­tes en co­lor are­na, que ar­mo­ni­zan a la per­fec­ción con los fron­ta­les con aca­ba­do de ma­de­ra es­co­gi­dos pa­ra los mó­du­los su­pe­rio­res y al­gu­nos ga­ve­te­ros. A su vez, se pin­ta­ron las pa­re­des de co­lor blan­co, ex­cep­to los an­te­pe­chos de las zo­nas de aguas y coc­ción que, a jue­go con la en­ci­me­ra, se pro­te­gie­ron de las sal­pi­ca­du­ras de agua y gra­sa con pa­ne­les de Si­les­to­ne en un tono neutro. Fi­nal­men­te se ins­ta­ló un pa­vi­men­to vi­ní­li­co an­ti­des­li­zan­te, de 5 cm de gro­sor, cu­yo aca­ba­do de ma­de­ra po­ten­cia la sen­sa­ción de con­jun­to con el res­to del es­pa­cio, al tiem­po que po­ten­cia su ca­li­dez.

El área de al­ma­ce­na­je, por su par­te, no so­lo ofre­ce mu­cho es­pa­cio pa­ra guar­dar, sino que tam­bién da ca­bi­da a un fri­go­rí­fi­co de in­te­gra­ción to­tal (de Lieb­herr) y cuen­ta con un es­pa­cio abier­to, con ilu­mi­na­ción y en­chu­fes pro­pios, ideal pa­ra des­po­si­tar pe­que­ños elec­tro­do­més­ti­cos, co­mo el mi­cro­on­das.

Un am­bien­te, en de­fi­ni­ti­va, en el que la es­tu­dia­da pla­ni­fi­ca­ción del es­pa­cio y la óp­ti­ma dis­tri­bu­ción del mis­mo de­pa­ra­ron una es­tan­cia có­mo­da y con to­dos los ele­men­tos ne­ce­sa­rios.

LA ZO­NA DE COC­CIóN la in­te­gran una pla­ca de gas, una po­ten­te cam­pa­na extractora, de Pan­do, y un com­ple­to horno, de 90 cm de an­chu­ra, que lle­va la fir­ma de Smeg. En­ci­me­ras, de Si­les­to­ne.

EL CO­ME­DOR DE DIA­RIO lo in­te­gran una es­pa­cio­sa me­sa de 180 x 80 x 74 cm –con es­truc­tu­ra de hie­rro–, un ban­co co­rri­do ado­sa­do a la pa­red y dos con­for­ta­bles si­llas.

EN PER­PEN­DI­CU­LAR al res­to de áreas de la co­ci­na se han dis­pues­to va­rios mó­du­los de al­ma­ce­na­je, con ca­pa­ci­dad tam­bién pa­ra de­po­si­tar pe­que­ños elec­tro­do­més­ti­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.