ABIER­TA AL PAI­SA­JE

Su­cum­bió a los encantos de la sie­rra de Tra­mun­ta­na y a la im­pre­sio­nan­te y acan­ti­la­da cos­ta. La de­co­ra­do­ra Cris­ti­na Ros com­pró la fin­ca, la res­tau­ró y la adap­tó a sus ne­ce­si­da­des va­ca­cio­na­les. Hoy es una vi­vien­da que in­te­gra na­tu­ra­le­za y ar­qui­tec­tu­ra

Interiores Ideas y Tendencias - - SUMARIO - Fo­tos N. Man­so Es­ti­lis­mo Pe­te Ber­me­jo Tex­to Ele­na da Cos­ta

La vi­vien­da de la de­co­ra­do­ra Cris­ti­na Ros en Só­ller (Ma­llor­ca)

Des­pués de va­rios años bus­can­do un lu­gar don­de pa­sar los ve­ra­nos y que fue­ra el de­fi­ni­ti­vo, “lle­ga­mos a Só­ller (Ma­llor­ca) y nos pa­re­ció el lu­gar más bo­ni­to del pla­ne­ta, no so­lo por la be­lle­za de la sie­rra de Tra­mun­ta­na sino tam­biém por su im­pre­sio­nan­te y acan­ti­la­da cos­ta. Así que com­pra­mos es­ta ca­sa, Camp de Sa Mar, si­tua­da en el Puer­to Só­ller, a tan so­lo 300 m de la pla­ya”, nos cuen­ta su fe­liz pro­pie­ta­ria, la de­co­ra­do­ra y afi­cio­na­da a las antigüedades Cris­ti­na Ros, res­pon­sa­ble del pro­yec­to de in­terio­ris­mo. Un tra­ba­jo en el que op­tó por una deco muy ecléc­ti­ca –por­que “so­mos de la opi­nión de que to­do, si te gus­ta, en­ca­ja y tie­ne su lu­gar”, asien­te con to­tal cer­te­za– y en el que se de­can­tó por sue­los de cemento y puer­tas re­cu­pe­ra­das de de­rri­bos.

El pro­yec­to de re­for­ma lo lle­vó a ca­bo el es­tu­dio de Ana Hernández Ale­san­co, Art Ho­me Ar­qui­tec­tu­re, que par­tió de una es­truc­tu­ra muy só­li­da, ce­rra­da al ex­te­rior y con una dis­tri­bu­ción in­te­rior muy com­par­ti­men­ta­da. La in­ten­ción fue ha­cer una ca­sa abier­ta al jar­dín y a las vis­tas, con es­pa­cios co­mu­nes con­ti­nuos y diá­fa­nos y zo­nas pri­va­das ce­rra­das e in­de­pen­dien­tes. Pa­ra lo­grar­lo, se dis­tri­bu­yó la vi­vien­da en dos plan­tas, con un gran es­pa­cio

SE PAR­TÍA DE UNA VI­VIEN­DA CE­RRA­DA AL EX­TE­RIOR Y CON UNA DIS­TRI­BU­CIÓN MUY COM­PAR­TI­MEN­TA­DA. LA IN­TEN­CIÓN FUE HA­CER UNA CA­SA ABIER­TA AL JAR­DÍN, CON ES­PA­CIOS CO­MU­NES CON­TI­NUOS Y DIÁ­FA­NOS Y ZO­NAS PRI­VA­DAS CE­RRA­DAS E IN­DE­PEN­DIEN­TES

co­mún –sa­lón, co­me­dor y co­ci­na– ar­ti­cu­la­do por una gran chi­me­nea cen­tral y con hue­cos a tres orien­ta­cio­nes que per­mi­ten dis­fru­tar de dis­tin­tas zo­nas del jar­dín se­gún el mo­men­to del día. Las áreas pri­va­das se com­po­nen de una ha­bi­ta­ción in­fan­til en la plan­ta ba­ja con dos gran­des li­te­ras di­se­ña­das a me­di­da, y otra y la prin­ci­pal en el pi­so su­pe­rior, am­bas con te­rra­zas pri­va­das. “Mi es­tan­cia pre­fe­ri­da es el dor­mi­to­rio prin­ci­pal; en ella, y co­mo nos en­can­ta Ma­rrue­cos –país al que va­mos con fre­cuen­cia–, de­ci­di­mos di­se­ñar una pa­red, la del ca­be­ce­ro, con azu­le­jos ma­rro­quíes (ze­lli­ge). Una idea que ha pro­por­cio­na­do lu­mi­no­si­dad y am­pli­tud a un es­pa­cio que en sí no es muy gran­de”, ex­pli­ca Cris­ti­na.

En el ex­te­rior tam­bién se rea­li­za­ron ajus­tes, y Mer­ce­des de Torres, de Nu­do­ver­de, fue quien di­se­ñó y desa­rro­lló el pro­yec­to de pai­sa­jis­mo. El ob­je­ti­vo fue crear un jar­dín me­di­te­rrá­neo muy na­tu­ral y de ba­jo man­te­ni­mien­to, con va­rios am­bien­tes e in­te­gran­do lo na­tu­ral en lo cons­trui­do. Par­tien­do de unas pre­cio­sas vis­tas a cam­po abier­to, se con­si­guió in­te­grar la sie­rra y el cam­po de na­ran­jos so­bre el área de la pis­ci­na y el por­che. Co­mo ele­men­to de agua, el jar­dín cuen­ta con una pre­cio­sa al­ber­ca. Un mu­ro de pie­dra, tí­pi­ca­men­te ma­llor­quín se­pa­ra es­ta úl­ti­ma de un mag­ní­fi­co huer­to. To­do es­tá pen­sa­do pa­ra dis­fru­tar del pai­sa­je, el tiem­po y unas me­re­ci­das va­ca­cio­nes.•

SE HA CREA­DO UN JAR­DÍN ME­DI­TE­RRÁ­NEO DE BA­JO MAN­TE­NI­MIEN­TO, CON VA­RIOS RIN­CO­NES QUE IN­TE­GRAN LA NA­TU­RA­LE­ZA EN LA AR­QUI­TEC­TU­RA. PAR­TIEN­DO DE UNAS PRE­CIO­SAS VIS­TAS A CAM­PO ABIER­TO, SE HA DI­SE­ÑA­DO UN POR­CHE CON SA­LÓN CO­ME­DOR Y UNA PIS­CI­NA

Co­ci­na. Gra­ba­do de Co­va­don­ga Sa­rra­gua Ley­va. Ja­rra de agua y pla­to de ce­rá­mi­ca, de Cas Si­quier (Só­ller).

Rincón de re­lax. Ban­cos de Ti­ne K Ho­me. Si­llas de Be­re­nis.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.