JU­LI CA­PE­LLA / AR­QUI­TEC­TO

Interiores Ideas y Tendencias - - PIEZAS ESCOGIDAS -

El lo tie­ne cla­rí­si­mo: “El asien­to per­fec­to es el cu­lo, y lo lle­va­mos in­cor­po­ra­do de se­rie. Aho­ra bien, la si­lla per­fec­ta es otra co­sa: se tra­ta de un ar­te­fac­to ex­te­rior don­de ha­llar con­fort en pos­tu­ra de se­mi­re­po­so. No hay uno per­fec­to, sino ade­cua­do; por ejem­plo, un jo­ven enamo­ra­do es­pe­ran­do a su no­via en un bor­di­llo es­tá más có­mo­do que un yup­pie an­sio­so en una si­lla re­gu­la­ble de mi­les de eu­ros”. Pe­ro, ¿cuá­les son sus fa­vo­ri­tas? “Tres pio­ne­ras en tres ma­te­ria­les dis­tin­tos: en ma­de­ra cur­va­da, la Tho­net 14; en hie­rro, la Can­te­li­ver de Stamp; y en plás­ti­co, la Pan­ton”. Y fi­na­li­za: “Lo mí­ni­mo que po­de­mos pe­dir­le a una si­lla es que no se cai­ga, co­mo la Starck de tres pa­tas. Pe­ro hoy en día de­be­ría­mos, ade­más, exi­gir­le que no nos des­tro­ce la co­lum­na ver­te­bral, pues nos pa­sa­mos sen­ta­dos ca­si 12 ho­ras al día. Ahí es­tá el re­to: una si­lla er­go­nó­mi­ca, ca­ri­ño­sa y cu­ra­ti­va, que nos au­xi­lie”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.