Ren­ting: es­tre­na co­che ca­da tres años

Des­cu­bri­mos el ‘ren­ting’ de vehícu­los pa­ra par­ti­cu­la­res, de Volks­wa­gen, fir­ma que aban­de­ra es­ta al­ter­na­ti­va a la com­pra de co­che nue­vo. Su pro­pues­ta, My Ren­tig, abre un uni­ver­so de ven­ta­jas de fle­xi­bi­li­dad, aho­rro y co­mo­di­dad, ade­más de per­mi­tir es­tre­nar

Interiores Ideas y Tendencias - - VOLKSWAGEN PARA INTERIORES -

Cuán­tas ve­ces a lo lar­go de la vi­da nos en­fren­ta­mos a la di­fí­cil si­tua­ción de te­ner que cam­biar de co­che. Cuan­do es­to ocu­rre, lo na­tu­ral es que nos asal­ten du­das so­bre el di­se­ño, la ca­pa­ci­dad o el ti­po de mo­tor más efi­cien­te y acor­de con nues­tras ne­ce­si­da­des. Los eléc­tri­cos es­tán a la vuel­ta de la es­qui­na y pa­re­ce que com­prar­se un mo­de­lo de com­bus­tión ya no tie­ne sen­ti­do. En los úl­ti­mos tiem­pos, ade­más, el mer­ca­do es­tá dan­do un gi­ro im- por­tan­te, la tec­no­lo­gía ha avan­za­do mu­cho y nues­tra for­ma de en­ten­der­la y usar­la tam­bién. Así, pues, si nos he­mos acos­tum­bra­do a vivir en un mundo don­de se pa­ga por uso ( pay per use), co­mo ha­ce­mos con Net­flix, Spo­tify, HBO…, ¿por qué no ha­cer lo mismo con nuestro pro­pio co­che?

Ren­ting, de Volks­wa­gen

Vis­to así, que­da cla­ro que el Ren­ting es una so­lu­ción per­fec­ta pa­ra es­te pe­río­do de cam­bio. Po­de­mos con­du­cir un dié­sel o un ga­so­li­na y a los tres años cam­biar­lo por un mo­de­lo con lo más nue­vo en tec­no­lo­gía, sea la que sea, per­mi­tién­do­nos, ade­más, una fá­cil adap­ta­ción a la mis­ma y des­cu­brir las no­ve­da­des.

Volks­wa­gen ha en­ten­di­do es­te cam­bio de pa­ra­dig­ma en el con­su­mo y lo ha tras­la­da­do al mundo de la au­to­mo­ción. Y lo ha he­cho en un mo­men­to en el que realmente ne­ce­si­tá­ba­mos de una nue­va fór­mu­la pa­ra dis­fru­tar de nuestro co­che, sin li­gar­nos a él durante mu­cho tiem­po; al­go que re­dun­da en po­der te­ner a nuestro ser­vi­cio siem­pre lo más nue­vo en tec­no­lo­gía avan­za­da.

Con My Ren­ting, el Ren­ting pa­ra par­ti­cu­la­res de Volks­wa­gen, so­lo te­ne­mos que de­jar­nos lle­var por nues­tras emo­cio­nes y ele­gir un mo­de­lo. Así de fá­cil. Con es­ta nue­va fór­mu­la, po­dre­mos dis­fru­tar de nuestro vehícu­lo sin más preo­cu­pa­cio­nes que con­du­cir­lo, ya que en la cuo­ta men­sual se in­clu­ye el man­te­ni­mien­to, el se­gu­ro, la ga­ran­tía y la asis­ten­cia en ca­rre­te­ra. So­lo nos que­da­rá dis­fru­tar de la emo­ción de ca­da ki­ló­me­tro que re­co­rre­mos, sin preo­cu­pa­cio­nes y de la me­jor ma­ne­ra po­si­ble, a la nues­tra; y con la tran­qui­li­dad de que ca­da tres, cua­tro o cin­co años po­dre­mos es­tre­nar un nue­vo vehícu­lo de la mar­ca. A to­do ello ca­be su­mar­le los ser­vi­cios que ofre­ce My Ren­ting, de Volks­wa­gen: des­de el man­te­ni­mien­to y ave­rías, siem­pre en Red Ofi­cial, el se­gu­ro de au­to­mó­vil a to­do ries­go, la ga­ran- tía, la asis­ten­cia en via­je, la ges­tión y pa­go de im­pues­tos, la ges­tión de mul­tas, has­ta el cam­bio de neu­má­ti­cos, el vehícu­lo de sus­ti­tu­ción o la tar­je­ta de car­bu­ran­te y pea­je (sin cos­te).

To­do son ven­ta­jas

Cuan­do uno se aco­ge a My Ren­ting, ga­na en fle­xi­bi­li­dad, ya que es­te sis­te­ma de uso de vehícu­lo, per­mi­te se­lec­cio­nar ser­vi­cios a me­di­da y fi­jar la cuo­ta que más se adap­te a nues­tras ne­ce­si­da­des, pa­ra que eli­ja­mos cuán­to que­re­mos pa­gar men­sual­men­te, sin sor­pre­sas.

Tam­bién su­po­ne co­mo­di­dad, ya que al te­ner un úni­co in­ter­lo­cu­tor, po­dre­mos dis­fru­tar del me­jor ser­vi­cio en nuestro Ser­vi­cio Ofi­cial, con per­so­nal ex­per­to y con los Re­cam­bios Ori­gi­na­les de la mar­ca.

Im­por­tan­te tam­bién es la cues­tión del aho­rro: con My Ren­ting aho­rra­re­mos tiem­po y di­ne­ro, por­que sim­pli­fi­ca­mos y op­ti­mi­za­mos to­das las ges­tio­nes al in­cluir estos ser­vi­cios en una úni­ca cuo­ta. Y si ser tra­ta de una em­pre­sa, tam­bién re­ci­bi­rá una úni­ca fac­tu­ra y po­drá be­ne­fi­ciar­se de ven­ta­jas fis­ca­les pa­ra que pue­da in­ver­tir­lo ex­clu­si­va­men­te en sus pro­yec­tos.

La idea de te­ner un vehícu­lo siem­pre nue­vo es co­mo un sueño. Nuestro Volks­wa­gen siem­pre se­rá ac­tual y es­ta­rá en per­fec­to es­ta­do, con la úl­ti­ma tec­no­lo­gía, ya que es­tre­na­re­mos uno nue­vo ca­da tres, cua­tro o cin­co años.

Sin du­da, es una so­lu­ción per­fec­ta, muy en la lí­nea de la vi­da mo­der­na.. •

Más in­fo en www. volks­wa­gen.es

T-ROC. Pe­se a ser un Cros­so­ver com­pac­to, tie­ne apa­rien­cia de un coupé. Su di­se­ño es to­da una de­cla­ra­ción de in­ten­cio­nes, tan­to por su ca­rác­ter co­mo por to­dos los de­ta­lles.

Los nue­vos Ti­guan y Po­lo. En el primero tec­no­lo­gía y di­se­ño rom­pen mol­des, mos­tran­do un equi­li­brio per­fec­to en­tre ro­bus­tez y de­por­ti­vi­dad. Po­lo, por su par­te, es­tre­na di­se­ño de­por­ti­vo, co­nec­ti­vi­dad y tec­no­lo­gía in­no­va­do­ra con avan­za­dos sis­te­mas de se­gu­ri­dad.MY REN­TING ES LA NUE­VA FOR­MA DE DIS­FRU­TAR DE TU VOLKS­WA­GEN DE FOR­MA Có­MO­DA, SE­GU­RA Y CON TO­TAL FLE­XI­BI­LI­DAD

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.