Inversión

Las carteras de fondos deben tocar todos los frentes

Toca realizar control de daños e introducir algunos cambios en las posiciones que se tengan tanto en la parte de renta variable como en la de renta fija Algunos gestores empiezan a mirar productos que invierten en bolsa china dado que es el primer país qu

- María Gómez Silva

Es preciso contar con fondos de renta fija en cartera pero irán perdiendo atractivo a medida que se avance en el control de la pandemia. Los productos de renta variable, en cambio, presentan mayor potencial a largo plazo.

Los inversores en fondos también están buscando la manera de recomponer las carteras. Y el principal consejo, en ese sentido, es que resulta importante tocar todos los frentes: tanto la renta fija como la renta variable. Máxime, en una fase de recuperaci­ón (todavía incierta) como a la que nos enfrentamo­s.

En el capítulo de la renta fija, los expertos apuestan por fondos de deuda corporativ­a occidental. «Aquí es fundamenta­l comprar calidad y resistenci­a. Compañías que, en un entorno de recuperaci­ón —que no creo que sea en forma de «V» sino más largo—, sean resistente­s. Todo lo que sea grado de inversión en Estados Unidos y Europa podría aportar valor en una recuperaci­ón lenta», apunta José María Luna, de Luna Sevilla Asesores.

Mar Barrero, directora de análisis de Arquia Profim Banca Privada, está de acuerdo: «Quizá sean los productos que más se beneficien de las medidas adoptadas por los bancos centrales para dar liquidez al sistema», añade. Aunque esta experta también avisa de que el potencial de esta modalidad de fondos se irá diluyendo a medida que se avance en el control de la pandemia.

Asimismo, los expertos creen que no es mala idea contar con algún producto de renta fija emergente para aportar algo más de rentabilid­ad a la parte de deuda de la cartera. «Ahí sería muy selectivo. Porque en el mun

do emergente, con más de 30 países, cada situación es diferente, muy dispar. Debe hacerse a través de gestores que sean muy selectivos y con trayectori­a. Que sean capaces de detectar joyas de emisión tanto en la parte de la renta fija corporativ­a como en la pública», advierte Luna.

Fondos conservado­res

Para esta parte más conservado­ra del portafolio, Victoria Torre, de Singular Bank, menciona un par de nombres: el Amundi 12M (un monetario con un horizonte temporal de 12 meses); el Allianz Strategy 15 (un mixto defensivo que ha sabido aguantar bien las caídas de los mercados) y el mixto conservado­r BSF European Select Strategies Fund (con un 75 por ciento de renta fija y un 25 por ciento de renta variable, que intenta captar oportunida­des de inversión mediante estrategia­s de valor relativo).

Pero, aunque sea necesario contar con deuda en cartera, los expertos creen que, en el momento actual, hay que poner el foco en los fondos de renta variable y, en concreto, en los centrados en los sectores que mejores perspectiv­as tienen: los de consumo, tecnología y salud. «Tras las fuertes caídas cosechadas, veremos subidas en todos los mercados bursátiles y sectores pero los que, en mi opinión, destacarán son los que apuestan por la renta variable norteameri­cana y por sectores menos cíclicos (sesgo más ‘growth’), como pueden ser la tecnología, el consumo básico, la salud y los servicios básicos», dice Barrero.

Dentro de este segmento, algunos productos se repiten entre las recomendac­iones de los expertos. En el ámbito de la salud, por ejemplo, una referencia muy citada es el Fidelity Global Health Care, que invierte en compañías de todo el mundo que diseñan, fabrican o comerciali­zan productos del sector sanitario, médico o biotecnoló­gico. Entre sus principale­s posiciones se encuentran las compañías UnitedHeal­th Group,

Boston Scientific, CSL, AbbVie y Baxter Internatio­nal.

Otro fondo que gusta en el campo de la salud es el Bellevue BB ADAMANT Medtech & Services, que toca todo el sector a excepción de los medicament­os, con el foco en cardiologí­a, diabetes y robótica aplicado a la salud. Abbott Laboratori­es, Medtronic, Becton-Dickinson, Boston Scientific e Intuitive Surgical se cuentan entre las compañías que tienen más peso en el producto. «Es un buen fondo para todo lo que sea sector sanitario, con mucho peso en Estados Unidos», valora Luna.

Tecnología al poder

En lo referente al sector tecnológic­o, también hay propuestas con varios adeptos. Por un lado, otro producto de la casa Fidelity, el Global Technology, que invierte un mínimo del 70 por ciento de su cartera en acciones de empresas de todo el mundo que desarrolle­n o se beneficien de avances tecnológic­os. Entre sus principale­s posiciones se encuentran las mayores compañías del sector, como son Samsung, Apple, Alphabet y Microsoft. Otra cotizada con gran peso en la cartera es el fabricante de semiconduc­tores KLA.

Pero dentro de la industria también gustan productos más de nicho, que pretenden beneficiar­se de la rentabilid­ad potencial de tecnología­s concretas. Es el caso del Echiquier Artificial Intelligen­ce que, como su propio nombre indica, apuesta por empresas implicadas en el ámbito de la inteligenc­ia artificial o que sacan provecho de ella. Alteryx, NVIDIA, Twilio, ServiceNow y MongoDB son algunas de sus posiciones con mayor convicción.

Por último, en el área del consumo, un fondo muy popular es el Robeco Global Consumer Trend, que invierte en base a tres presupuest­os: el incremento del consumo digital, el aumento de la demanda interna en los países emergentes y el atractivo de marcas reconocida­s a nivel mundial con ventajas competitiv­as. Entre sus principale­s posiciones se encuentran las compañías Mastecard, Visa, Microsoft, Square y Nestlè.

Por último, dejarse seducir por algún producto de bolsa china podría ser también buena idea, dado que es el primer país que ha salido de la crisis y que los datos macroeconó­micos apuntan a la fortaleza de su economía.

 ??  ??
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain