Inversión

Las car­te­ras de fon­dos de­ben to­car to­dos los fren­tes

To­ca rea­li­zar con­trol de da­ños e in­tro­du­cir al­gu­nos cam­bios en las po­si­cio­nes que se ten­gan tan­to en la par­te de ren­ta va­ria­ble co­mo en la de ren­ta fi­ja Al­gu­nos ges­to­res em­pie­zan a mi­rar pro­duc­tos que in­vier­ten en bol­sa chi­na da­do que es el pri­mer país qu

- Ma­ría Gó­mez Sil­va Business · Tech · Investing · United States of America · Europe · Queen Victoria of the United Kingdom · Boston · Abbott Laboratories · Samsung Group · Apple Inc · Microsoft · Nvidia · Visa International Service Association · Square · Unitedhealth Group · MongoDB

Es pre­ci­so con­tar con fon­dos de ren­ta fi­ja en car­te­ra pe­ro irán per­dien­do atrac­ti­vo a me­di­da que se avan­ce en el con­trol de la pan­de­mia. Los pro­duc­tos de ren­ta va­ria­ble, en cam­bio, pre­sen­tan ma­yor po­ten­cial a lar­go pla­zo.

Los in­ver­so­res en fon­dos tam­bién es­tán bus­can­do la ma­ne­ra de re­com­po­ner las car­te­ras. Y el prin­ci­pal con­se­jo, en ese sen­ti­do, es que re­sul­ta im­por­tan­te to­car to­dos los fren­tes: tan­to la ren­ta fi­ja co­mo la ren­ta va­ria­ble. Má­xi­me, en una fa­se de re­cu­pe­ra­ción (to­da­vía in­cier­ta) co­mo a la que nos en­fren­ta­mos.

En el ca­pí­tu­lo de la ren­ta fi­ja, los ex­per­tos apues­tan por fon­dos de deu­da cor­po­ra­ti­va oc­ci­den­tal. «Aquí es fun­da­men­tal com­prar ca­li­dad y re­sis­ten­cia. Com­pa­ñías que, en un en­torno de re­cu­pe­ra­ción —que no creo que sea en for­ma de «V» sino más lar­go—, sean re­sis­ten­tes. To­do lo que sea gra­do de in­ver­sión en Es­ta­dos Uni­dos y Eu­ro­pa podría apor­tar va­lor en una re­cu­pe­ra­ción len­ta», apun­ta Jo­sé Ma­ría Lu­na, de Lu­na Se­vi­lla Ase­so­res.

Mar Ba­rre­ro, di­rec­to­ra de aná­li­sis de Ar­quia Pro­fim Ban­ca Pri­va­da, es­tá de acuer­do: «Qui­zá sean los pro­duc­tos que más se be­ne­fi­cien de las me­di­das adop­ta­das por los ban­cos cen­tra­les para dar li­qui­dez al sis­te­ma», aña­de. Aun­que es­ta ex­per­ta tam­bién avi­sa de que el po­ten­cial de es­ta mo­da­li­dad de fon­dos se irá di­lu­yen­do a me­di­da que se avan­ce en el con­trol de la pan­de­mia.

Asi­mis­mo, los ex­per­tos creen que no es ma­la idea con­tar con al­gún pro­duc­to de ren­ta fi­ja emer­gen­te para apor­tar al­go más de ren­ta­bi­li­dad a la par­te de deu­da de la car­te­ra. «Ahí se­ría muy se­lec­ti­vo. Por­que en el mun

do emer­gen­te, con más de 30 paí­ses, ca­da si­tua­ción es di­fe­ren­te, muy dis­par. De­be ha­cer­se a tra­vés de ges­to­res que sean muy se­lec­ti­vos y con tra­yec­to­ria. Que sean ca­pa­ces de de­tec­tar jo­yas de emi­sión tan­to en la par­te de la ren­ta fi­ja cor­po­ra­ti­va co­mo en la pú­bli­ca», ad­vier­te Lu­na.

Fon­dos con­ser­va­do­res

Para es­ta par­te más con­ser­va­do­ra del por­ta­fo­lio, Vic­to­ria To­rre, de Sin­gu­lar Bank, men­cio­na un par de nom­bres: el Amun­di 12M (un mo­ne­ta­rio con un ho­ri­zon­te tem­po­ral de 12 me­ses); el Allianz Strategy 15 (un mix­to de­fen­si­vo que ha sa­bi­do aguan­tar bien las caí­das de los mer­ca­dos) y el mix­to con­ser­va­dor BSF Eu­ro­pean Se­lect Stra­te­gies Fund (con un 75 por cien­to de ren­ta fi­ja y un 25 por cien­to de ren­ta va­ria­ble, que in­ten­ta cap­tar opor­tu­ni­da­des de in­ver­sión me­dian­te es­tra­te­gias de va­lor re­la­ti­vo).

Pe­ro, aun­que sea ne­ce­sa­rio con­tar con deu­da en car­te­ra, los ex­per­tos creen que, en el mo­men­to ac­tual, hay que po­ner el fo­co en los fon­dos de ren­ta va­ria­ble y, en con­cre­to, en los cen­tra­dos en los sec­to­res que me­jo­res pers­pec­ti­vas tie­nen: los de con­su­mo, tec­no­lo­gía y salud. «Tras las fuer­tes caí­das co­se­cha­das, ve­re­mos subidas en to­dos los mer­ca­dos bur­sá­ti­les y sec­to­res pe­ro los que, en mi opi­nión, des­ta­ca­rán son los que apues­tan por la ren­ta va­ria­ble nor­te­ame­ri­ca­na y por sec­to­res me­nos cí­cli­cos (ses­go más ‘growth’), co­mo pue­den ser la tec­no­lo­gía, el con­su­mo bá­si­co, la salud y los ser­vi­cios bá­si­cos», di­ce Ba­rre­ro.

Den­tro de es­te seg­men­to, al­gu­nos pro­duc­tos se re­pi­ten en­tre las re­co­men­da­cio­nes de los ex­per­tos. En el ám­bi­to de la salud, por ejem­plo, una re­fe­ren­cia muy ci­ta­da es el Fi­de­lity Glo­bal Health Ca­re, que in­vier­te en com­pa­ñías de to­do el mun­do que di­se­ñan, fa­bri­can o co­mer­cia­li­zan pro­duc­tos del sector sa­ni­ta­rio, mé­di­co o bio­tec­no­ló­gi­co. En­tre sus prin­ci­pa­les po­si­cio­nes se en­cuen­tran las com­pa­ñías Uni­te­dHealth Group,

Bos­ton Scien­ti­fic, CSL, Abb­Vie y Bax­ter In­ter­na­tio­nal.

Otro fon­do que gus­ta en el cam­po de la salud es el Be­lle­vue BB ADAMANT Med­tech & Ser­vi­ces, que to­ca to­do el sector a ex­cep­ción de los me­di­ca­men­tos, con el fo­co en car­dio­lo­gía, dia­be­tes y ro­bó­ti­ca apli­ca­do a la salud. Ab­bott La­bo­ra­to­ries, Med­tro­nic, Bec­ton-Dic­kin­son, Bos­ton Scien­ti­fic e In­tui­ti­ve Sur­gi­cal se cuen­tan en­tre las com­pa­ñías que tie­nen más pe­so en el pro­duc­to. «Es un buen fon­do para to­do lo que sea sector sa­ni­ta­rio, con mu­cho pe­so en Es­ta­dos Uni­dos», va­lo­ra Lu­na.

Tec­no­lo­gía al poder

En lo re­fe­ren­te al sector tec­no­ló­gi­co, tam­bién hay pro­pues­tas con va­rios adep­tos. Por un la­do, otro pro­duc­to de la casa Fi­de­lity, el Glo­bal Tech­no­logy, que in­vier­te un mí­ni­mo del 70 por cien­to de su car­te­ra en ac­cio­nes de em­pre­sas de to­do el mun­do que desa­rro­llen o se be­ne­fi­cien de avan­ces tec­no­ló­gi­cos. En­tre sus prin­ci­pa­les po­si­cio­nes se en­cuen­tran las ma­yo­res com­pa­ñías del sector, co­mo son Samsung, Ap­ple, Alp­ha­bet y Mi­cro­soft. Otra co­ti­za­da con gran pe­so en la car­te­ra es el fa­bri­can­te de se­mi­con­duc­to­res KLA.

Pe­ro den­tro de la in­dus­tria tam­bién gus­tan pro­duc­tos más de ni­cho, que pre­ten­den be­ne­fi­ciar­se de la ren­ta­bi­li­dad po­ten­cial de tec­no­lo­gías con­cre­tas. Es el ca­so del Echi­quier Ar­ti­fi­cial In­te­lli­gen­ce que, co­mo su pro­pio nom­bre in­di­ca, apuesta por em­pre­sas im­pli­ca­das en el ám­bi­to de la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial o que sa­can pro­ve­cho de ella. Al­teryx, NVI­DIA, Twi­lio, Ser­vi­ceNow y Mon­goDB son al­gu­nas de sus po­si­cio­nes con ma­yor con­vic­ción.

Por úl­ti­mo, en el área del con­su­mo, un fon­do muy po­pu­lar es el Ro­be­co Glo­bal Con­su­mer Trend, que in­vier­te en base a tres pre­su­pues­tos: el in­cre­men­to del con­su­mo di­gi­tal, el au­men­to de la de­man­da in­ter­na en los paí­ses emer­gen­tes y el atrac­ti­vo de mar­cas re­co­no­ci­das a ni­vel mun­dial con ven­ta­jas com­pe­ti­ti­vas. En­tre sus prin­ci­pa­les po­si­cio­nes se en­cuen­tran las com­pa­ñías Mas­te­card, Vi­sa, Mi­cro­soft, Squa­re y Nestlè.

Por úl­ti­mo, de­jar­se se­du­cir por al­gún pro­duc­to de bol­sa chi­na podría ser tam­bién bue­na idea, da­do que es el pri­mer país que ha sa­li­do de la cri­sis y que los da­tos ma­cro­eco­nó­mi­cos apun­tan a la for­ta­le­za de su eco­no­mía.

 ??  ??
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain