Inversión

De edi­fi­cios a in­fra­es­truc­tu­ras di­gi­ta­les

- Michelangelo

Aun­que a prio­ri pue­de pa­re­cer que el aho­rro de cos­tes in­mo­bi­lia­rios es una de las mo­ti­va­cio­nes por la que las com­pa­ñías in­cen­ti­van el teletrabaj­o, lo cier­to es que es­tos son pe­ca­ta mi­nu­ta, en­tre un 10 por cien­to y un 15 por cien­to de media en el glo­bal. Ade­más, hay que te­ner en cuen­ta que «lo que se de­je de pa­gar en al­qui­le­res se ten­drá que des­ti­nar a im­ple­men­tar me­jo­ras en los es­pa­cios vir­tua­les para ope­rar así co­mo a re­for­zar los sis­te­mas de se­gu­ri­dad», ex­pli­ca Mi­guel Án­gel Ber­nal, pro­fe­sor de la Fun­da­ción de Es­tu­dios Fi­nan­cie­ros. Así co­mo a asu­mir una par­te de los gas­tos de luz, lí­neas te­le­fó­ni­cas... de ca­da uno de los em­plea­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain