Expansión C. Valenciana - Sabado Int - Inversor Int

Lejos de cantar victoria, me gusta lo que veo

-

A falta de una sesión, el Dow Jones nunca antes había subido tanto en el mes de octubre

Entre las citas macro de la semana destacamos la subida en 75 puntos básicos por parte del Banco Central Europeo (BCE), que se situaba en el 2%, el nivel más alto registrado en la zona euro desde 2009. Respondien­do a las preguntas de los periodista­s, Christine Lagarde advertía de que no puede decir “a qué ritmo ni hasta dónde subirán los tipos”. Del otro lado del Atlántico, el jueves conocimos que el PIB estadounid­ense se recuperaba en el tercer trimestre (+2,6%) tras contraerse durante los primeros seis meses del año, lectura mejor de lo esperado, que sugiere que la recesión aún no está en marcha. Y el viernes llegó el turno del deflactor de consumo privado PCE de septiembre, el termómetro preferido de la inflación para la Fed, que se mantuvo en el 6,2% en tasa interanual. En tasa mensual subió un 0,3% en septiembre (igual que en agosto) y por debajo de lo previsto (0,5%). EEUU está creciendo a un ritmo mayor del esperado y los precios, aunque a cámara superlenta, se están moderando. Quizá por eso hace poco más de una semana el mercado veía los tipos en el 5% en Estados Unidos y ahora los ve en el 4,50% o 4,75% para febrero de 2023. Como avanzadill­a, el Banco de Canadá (BOC) subía esta semana los tipos 50 puntos, en lugar de los 75 que descontaba el mercado. ¡Tachán! De repente, de una semana para otra, parece que ya tenemos más visibilida­d en lo que al techo de las subidas del precio del dinero se refiere, que no es poca cosa. Salvo aquí en

Europa, donde nos pasamos la vida mirando por el retrovisor y copiando, a veces con mucho retraso, lo que hacen la Fed y otros bancos centrales. Es nuestra cruz.

Y lejos de lanzar las campanas al vuelo, empiezo a ver algunas cosas que no me disgustan. Seguimos sin figura de vuelta, y lo que nos queda, pero hay detalles que no pueden pasar desapercib­idos. Ya solo falta una sesión para cerrar el mes de octubre y este, el enemigo de los mercados bajistas como bautizábam­os justo a principios de mes, está haciendo honor a su buena fama.

A media sesión de ayer, el Dow Jones se anotaba un 14% en el mes de octubre, el mejor mes de octubre desde que Charles Henry Dow creó, junto con su colega Edward David Jones, el índice Dow Jones en 1896; el Nasdaq Composite subía un 4,4% y el S&P 500, un 8%. Mientras que en Europa, el Dax cerró ayer con un alza del 9,32% en octubre, el Euro Stoxx 50, con un 8,88% y el Ibex se aúpa un 7,46%.

Técnicamen­te, el principal índice del mundo, el S&P 500, presenta claras divergenci­as alcistas semanales entre el precio y el oscilador RSI. Similares a las que se dieron en los suelos de las crisis de 2000-2002, 2007-2009 y 2015-2016. Y en un entorno en el que han dominado unas lecturas de pesimismo extremas e históricas. Sin duda queda mucha tela que cortar, pero por algún lado hay que empezar. A pesar de los recientes desplomes de las grandes megacaps tecnológic­as de Wall Street, podemos afirmar que octubre ha hecho su magia.

Hasta el bitcoin quiere despegar

El rey de las criptos sube en torno al 10% en la semana, rebotando desde la base del lateral en el que sigue inmerso desde junio.

¿Hemos visto lo peor? Todavía es pronto para saberlo, pero por encima de los máximos de agosto (25.300 dólares) tendremos figura de vuelta y entonces sí, daremos carpetazo al duro invierno de las criptomone­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain