Expansión C. Valenciana - Sabado Int - Inversor Int

Fondos alternativ­os para dar un extra de rentabilid­ad a la cartera

Las entidades españolas aceleran la comerciali­zación de estos fondos de cara a 2023 como alternativ­a a los mercados tradiciona­les de Bolsa y de deuda.

- Sandra Sánchez

La inversión en activos reales, como capital riesgo, deuda privada, infraestru­cturas o inmuebles, a través de fondos, se ha convertido en una parte sustancial de las carteras de los inversores con más recursos en los últimos años. Los tipos de interés en mínimos convirtier­on a estos productos en una vía para conseguir una rentablida­d extra mientras era difícil encontrar retornos en otros activos.

Se trata de productos ilíquidos que las entidades especializ­adas en banca privada llevan años comerciali­zando entre sus clientes. Han sido los inversores de mayor patrimonio los que los han utilizado comúnmente para conseguir un extra de rentabilid­ad y, además, reducir la correlació­n con los mercados.

Pero en el último año los bancos y gestoras españoles han acelerado de manera exponencia­l su oferta de fondos alternativ­os a la Bolsa y los bonos, al calor del cambio de normativa que permite en España, desde hace apenas unos meses, comerciali­zar estos productos entre clientes minoristas.

10.000 euros

La banca puede, desde septiembre, distribuir este tipo de fondos a pequeños clientes a partir de una inversión mínima inicial de 10.000 euros, siempre que accedan a la inversión a través de la recomendac­ión de una entidad autorizada para la prestación del servicio de asesoramie­nto, y que la inversión no suponga un porcentaje relevante del patrimonio financiero de los clientes.

Bankinter ha sido el primer banco español en aprovechar esta opción. Lanzará en 2023 un producto de gestión delegada, en formato de fondo de fondos, que dará acceso a sus clientes a una cartera compuesta por varios de sus fondos alternativ­os, que invierten en hoteles, renovables, infraestru­cturas, deuda privada, agricultur­a, y residencia­s de estudiante­s, entre otros activos. El banco ha fijado el ob

jetivo de rentabilid­ad de su nuevo fondo entre el 7% y el 8%, con cupones anuales del 5%

Oferta

La pregunta ahora es si el resto de grandes bancos seguirá esta estrategia. Lo previsible es que la mayoría de entidades que operan en España sigan su ejemplo, aunque, por el momento, están trabajando en ello y todavía no se han pronunciad­o.

La mayoría de las entidades cuenta ya con una larga oferta para adaptar y comerciali­zarla a clientes minoristas. BBVA, por ejemplo, asegura que tiene “la capacidad para capturar de manera prudente esa inversión por parte del cliente minorista”. Gestiona ya seis productos de alternativ­os, en formato fondo de fondos.

El banco ha lanzado recienteme­nte el BBVA Deuda Privada 2021, que permite acceder a distintos productos que invierten en este segmento.

Tiene otros fondos que apuestan por capital riesgo, infraestru­cturas, deuda privada e inmobiliar­io.

Otra de las entidades que ha hecho una apuesta más decidida por comerciali­zar este tipo de productos es Banco Santander. Comenzó su andadura en el mundo de los activos ilíquidos en diciembre de 2019 y, desde entonces, ha comerciali­zado cerca de una decena de fondos que invierten en distintas estrategia­s, como deuda privada, leasing,

comercio internacio­nal, entre otros activos.

La gestora de capital riesgo de Andbank, Actyus, ha lanzado este año su primer fondo alternativ­o, el Actyus Fintech Fund I, que invierte en compañías financiera­s relacionad­as con sectores como el de la gestión de activos, el inmobiliar­io, seguros, mercados de capitales, inteligenc­ia artificial, y blockchain y criptomone­das.

Otras entidades independie­ntes, no ligadas a bancos,

también siguen esta estrategia. Mutuactivo­s acaba de estrenar su primer fondo de capital riesgo, especializ­ado en venture capital para invertir en compañías del sector tecnológic­o. En formato fondo de fondos, invierte en productos principalm­ente de Estados Unidos y Europa, aunque se guarda alrededor del 10% de la inversión para destinar a otros mercados. Tiene como objetivo generar una rentabilid­ad anual de entre el 15% y el 20%, para un horizonte temporal mínimo de diez años.

Bestinver, la gestora de Acciona, también ha entrado en este mercado. A través del Bestinver Infra ofrece a sus clientes la posibilida­d de diversific­ar sus carteras de Bolsa con un producto de infraestru­cturas. Invierte en cinco sectores: energía renovables, infraestru­ctura social, agua, telecomuni­caciones y transporte.

Pese a la rebaja del mínimo de inversión, estos vehículos, sin liquidez diaria, que invierten en activos como deuda privada, inmobiliar­io, infraestru­cturas o capital riesgo ( private equity) siguen sin ser para todo el mundo. La incursión en mercados no cotizados para arañar una mayor rentabilid­ad está reservada para clientes con tolerancia al riesgo.

Estos fondos exigen al cliente plazos de inversión más largos, que le atan por mayor tiempo al banco. Los fondos ilíquidos requieren, además de mayores volúmenes, mantener la inversión durante un periodo de tiempo indetermin­ado, usualmente alrededor de siete u ocho años.

En España, estos fondos han ido avanzando hasta ocupar alrededor de un 5% en las carteras de los clientes. Los expertos coinciden ahora en que aumentará este peso en línea con lo que ocurre en otros países, como Reino Unido o Francia, que lo sitúan alrededor del 10% o incluso por encima de esa cota.

 ?? ?? Los fondos ilíquidos invierten en activos reales como infraestru­cturas o inmuebles.
Los fondos ilíquidos invierten en activos reales como infraestru­cturas o inmuebles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain