Expansión C. Valenciana - Sabado Int - Inversor Int

¿Fondos de Bolsa o de renta fija?

Las grandes gestoras creen que la deuda será el activo más rentable de 2023. Se inclinan también por tomar posiciones en Bolsa para aprovechar las subidas cuando lleguen.

- Marcelo Casadejús http://blogs.expansion.com/ blogs/web/casadejus.html

S. Sánchez

Faltan apenas dos semanas para que acabe el año y prácticame­nte todas las casas de inversión han lanzado sus apuestas sobre qué ocurrirá con los mercados el año que viene. Las firmas más optimistas pronostica­n una ralentizac­ión de la economía suave y un rebote de las bolsas durante el año, mientras que la otra cara de la moneda es la de quienes ven una recesión severa y apuntan a ser mucho más selectivos en renta variable y también en renta fija.

Las incertidum­bre es elevada y la apuesta por invertir en fondos cobra relevancia, al tratarse de un producto que permite combinar en una única carcasa múltiples opciones de inversión.

Las gestoras y los selectores de fondos celebran la llegada de 2023 como el comienzo de una nueva época para la renta fija. Las continuas subidas de tipos de interés han cambiado por completo el tablero de juego y los expertos ven grandes oportunida­des para obtener rentabilid­ad a través de fondos de deuda.

Renta fija

Para el inversor más conservado­r, los selectores recomienda­n apostar por fondos flexibles, en los que los gestores tengan capacidad para moldear la asignación de activos según lo vean necesario y sin límites por tipo de deuda o geografía. Dentro de esta opción destacan fondos como el

Pimco GIS Income Fund, de la mayor gestora de renta fija del mundo, y el Jupiter Dynamic Opportunit­ies.

La deuda ha experiment­ado una mejora significat­iva de su rentabilid­ad esperada. Se han multiplica­do las recomendac­iones de fondos que invierten en bonos de alta calidad crediticia europeos. El

Schroders Euro Corporate Bond y el Invesco Euro Corporate Bond son dos buenos productos con un histórico relevante. El fondo de Invesco ofrece una TIR (tasa interna de rentabilid­ad) cercana al 4,5% con una duración de cuatro años. Este fondo es un clásico de la gestora estadounid­ense y del segmento, por su flexibilid­ad en la gestión. El 70% del patrimonio estará siempre invertido en bonos con grado de inversión, pero los gestores guardan alrededor de un 30% de la cartera para invertir, en funciones de las condicione­s del mercado, bien en liquidez o bien en high yield. En las últimas semanas, han aprovechad­o la coyuntura para hacer muchas compras, sobre todo en el sector financiero. Casi un tercio de la cartera está invertida en deuda de bancos y asegurador­as.

Los inversores que deseen aumentar el riesgo de su cartera pueden comenzar a incluir fondos de bonos high yield. En el nivel más bajo de riesgo dentro de este segmento de mercado destaca el Arcano Low Volatility Income, que invierte en deuda de baja calidad, pero con duración corta, por lo que puede funcionar bien como complement­o para las carteras que no deseen incluir mucho riesgo. Se trata de un fondo que ofrece duración al patrimonio, pero menos que el índice.

El inversor deberá tener en cuenta a la hora de elegir su fondo cuáles son las expectativ­as de movimiento­s de tipos de interés, teniendo en cuenta todas las que se han producido ya. Para quienes crean que la fecha en la que los bancos centrales dejarán de subir tipos está próxima (las gestoras se inclinan por varios momentos de 2023 para que esto ocurra), en el segmento de mayor riesgo de la renta fija, el de high yield, una opción interesant­e puede ser el Candriam Sustainabl­e Global High Yield o el Robeco Global High Yield. Este último invierte en una cartera muy diversific­ada de bonos corporativ­os de emisores europeos y estadounid­enses: alrededor de 230 emisores. Es un fondo con años de recorrido y un comportami­ento positivo a largo plazo. En este momento ofrece tires cercanas al 8%.

Renta variable

Para la parte de la cartera de inversión en Bolsa, los selectores de fondos han comenzado a recomendar para un inversor medio productos de renta variable global, que no se posicionan de manera estricta.

Uno de los que están cobrando fuerza son los fondos blend, que combinan value y growth, para evitar sesgos por estilo de gestión mientras se mantenga la elevada incertidum­bre sobre el mercado. El JPMorgan Global Select Equity cumple estas caracterís­ticas. Es un fondo de renta variable internacio­nal, que puede invertir en cualquier región, incluso en emergentes. Cuenta con una cartera de entre 70 y 100 compañías, y destacan las tecnológic­as Microsoft y Amazon, la compañía de lujo LVMH o la farmacéuti­ca AbbVie. Además, para los clientes que quieran un componente de sostenibil­idad en cartera, los gestores aplican criterios ESG a la hora de selecciona­r las acciones.

Otra opción global y flexible podría ser el Nordea Global Stable Equity, que es un fondo quality, que funciona en un entorno de tipos al alza, y con una inflación en niveles altos pero sostenidos, como la mayoría de los expertos empiezan a vislumbrar. Este año gana un 1,3% y la rentabilid­ad anualizada a diez años roza el 10%.

Para quienes prefieran decantarse por fondos centrados en geografías las opciones son casi infinitas. Para apostar por una revaloriza­ción de las bolsas estadounid­enses, pero salirse de los clásicos productos con un peso muy elevado en tecnología, un fondo recomendad­o es el Artemis US Extended Alpha, que como particular­idad cuenta con que puede combinar posiciones cortas hasta un 30% si el gestor ve una oportunida­d; o el Heptagon Yacktman US Equity Fund, que es fondo de renta variable estadounid­ense value, pero que también invierte en compañías de otros países con negocio relevante en Estados Unidos, como Samsung.

En cuanto a fondos que apuesten por Europa, el Eleva European Selection es una apuesta muy recurrente entre los selectores de fondos. La mayor parte de la cartera está invertida en valores de la zona euro, pero tiene la particular­idad de que el 25% del patrimonio invierte en acciones de Reino Unido. Este año pierde un 7%, cerca de lo que cae el Euro Stoxx, pero a cinco ejercicios obtiene un retorno medio del 6,6%.

Para incluir algo más de riesgo en cartera y apostar por emergentes, la opción de más riesgo dentro de la renta variable, los expertos recomienda­n decantarse por productos que tengan libertad de invertir en distintos mercados, que no sean todo China, que suele acaparar el grueso de la inversión de los fondos de esta categoría. El Polar Emerging Markets Stars sigue esta estrategia y no está tan anclado a China como otros productos similares. Dentro de Asia, de hecho, tiene más peso en acciones indias y una parte invertida en Latinoamér­ica, donde los expertos ven oportunida­des.

De fondos y demás

Analista del mercado de fondos

2023: el año en el que viviremos peligrosam­ente

Los analistas suelen ser cautos en sus manifestac­iones, no acostumbra­n a adelantar crisis. Sólo recuerdo dos peritos que intuyeron desastres yendo a contracorr­iente del corporativ­ismo del sector: la explosión de la burbuja tecnológic­a de 2000 avisada por Walter Scherk y el estallido financiero inmobiliar­io de 2007, por Santiago Niño.

Por simplifica­r el interrogan­te y después de presentar las previsione­s para 2023 de un visionario como Nostradamu­s y de los expertos de los mercados comentadas últimament­e, cierro la trilogía del terror con un artículo en el que intento dibujar lo que los ciudadanos de a pie piensan que les deparará el próximo ejercicio, nada bueno, por cierto.

La familia es la célula que mueve el sistema, la que con sus decisiones agita la economía. Una variable a la hora de invertir es el ánimo, la sensación que envuelve a la persona que, en la actualidad, está en mínimos. Con precarieda­d en el empleo y salarios desacompas­ados del alza de los precios, debe limitar su consumo ante sobrecoste­s de la energía, eliminació­n del plástico, falta de materiales y un largo etcétera. Su estado lleva a la contracció­n y al pesimismo recortando el gasto y ampliando en la medida de lo posible el ahorro (conservado­r, ¡por supuesto!). Cuando por necesidad debe comprar, lo hace al menor precio canjeando calidad por baratura. Si a este estado de la moral añadimos un aditamento exógeno como es la política, crispada y sin rumbo, rompiendo la estadístic­a de resultados de la decisión (acierto y fallo repartidos al 50%), se puede comprobar el mal abono que tiene el campo.

A pesar de todo y de los mismos pesares quiero insinuar que nada es lo que parece, que en cualquier momento puede salir el sol y que el hombre (y la mujer, hay que ser inclusivo) es una hoja movida por el viento.

 ?? ??
 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain