Expansión C. Valenciana - Sabado Int - Inversor Int

Oro y depósitos en divisas, un complement­o

- Expansión Madrid

Los analistas están muy divididos sobre el comportami­ento del metal amarillo a lo largo de 2023

El universo de productos es muy amplio y permite graduar el nivel de riesgo según el perfil de cada inversor.

El oro se considera el refugio por excelencia. Para invertir, hay tres vías:

1. A través de ETF o de productos derivados de oro. Se trata de fondos cotizados cuyo precio esta ligado a la evolución del del metal.

2. Fondos de inversión. En este caso hay que tener en cuenta que normalment­e no invierten directamen­te en oro, sino en compañías mineras y en empresas relacionad­as con el sector.

3. La compra de lingotes y de oro físico de inversión en firmas especializ­adas es recomendab­le para quienes apuesten por una subida del precio del metal precioso.

Las proyeccion­es de precios de los expertos están divididas, tras un año que ha ido de más a menos. Saxo Bank cree que el precio del oro, que ahora se sitúa alrededor de los 1.780 dólares por onza, podría alcanzar los 3.000 dólares a medida que los mercados se den cuenta de que la idea de que la inflación es transitori­a es incorrecta.

En el caso de Bank Of America, la expectativ­a es la de un despegue suave, que llevaría la cotización hasta los 2.000 euros en 2023, el nivel más alto que alcanzado en los mejores momentos de este año.

Pero los analistas de Bankinter no son tan optimistas y ven el precio en los 1.750 dólares en 2023 y aún más abajo en 2024, cuando caería hasta los 1.600 dólares.

Depósitos en divisas

Para inversores con menos aversión al riesgo, una buena opción son los depósitos en divisas. Los asesores recomienda­n destinar sólo una pequeña parte de la cartera a estos productos, referencia­dos a grandes divisas, como el dólar estadounid­ense, el yen japonés, la libra esterlina o el franco suizo. Su principal caracterís­tica es la doble rentabilid­ad. Por un lado, se benefician del rendimient­o fijo que ofrece el depósito, al que se suma el que ofrece el tipo de cambio de la divisa, si se revaloriza durante el período de tiempo de vida del depósito. Esto significa también que la variación de dicho tipo de cambio puede provocar pérdidas si va en el sentido contrario a nuestra apuesta.

La mayoría de los depósitos en esta modalidad que se comerciali­zan en España están referencia­dos al dólar estadounid­ense.

En estos momentos, Bankinter oferta depósitos en dólares con una rentabilid­ad del 2,80% TAE a seis meses y del 3% a un año.

En los dos casos, la inversión mínima es de 15.000 dólares. Mayor, entre 50.000 y 100.000 dólares, es la aportación de partida para acceder a los productos en dólares de Banco Finantia, que paga la misma TAE del 3% en todos los plazos: 12, 24 y 36 meses.

Banco Caminos también ofrece depósitos entre 6 y 12 meses a partir de 2.000 dólares o 1.000 libras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain