H-D FLTR ROAD GLIDE

La Moto - - Contacto -

[ 29.500 € | 1.745 cc | 70 KW (95 CV) | 388 kg ] La ga­ma Tou­ring de Har­ley-Da­vid­son se com­ple­men­ta con la nue­va ver­sión de la Road Glide, una mo­to con un as­pec­to me­nos clá­si­co que al­gu­nas de sus her­ma­nas, pe­ro a cam­bio ofre­ce una con­duc­ción más ágil y pre­ci­sa con la mis­ma co­mo­di­dad de siem­pre. PE­PE BURGALETA. FO­TOS: HAR­LEY-DA­VID­SON

El Mun­do Har­ley-Da­vid­son no se ri­ge por las mis­mas le­yes que el res­to. En él las tra­di­cio­nes ocu­pan un lu­gar mu­cho más pre­do­mi­nan­te que en cual­quier otra mar­ca, y es­to es al­go que tras­cien­de has­ta en los de­ta­lles más pe­que­ños. Una bue­na prue­ba de ello es pre­ci­sa­men­te la Road Glide, un mo­de­lo de tu­ris­mo que se di­fe­ren­cia real­men­te poco de las Street Glide, pe­ro en la que es­tas pe­que­ñas va­ria­cio­nes, que ade­más se re­fie­ren bá­si­ca­men­te a su ca­re­na­do, la si­túan en un ni­vel de ventas bas­tan­te más ba­jo. El clá­si­co ca­re­na­do Bat­wing de la Street Glide, que se amplía a otros mo­de­los co­mo las Elec­tra Glide, las Ul­tra o las Sport Glide en sus for­mas, y que de­fi­ne la es­té­ti­ca de las Har­ley-Da­vid­son de tu­ris­mo, es contra lo que tie­ne que lu­char la Road Glide; al­go real­men­te com­pli­ca­do in­clu­so pa­ra una mo­to que cu­rio­sa­men­te tie­ne en su ca­re­na­do una de sus ven­ta­jas, ya que su an­cla­je fi­jo al cha­sis ali­ge­ra la di­rec­ción y au­men­ta la es­ta­bi­li­dad, es­pe­cial­men­te a al­ta ve­lo­ci­dad o cuan­do cir­cu­las con vien­to.

AM­PLIAN­DO LA GA­MA

La pa­sa­da tem­po­ra­da Har­ley-Da­vid­son ya te­nía en el mer­ca­do la Road Glide, al­go ló­gi­co si se tie­ne en cuen­ta que fue el año de lan­za­mien­to de la nue­va ga­ma Tou­ring con la que se es­tre­na­ba el mo­tor Mil­wau­kee Eight, que ha su­pues­to una au­tén­ti­ca re­vo­lu­ción en la fir­ma ame­ri­ca­na. Sin em­bar­go, tan­to en la Road Glide co­mo en la Street Glide, las ver­sio­nes que apa­re­cie­ron fue­ron las Spe­cial, que no plan­tean gran­des cam­bios con las es­tán­dar que se lan­zan es­ta cam­pa­ña. La prin­ci­pal es el em­pleo de llan­tas dis­tin­tas en ca­da mo­de­lo, aun­que con las mis­mas me­di­das, que se con­jun­tan con al­gu­nos de­ta­lles cro­má­ti­cos, y que pro­vo­can que los pre­cios de am­bas ver­sio­nes es­tén se­pa­ra­dos tan só­lo 950 €. En fun­ción del co­lor, es­tas Road Glide se en­cuen­tran en­tre los 29.500 € de la ver­sión en ne­gro con bri­llo, y los 30.500 € de la ro­ja me­ta­li­za­da, con un pre­cio de 29.750 € pa­ra los co­lo­res mates.

En cual­quier ca­so, la gran no­ve­dad de las Road Glide res­pec­to a las ver­sio­nes de ha­ce un par de años es su nue­vo mo­tor. El Mil­wau­kee Eight ha su­pues­to un avan­ce im­por­tan­te no só­lo en pres­ta­cio­nes, sino tam­bién en co­mo­di­dad de uso, ya que sus vi­bra­cio­nes es­tán real­men­te con­te­ni­das. Las nue­vas cu­la­tas de cua­tro vál­vu­las son mu­cho más efi­cien­tes, y ade­más de lo­grar una ma­yor po­ten­cia má­xi­ma, per­mi­ten ob­te­ner una curva de par más pla­na, lo que se tra­du­ce en una res­pues­ta más con­ti­nua y con­tun­den­te. Es­to es vá­li­do ade­más pa­ra cual­quie­ra de las ver­sio­nes, in­clu­yen­do los más pe­que­ños, si es que se pue­de con­si­de­rar de es­ta ma­ne­ra el de 107 pul­ga­das cú­bi­cas, ni más ni me­nos que 1.745 cc, que equi­pa la Road Glide. En el ca­so de la ver­sión Ul­tra, ar­ma­da con baúl, asien­to do­ble y ca­re­na­do la­te­ral, se uti­li­za la ver­sión re­fri­ge­ra­da por ai­re y agua, pe­ro en la Road Glide y en su ver­sión Spe­cial se pres­cin­de del lí­qui­do. En mar­cha son sin du­da los mo­to­res más con­for­ta­bles que ha fa­bri­ca­do Har­ley-Da­vid­son. Pue­des cir­cu­lar in­clu­so en sex­ta por ca­rre­te­ra, una re­la­ción que es un au­tén­ti­co “over­dri­ve” con una re­la­ción

muy lar­ga, sin ne­ce­si­dad de ir de­pri­sa, y con­tan­do con una bue­na res­pues­ta en los ade­lan­ta­mien­tos.

El ca­re­na­do pro­te­ge bas­tan­te a pe­sar de te­ner una cú­pu­la muy cor­ta, pe­ro es an­cho, y co­mo he­mos co­men­ta­do, sin efec­tos no­ci­vos pa­ra la es­ta­bi­li­dad. Ade­más, la me­nor iner­cia de la di­rec­ción la con­vier­te en uno de los mo­de­los de la ga­ma tou­ring más ági­les. Por den­tro, el ca­re­na­do es­tá do­mi­na­do por la enor­me pantalla di­gi­tal del sis­te­ma Boom, que es tác­til, y con la que pue­des con­tro­lar des­de el na­ve­ga­dor a las co­mu­ni­ca­cio­nes del te­lé­fono o el equi­po de au­dio. Es una mo­to real­men­te ba­ja de asien­to por la es­truc­tu­ra de la par­te tra­se­ra, lo que au­men­ta la se­gu­ri­dad en las ma­nio­bras en una mo­to tan pe­sa­da, que una vez que se po­ne en mar­cha pa­re­ce ade­lga­zar gra­cias a la bue­na dis­tri­bu­ción de pe­sos. El pa­sa­je­ro ac­ce­de bien a su es­pa­cio a pe­sar de las ma­le­tas, y tie­ne un asien­to que no va más allá de co­rrec­to, por­que es cor­to, in­cli­na­do ha­cia atrás y sin una bue­na su­je­ción. La Road Glide en cam­bio es ab­so­lu­ta­men­te re­la­ja­da de po­si­ción pa­ra su con­duc­tor, que se en­cuen­tra en un ver­da­de­ro so­fá, en una mo­to sin vi­bra­cio­nes, con una enor­me res­pues­ta y el ca­rác­ter que mar­ca una Har­le­yDa­vid­son.

La Road Glide, con su mo­tor Mil­wau­kee Eight, es una de las Har­ley-Da­vid­son de la ga­ma Tou­ring más pla­cen­te­ra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.