HON­DA FOR­ZA 300

La Moto - - Contacto -

[ 5.800 ¤ | 279 cc | 15 kW | 192 kg ] Tras un año fue­ra del ca­tá­lo­go de la mar­ca, el Hon­da For­za 300 vuel­ve al mer­ca­do to­tal­men­te re­no­va­do. Ade­más de más lu­jo­so y me­jor equi­pa­do, es­te nue­vo scoo­ter es más di­ná­mi­co, li­ge­ro y es­pa­cio­so que su an­te­ce­sor, con­tan­do con un hue­co de ma­yor ca­pa­ci­dad ba­jo su asien­to. VG.

Hon­da ha apro­ve­cha­do la pla­ta­for­ma del For­za 125 pa­ra desa­rro­llar un nue­vo For­za 300, un mo­de­lo que es­pe­rá­ba­mos de­bi­do a que su an­te­ce­sor no ha­bía “su­pe­ra­do el cor­te” de la Eu­ro4. La nue­va va­rian­te que he­mos pro­ba­do con mo­ti­vo de su pre­sen­ta­ción por las ca­lles de Mó­na­co na­da tie­ne que ver con aquel scoo­ter de lí­neas re­don­dea­das y equi­pa­mien­to ve­tus­to. Co­mo ya has po­di­do leer, el nue­vo mo­de­lo com­par­te ba­se y di­se­ño con el For­za 125, y así in­clu­ye to­das sus me­jo­ras co­mo el re­di­se­ña­do cua­dro de ins­tru­men­tos, la pantalla con re­gu­la­ción elec­tró­ni­ca, los in­ter­mi­ten­tes LED, etc. Ade­más, con res­pec­to al an­te­rior For­za 300, anun­cia una re­ba­ja de 12 kg en or­den de mar­cha, es 35 mm más cor­to en­tre ejes y su asien­to se si­túa 64 mm más al­to con res­pec­to al sue­lo con la idea de au­men­tar el es­pa­cio dis­po­ni­ble pa­ra su con­duc­tor, así co­mo la ca­pa­ci­dad del hue­co de de­ba­jo del men­cio­na­do asien­to.

El nue­vo For­za 300 es­tá em­pu­ja­do por un mo­no­ci­lín­dri­co de 279 cc muy si­mi­lar al que uti­li­za el SH300i, pe­ro en su ca­so cuen­ta con con­trol de trac­ción, sien­do el pri­mer scoo­ter de Hon­da que dis­po­ne de es­te sis­te­ma de se­gu­ri­dad. Por otro la­do, aun­que con­ser­va las me­di­das 120/7015” y 140/70-14”, tam­bién se di­fe­ren­cia del For­za 125 en que mon­ta neu­má­ti­cos Pirelli en lu­gar de Mi­che­lin, y las sus­pen­sio­nes po­seen re­gla­jes es­pe­cí­fi­cos te­nien­do en cuen­ta que anun­cia al­go más de 25 CV de po­ten­cia má­xi­ma. Tam­bién el par má­xi­mo anun­cia­do pa­ra el ma­yor es un se­ten­ta por cien­to su­pe­rior. De es­te mo­do, aun­que a la vis­ta las di­fe­ren­cias no se apre­cian si no nos fi­ja­mos en el mo­tor o en el sis­te­ma de es­ca­pe, en la prác­ti­ca am­bos mo­de­los se dis­tin­guen con mu­cha fa­ci­li­dad na­da más gi­rar los pu­ños de sus res­pec­ti­vos ace­le­ra­do­res.

NO SO­LO IMA­GEN

Co­mo su her­mano pe­que­ño, el ma­yor de la sa­ga no es so­lo ima­gen y su as­pec­to lu­jo­so es­tá acom­pa­ña­do de un fun­cio­na­mien­to muy agra­da­ble y sin vi­bra­cio­nes, jun­to a una ru­mo­ro­si­dad real­men­te ba­ja. La ver­dad es que ma­ne­jar­se con él es una de­li­cia de­bi­do a un tac­to ge­ne­ral real­men­te lo­gra­do. Tam­bién la po­si­ción de con­duc­ción es acer­ta­da, dan­do ca­bi­da a pi­lo­tos de dis­tin­tas ta­llas, sin que los más ba­jos ten­gan pro­ble­mas a la ho­ra de po­ner los pies en el sue­lo, ni que los más al­tos se sien­tan in­có­mo­dos al es­con­der sus pier­nas tras el escudo. Al igual que ocu­rre en su her­mano pe­que­ño, en el For­za 300 na­da es pro­duc­to de la ca­sua­li­dad y to­dos sus apar­ta­dos han si­do mi­nu­cio­sa­men­te es­tu­dia­dos pa­ra que sea prác­ti­ca­men­te im­po­si­ble en­con­trar­le al­gún as­pec­to que des­en­to­ne.

Se­gún las ci­fras de­cla­ra­das ha ga­na­do al­go más de 20 kg en or­den de mar­cha en com­pa­ra­ción con el For­za 125 y su dis­tan­cia en­tre ejes tam­bién es ma­yor, pe­ro es un scoo­ter muy ma­ne­ja­ble y aplo­ma­do al mis­mo tiem­po, con un pa­so por curva muy fir­me.

Hon­da ha pre­pa­ra­do cua­tro de­co­ra­cio­nes dis­tin­tas pa­ra el For­za 300 pa­ra ayu­dar­te a ele­gir.

El nue­vo hue­co ba­jo el asien­to apor­ta 53 li­tros de ca­pa­ci­dad. Pue­de al­ber­gar dos cas­cos in­te­gra­les y al­go más

3 1. El nue­vo For­za no re­nun­cia a ofre­cer par­te de la in­for­ma­ción del cua­dro en for­ma­to analó­gi­co. Ele­gan­cia no le fal­ta pre­ci­sa­men­te. 2. El nue­vo es­pa­cio ba­jo el asien­to aco­ge a dos cas­cos in­te­gra­les, co­mo an­tes, pe­ro se ha in­cre­men­ta­do li­ge­ra­men­te la ca­pa­ci­dad to­tal, así co­mo la dis­po­si­ción del es­pa­cio. 3. Se man­tie­ne y re­fuer­za la ya co­no­ci­da lla­ve de pro­xi­mi­dad. Un ver­da­de­ro lu­jo pa­ra un scoo­ter que pre­ten­de enor­gu­lle­cer a su pro­pie­ta­rio con de­ta­lles co­mo es­te.

2

1

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.