Siem­pre se­co y ac­ti­vo

La Moto - - Equipamiento -

Los ma­te­ria­les cam­bia­ron nues­tra vi­da ha­ce ya va­rias dé­ca­das. La in­ves­ti­ga­ción en nue­vos te­ji­dos y ma­te­ria­les pro­tec­to­res, pro­ve­nien­tes de otros sec­to­res, em­pe­zó a te­ner apli­ca­ción en unas pren­das so­me­ti­das co­mo po­cas al su­fri­mien­to. La lle­ga­da del Go­reTex mar­có un an­tes y des­pués, por­que per­mi­tía au­nar la trans­pi­ra­ción con la pro­tec­ción fren­te al agua. Des­de en­ton­ces la in­ves­ti­ga­ción no ha ce­sa­do, y ca­da vez nos en­con­tra­mos con novedades que me­jo­ran las pro­pie­da­des de nues­tro equi­pa­mien­to. La nue­va tecnología que la sín­te­sis quí­mi­ca ha con­se­gui­do, tie­ne unos gran­des pro­ta­go­nis­tas que nos per­mi­ten lo­grar el mi­la­gro de ir se­cos por den­tro aun­que su­de­mos, o en el ex­te­rior es­tén ca­yen­do “chu­zos de pun­ta”. Es­tos son sus res­pon­sa­bles.

GO­RE-TEX

El Go­re-Tex es una lá­mi­na de Te­flon, un ma­te­rial que al es­ti­rar­se es­tá pla­ga­do de mi­cro agu­je­ros, mu­cho más pe­que­ños que una go­ta de agua, pe­ro ma­yo­res que sus mo­lé­cu­las in­di­vi­dua­les. El va­por que su­das pue­de tras­pa­sar es­tos agu­je­ros, pe­ro no las go­tas de agua. En reali­dad, ac­tual­men­te es­ta ex­pli­ca­ción ya no se ajus­ta a la ver­dad, por­que des­de ha­ce mu­cho tiem­po el Go­re-Tex no tie­ne pro­pia­men­te agu­je­ros, sino que aho­ra con­fía en un proceso de di­fu­sión mo­le­cu­lar. Las mo­lé­cu­las son ab­sor­bi­das so­bre una ca­ra y se mue­ven co­mo pie­dras ro­da­das a tra­vés del ma­te­rial, y ex­plo­tan ha­cia afue­ra en la otra ca­ra. Se mue­ven de den­tro ha­cia afue­ra por­que hay más hu­me­dad en el in­te­rior, que es lo que ocu­rre nor­mal­men­te. En una cha­que­ta o un pan­ta­lón, la ca­pa ex­te­rior sue­le ser Cor­du­ra, que no es im­permea­ble, pe­ro que ofre­ce una ex­ce­len­te re­sis­ten­cia al des­ga­rro y el arras­tre. La ca­pa de Go­re-tex es la res­pon­sa­ble de la re­sis­ten­cia al agua, aun­que la ca­pa ex­te­rior es­té tam­bién tra­ta­da re­pe­len­te al agua. No lle­ga a im­pe­dir el fun­cio­na­mien­to de la lá­mi­na de Go­re-Tex, pe­ro eli­mi­na la po­si­bi­li­dad de que se em­pa­pe y el ma­te­rial se as­fi­xie. Aun así, los me­jo­res Go­re-Tex tie­nen un re­pe­len­te que lo­gra que el agua que lle­ga a su su­per­fi­cie, es­cu­rra.

AL­TER­NA­TI­VAS AL GO­RE-TEX

La pa­ten­te de Go­reTex ex­pi­ró a fi­na­les de los años 90, y otros fa­bri­can­tes han lle­ga­do al mer­ca­do con tec­no­lo­gías si­mi­la­res. Dai­ne­se ofre­ce el D-Dry, Al­pi­nes­tars tie­ne su pro­pio Drys­tar, y Spi­di em­plea su H2Out. Hay una mem­bra­na que si­gue el mis­mo ca­mino que el Go­reTex, aun­que ha­ya di­fe­ren­cia en los ma­te­ria­les. El C-Chan­ge de Schoe­ller, es un la­mi­na­do de ca­pas de ma­te­rial ro­dean­do una mem­bra­na, que reac­cio­na con la tem­pe­ra­tu­ra. Cuan­do ha­ce frío los agu­je­ros se cie­rran más, lo­gran­do que la res­pi­ra­ción sea me­nor y que la tem­pe­ra­tu­ra del cuer­po se man­ten­ga; pe­ro cuan­do és­ta au­men­ta, los agu­je­ros se di­la­tan pa­ra per­mi­tir que el ca­lor sal­ga.

SIN MEM­BRA­NA

La vía más sim­ple de con­se­guir un ma­te­rial im­permea­ble es in­cor­po­rar un tra­ta­mien­to o una mem­bra­na que lo sea com­ple­ta­men­te. Es­to lo­gra­rá im­pe­dir el pa­so del agua a su tra­vés, pe­ro tam­bién im­pe­di­rá la res­pi­ra­ción de la pren­da, de ma­ne­ra que el su­dor no tie­ne nin­gu­na vía de es­ca­pe. Es­to sig­ni­fi­ca que tú te vas a ca­len­tar rá­pi­da­men­te, al­go bueno en tra­yec­tos cor­tos, y que si la pren­da es un po­co hol­ga­da, el su­dor no se­rá un pro­ble­ma por­que es­ca­pa­rá por arri­ba y por aba­jo. Son ba­ra­tos y se em­plean es­pe­cial­men­te pa­ra tra­jes de agua.

BAR­BOUR

Los Bar­bour de al­go­dón en­ce­ra­do pa­re­cen aho­ra unas an­ti­gua­llas com­pa­ra­das con los ma­te­ria­les tex­ti­les im­permea­bles de hoy en día, pe­ro real­men­te ofre­cen la ma­yor par­te de sus be­ne­fi­cios. La téc­ni­ca es bien sim­ple: im­preg­nar con ce­ra pa­ra­fí­ni­ca una pren­da de al­go­dón, con­vir­tién­do­la en hi­dró­fu­ga. La llu­via res­ba­la, pe­ro el al­go­dón en­ce­ra­do es ca­paz de res­pi­rar a pe­sar de man­te­ner el agua en el ex­te­rior. No ofre­ce la mis­ma pro­tec­ción fren­te a la abra­sión que los mo­der­nos ma­te­ria­les, es pe­sa­do y vo­lu­mi­no­so, y necesita un man­te­ni­mien­to pe­rió­di­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.