KTM 790 DU­KE

LA FA­VO­RI­TA DE CHECHU LÁ­ZA­RO

La Moto - - Nuestras Favoritas -

Se­gu­ro que al­guno de mis com­pis ya ha di­cho an­tes lo bien que lo pa­sa­mos en la se­sión de fotos de Nues­tras Fa­vo­ri­tas, pe­ro en mar­cha po­cos dis­fru­ta­rían de las cur­vas co­mo lo hi­ce yo co­mo mi "du­ke­si­ta". Es ágil, com­pac­ta, fá­cil de pi­lo­tar, efec­ti­va y con un mo­tor con em­pa­que. En de­fi ni­ti­va y en una pa­la­bra, es una mo­to di­ver­ti­da. Muy di­ver­ti­da. Y qué pue­de ha­ber me­jor que di­ver­tir­se cuan­do sa­les a ro­dar una ma­ña­na con ami­gos.

Em­pe­za­ré por re­co­no­cer que era una mo­to que la te­nía ga­nas. La pri­me­ra vez que lle­gó a la redacción, pa­ra la Superprueba de Lui­gi, "pe­dí la vez" por­que te­nía cu­rio­si­dad por com­pro­bar si la nue­va na­ked me­dia de KTM man­ten­dría su esen­cia, su ADN aus­tria­co "Ready to Ra­ce". Su pre­de­ce­so­ra, si es que se pue­de con­si­de­rar co­mo tal a la 690 Du­ke, te­nía la sin­gu­la­ri­dad del mo­no­ci­lín­dri­co que la con­ver­tía en úni­ca en su es­pe­cie. Es­ta­ba por ver si con un ci­lin­dro ex­tra es­ta 790 se trans­for­ma­ba en una más de la cla­se me­dia, o si con­ser­va­ría ese as­pec­to di­fe­ren­cia­dor en una ca­te­go­ría don­de la com­pe­ten­cia es tan vo­raz que en­fren­ta a bi­ci­lín­dri­cas, tri­ci­lín­dri­cas y te­tra­ci­lín­dri­cas de muy dis­tin­ta ci­lin­dra­da. Mi con­clu­sión es que lle­ga no so­lo pa­ra que­dar­se, sino pa­ra ser uno de los re­fe­ren­tes en el seg­men­to estrella del mer­ca­do. ¡Ca­si na­da!

El nue­vo bi­ci­lín­dri­co en pa­ra­le­lo, bau­ti­za­do co­mo LC8c, pre­su­me de ser el más com­pac­to de la ca­te­go­ría. Y si no lo es, lo pa­re­ce. Se­gu­ro. Ya ha­bla­mos de 100 CV de po­ten­cia ve­ri­fi­ca­dos, lo que la igua­la a sus ri­va­les. En cuan­to a su fun­cio­na­mien­to, des­de aba­jo has­ta bien arri­ba del cuen­ta­vuel­tas las vi­bra­cio­nes bri­llan por su au­sen­cia, ade­más de te­ner un pri­mer gol­pe de gas muy ale­gre, don­de se no­ta ese inequí­vi­co la­do ra­cing de es­ta Du­ke.

Aun­que tal vez lo más in­tere­san­te es que equi­pa una elec­tró­ni­ca de pri­mer ni­vel con cua­tro mo­dos de mo­tor (Sport, Track, Street y Rain), con­trol de trac­ción, quick shift que fun­cio­na a la per­fec­ción en am­bos sen­ti­dos y nos per­mi­te rea­li­zar una con­duc­ción flui­da sin ne­ce­si­dad de des­ace­le­rar al su­bir mar­chas, em­bra­gue an­ti­blo­queo, así co­mo un más que in­tere­san­te sen­sor de in­cli­na­ción que asis­te al ABS en fre­na­das

ES LI­GE­RA Y ÁGIL, CON UN CHA­SIS QUE LO HA­CE TO­DO FÁ­CIL TAN­TO EN CA­RRE­TE­RA CO­MO EN CIU­DAD, PE­RO SO­BRE TO­DO ES UNA MO­TO MUY DI­VER­TI­DA

en cur­va. Si pue­des, prué­ba­lo, y me di­ces si te da ese ex­tra de se­gu­ri­dad fre­nan­do que a mí me apor­tó. ¡Ah! Y no es tra­go­na. Por mu­cho que le des al gas una ma­ña­na en­te­ra, verás que de con­su­mos an­da ti­ran­do a con­te­ni­da en re­la­ción a lo que ofre­ce.

Aun­que el mo­tor es la gran no­ve­dad de es­ta re­no­va­da Du­ke, lo que más me gus­ta de es­ta mo­to es su par­te ci­clo. Es li­ge­ra y ágil, con un cha­sis que lo ha­ce to­do fá­cil. La er­go­no­mía es­tá en­fo­ca­da a una con­duc­ción de­por­ti­va, aun­que tam­po­co ha ol­vi­da­do un apar­ta­do tan im­por­tan­te en es­te seg­men­to co­mo la ver­sa­ti­li­dad, pues se desen­vuel­ve de igual for­ma en ca­rre­te­ra y en ciu­dad, gra­cias a sus re­du­ci­das di­men­sio­nes y un buen radio de gi­ro. En reali­dad, no es que sea una mo­to ba­ja, pe­ro sí que se sien­te real­men­te es­tre­cha y no hay pro­ble­mas pa­ra lle­gar con los dos pies al sue­lo. Es una mo­to pa­ra to­dos los pú­bli­cos, que ade­más se co­mer­cia­li­za una ver­sión que pue­de ser li­mi­ta­da pa­ra el A2. Con res­pec­to a la fre­na­da, es con­tun­den­te y do­si­fi­ca­ble al mis­mo tiem­po, y no des­fa­lle­ce aun­que te pa­ses. Por po­ner­le al­gún "pe­ro", en lo que res­pec­ta al ajus­te de las sus­pen­sio­nes y el com­por­ta­mien­to de los neu­má­ti­cos de se­rie, son co­rrec­tos… pe­ro po­drían ser me­jor. Ca­si to­do en es­ta vi­da, con di­ne­ro, tie­ne arre­glo. Ha­brá que es­pe­rar a que sal­ga la ver­sión R pa­ra com­pro­bar­lo. La pe­na es que no lle­ga­rá en 2019, pe­ro ten­drá mu­chas pa­pe­le­tas pa­ra vol­ver a ser mi fa­vo­ri­ta en el fu­tu­ro.

1. La ins­tru­men­ta­ción cons­ta de una gran pan­ta­lla TFT de buen con­tras­te y fá­cil de leer. El me­nú es in­tui­ti­vo y los bo­to­nes tie­nen buen tac­to. Co­mo op­ción pue­de in­cluir el sis­te­ma de co­nec­ti­vi­dad a nues­tro te­lé­fono móvil vía Blue­tooth. 2. El nue­vo bi­ci­lín­dri­co se ha bau­ti­za­do co­mo LC8c. Las si­glas "LC" ha­cen alu­sión a la re­fri­ge­ra­ción lí­qui­da, el “8” al nú­me­ro de vál­vu­las que in­clu­ye su cu­la­ta, y la nue­va le­tra “c” ha­ce referencia a la pa­la­bra “com­pact”, y es que pre­su­me de ser el más com­pac­to de la cla­se. 3. El asis­ten­te pa­ra el cam­bio fun­cio­na, y muy bien, en los dos sen­ti­dos. No es más que un ejem­plo de lo muy bien equi­pa­da que vie­ne de se­rie.

2

3

1

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.