YA­MAHA NI­KEN

LA FA­VO­RI­TA DE VIC­TO GAN­CE­DO

La Moto - - Nuestras Favoritas -

Aun­que en 2018 han lle­ga­do mu­chas novedades in­tere­san­tes, si ha­bía una que te­nía mu­chas ga­nas de pro­bar, esa no era otra que la Ya­maha Ni­ken. Por suerte, es­tu­ve en Aus­tria en su pre­sen­ta­ción in­ter­na­cio­nal y allí tu­ve oca­sión de dis­fru­tar de ella en se­co, en mo­ja­do e in­clu­so “en nie­ve”, y la ver­dad es que me sor­pren­dió muy gra­ta­men­te en to­dos los am­bien­tes. Y lue­go tam­bién es­tu­ve en los Ni­ken Tour de Má­la­ga y de Bar­ce­lo­na, y ade­más la he es­co­gi­do co­mo mi fa­vo­ri­ta pa­ra es­ta ci­ta tan es­pe­cial, así que muy pro­ba­ble­men­te es la mo­to con la que más ki­ló­me­tros he re­co­rri­do en 2018. Y en nin­gún mo­men­to me ha da­do pe­re­za con­du­cir­la y ca­da vez que me he pues­to a sus man­dos ha si­do es­bo­zan­do una son­ri­sa. Por to­do lo que apor­ta, pa­ra mí la Ni­ken ha si­do sin lu­gar a du­das la sen­sa­ción de la te­mpo­ra­da. Cuan­do pa­re­cía que ya es­ta­ba to­do in­ven­ta­do, ha lle­ga­do Ya­maha y nos ha de­mos­tra­do que no era así. Sí es cier­to que al­gu­nos pu­ris­tas me han di­cho que la Ni­ken no es una mo­to, por­que las mo­tos son de dos rue­das, y tal y tal. Yo no se lo dis­cu­to, pe­ro sí les ad­vier­to que, una vez que se abren los es­pa­cios, las sen­sa­cio­nes que trans­mi­te son muy pa­re­ci­das a las de una mo­to “con­ven­cio­nal”, pe­ro con la ven­ta­ja de que las dos rue­das de­lan­te­ras pa­re­ce que van “pe­ga­das” a la ca­rre­te­ra, trans­mi­tién­do­nos una sen­sa­ción de se­gu­ri­dad in­creí­ble y per­mi­tién­do­nos ha­cer co­sas im­pen­sa­bles con una so­la rue­da de­lan­te, es­pe­cial­men­te en ca­rre­te­ras en mal es­ta­do, su­cias, mo­ja­das… Por eso les in­vi­to a que la prue­ben, pa­ra que dis­fru­ten de sen­sa­cio­nes nue­vas y des­cu­bran por ellos mis­mos el sig­ni­fi­ca­do del es­lo­gan “Ri­de the re­vo­lu­tion”, que le que­da “co­mo ani­llo al de­do” a es­ta in­no­va­do­ra Ya­maha.

A pe­sar de sus ca­rac­te­rís­ti­cas es­pe­cia­les, es muy fá­cil fa­mi­lia­ri­zar­se con ella, y en­se­gui­da es­tás desean­do au­men­tar el rit­mo y que lle­guen las cur­vas. Su con­duc­ción no re­quie­re que uti­li­ce­mos mu­cho el pe­so de nues­tro cuer­po y po­de­mos man­te­ner­nos en el asien­to sin ape­nas mo­ver­nos en­tre cur­vas. Gra­cias a su an­cho ma­ni­llar po­de­mos ba­lan­cear­la de un la­do a otro con fa­ci­li­dad y con una gran sen­sa­ción de con­trol. Ade­más, las tra­yec­to­rias se man­tie­nen me­jor cuan­do lle­va­mos un rit­mo ale­gre y en cur­vas po­de­mos in­cli­nar mu­cho. La sen­sa­ción de se­gu­ri­dad que trans­mi­te en apo­yos fuer­tes es muy ele­va­da y lue­go nos per­mi­te re­tra­sar la fre­na­da has­ta lí­mi­tes in­sos­pe­cha­dos. Es­tá cla­ro que es­te “in­ven­to” fun­cio­na y, ade­más, muy bien.

LA NI­KEN SE CON­DU­CE CO­MO UNA MO­TO

DE DOS RUE­DAS, PE­RO CON LA SEN­SA­CIÓN DE QUE EL TREN DE­LAN­TE­RO VA "PE­GA­DO" A LA CA­RRE­TE­RA

1. Pre­pa­ra­dos..., lis­tos..., ¡ya! 2. La ins­tru­men­ta­ción es­tá for­ma­da por un gran pa­nel di­gi­tal que se vi­sua­li­za en mo­do "ne­ga­ti­vo", con el fon­do negro y los dí­gi­tos en tono cla­ro. 3. El tri­ci­lín­dri­co en lí­nea de 847 cc es el CP3 que uti­li­zan MT-09, XSR900 y Tra­cer 900, pe­ro in­clu­ye un ci­güe­ñal más pe­sa­do que au­men­ta un 18 por cien­to su iner­cia. 4. El tren de­lan­te­ro se dis­tin­gue por mon­tar dos rue­das y dos hor­qui­llas in­ver­ti­das co­lo­ca­das en sen­ti­do lon­gi­tu­di­nal. Las pa­tas tra­se­ras con ba­rras de 43 mm se en­car­gan de la sus­pen­sión y per­mi­ten ser re­gu­la­das en tres vías. Las de­lan­te­ras es­tán hue­cas y cuen­tan con ba­rras de 41 mm. Su fun­ción es la de di­ri­gir y dar ri­gi­dez al tren de­lan­te­ro. 1

3

4

2

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.