Nue­ve eu­ros más de pen­sión con un coste de 1.400 mi­llo­nes

La Razon (1a Edicion) - - Portada - J. A. - Ma­drid

Hi­zo ayer Pe­dro Sánchez su pre­sen­ta­ción ofi­cial co­mo pre­si­den­te in­ves­ti­do con la apro­ba­ción de una subida del 0,9% de las pen­sio­nes pa­ra es­te año. Con ello, ca­da be­ne­fi­cia­rio co­bra­rá de me­dia 9 eu­ros más al mes y el coste pa­ra las ar­cas pú­bli­cas se­rá de 1.406 mi­llo­nes de eu­ros.

Pe­dro Sánchez se apun­tó ayer la pri­me­ra de las me­da­llas que pre­ten­de col­gar­se du­ran­te los pri­me­ros me­ses de le­gis­la­tu­ra: la subida de las pen­sio­nes. Pe­ro no se­rá la úni­ca. Pen­dien­tes que­dan dos de sus ba­zas más ju­go­sas: la subida del Sa­la­rio Mí­ni­mo In­ter­pro­fe­sio­nal (SMI) y el in­cre­men­to del suel­do de los fun­cio­na­rios. Am­bas ten­drán que es­pe­rar. Los em­plea­dos pú­bli­cos, a los que Sánchez ha man­te­ni­do en un se­gun­do plano ex­cu­sán­do­se en que la in­te­ri­ni­dad de su an­te­rior Go­bierno le im­pe­día to­mar de­ci­sio­nes, es­pe­ra­ban que una de las pri­me­ras me­di­das to­ma­das por el Con­se­jo de Mi­nis­tros fue­ra cum­plir con la pro­me­sa de ele­var­les el suel­do. Pe­ro no ha si­do así. Se­gún el pre­si­den­te, el plan es ir cum­plien­do con sus com­pro­mi­sos «po­co a po­co», con una agen­da que se irá di­se­ñan­do se­gún se asien­te ca­da mi­nis­tro en su car­te­ra. «Te­ne­mos 1.400 días pa­ra tra­ba­jar», sub­ra­yó. Pe­se a ello, to­do apun­ta a que los fun­cio­na­rios no ten­drán que es­pe­rar tan­to, ya que el pre­si­den­te pre­ten­de man­te­ner el fo­co me­diá­ti­co so­bre ca­da uno de sus gran­des anun­cios. Y es­te lo es.

Si se su­ma la subida sa­la­rial pa­ra los em­plea­dos pú­bli­cos y la equi­pa­ra­ción sa­la­rial de las Fuer­zas y Cuer­pos de Se­gu­ri­dad del Es­ta­do, la ci­fra to­tal de gas­to se si­tua­ría en­tre 3.000 y 4.500 mi­llo­nes, se­gún re­co­gía el II Acuer­do pa­ra la Me­jo­ra del Em­pleo Pú­bli­co al­can­za­do en­tre el an­te­rior Go­bierno del PP y los sin­di­ca­tos en mar­zo de 2018. En él se es­ta­ble­cía que los fun­cio­na­rios ten­drían una subida fi­ja del 2%, a la que se

de­be­ría su­mar otro 1% adi­cio­nal si el PIB real en 2019 hu­bie­ra cre­ci­do más del 2,5%, al­go que no se ha pro­du­ci­do. Con lo que sí po­drán con­tar es con otro 0,3% ex­tra con­di­cio­na­do.

La subida del SMI se­rá otro can­tar. Su apro­ba­ción re­sul­ta más com­ple­ja, ya que el pre­si­den­te quie­re evi­tar un en­fren­ta­mien­to di­rec­to con los em­pre­sa­rios, que ya mos­tra­ron su desacuer­do con las for­mas en la que reali­zó la úl­ti­ma subida, sin con­tar con los agen­tes so­cia­les. Se­gún ex­pli­có ayer el pre­si­den­te, en las pró­xi­mas se­ma­nas ac­ti­va­rá el diá­lo­go so­cial pa­ra que es­cu­char to­das las pro­pues­tas que so­bre es­te asun­to ha­gan los in­ter­lo­cu­to­res, aun­que el pre­si­den­te de­jó mar­ca­da la lí­nea so­bre la que ne­go­ciar: al­can­zar el 60% del suel­do me­dio en Es­pa­ña.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.