Luz ver­de de los em­pre­sa­rios a la ley de te­le­tra­ba­jo

Los em­plea­dos ten­drán que tra­ba­jar a dis­tan­cia un 30 por cien­to de la jor­na­da

La Razón (1ª Edición) - - PORTADA - H. Mon­te­ro / J. de An­to­nio

Pa­re­cía que no se­ría po­si­ble pe­ro al fi­nal ha lle­ga­do: el te­le­tra­ba­jo en el sec­tor pri­va­do se­rá re­gu­la­do por una ley la­bo­ral tras el preacuer­do al que lle­ga­ron ayer el Mi­nis­te­rio de Tra­ba­jo y Eco­no­mía So­cial y los agen­tes so­cia­les –pa­tro­nal y sin­di­ca­tos–, que pre­vi­si­ble­men­te se­rá ra­ti­fi­ca­do hoy por todas las par­tes y apro­ba­do en el Con­se­jo de Mi­nis­tros tras me­ses de ne­go­cia­cio­nes. Es­te preacuer­do se une al que tam­bién al­can­za­ron ayer los sin­di­ca­tos de fun­cio­na­rios (CC OO, UGT y CSIF) pa­ra re­gu­lar el te­le­tra­ba­jo en el sec­tor pú­bli­co. Sin em­bar­go, és­te no lo apro­ba­rá hoy el Go­bierno, sino que se­rá la pró­xi­ma se­ma­na, ya que to­da­vía exis­ten al­gu­nos pun­tos que de­ben ser «mo­du­la­dos», se­gún fuen­tes mi­nes nis­te­ria­les. En el que co­rres­pon­de al sec­tor pri­va­do, al cie­rre de es­ta edi­ción am­bas par­tes aún es­ta­ban ne­go­cian­do al­gu­nos fle­cos. El prin­ci­pal obs­tácu­lo pa­re­ce ha­ber­se su­pe­ra­do: que el tra­ba­jo a dis­tan­cia al­can­ce el 30% de la jor­na­da se­ma­nal se con­si­de­ra­rá de ca­rác­ter re­gu­lar y, de es­ta ma­ne­ra, es­ta­rá re­gu­la­do por es­ta nue­va ley. Por tan­to, si la jor­na­da se­ma­nal es de cin­co días se ten­drá que tra­ba­jar más de uno de esos cin­co días pa­ra con­si­de­rar que es tra­ba­jo a dis­tan­cia re­gu­lar. Otros pun­tos de fric­ción, co­mo el pla­zo tran­si­to­rio pa­ra la en­tra­da en vi­gor de la nue­va nor­ma y la re­gu­la­ción de las con­di­cio­nes del te­le­tra­ba­jo en cir­cuns­tan­cias ex­tra­or­di­na­rias co­mo la ac­tual, tam­bién han si­do sol­ven­ta­dos.

Aun­que las par­tes aún es­tán per­fi­lan­do el tex­to de­fi­ni­ti­vo que se­rá pre­sen­ta­do en el Con­se­jo de Mi­nis­tros pa­ra su apro­ba­ción, la nue­va nor­ma­ti­va es­ta­ble­ce y aco­ta los tér­mi­nos le­ga­les pa­ra re­co­no­cer ca­da ti­po de tra­ba­jo: se es­ta­ble­ce que el tra­ba­jo a dis­tan­cia es la «ac­ti­vi­dad la­bo­ral des­de el do­mi­ci­lio o el lu­gar ele­gi­do por el tra­ba­ja­dor, con ca­rác­ter re­gu­lar» y el te­le­tra­ba­jo se re­co­no­ce co­mo «cual­quier tra­ba­jo a dis­tan­cia rea­li­za­do ex­clu­si­va­men­te o de ma­ne­ra pre­va­len­te por me­dios y sis­te­mas in­for­má­ti­cos o te­le­má­ti­cos».

El tra­ba­jo a dis­tan­cia se­rá vo­lun­ta­rio y re­ver­si­ble, y los em­plea­dos ten­drán los mis­mos de­re­chos que los pre­sen­cia­les

te­le­má­ti­cos». Es­te tra­ba­jo a dis­tan­cia se­rá vo­lun­ta­rio y re­ver­si­ble, y los em­plea­dos que se aco­jan a él ten­drán los mis­mos de­re­chos que los pre­sen­cia­les y no po­drán su­frir per­jui­cio de sus con­di­cio­nes la­bo­ra­les, in­clu­yen­do re­tri­bu­ción, es­ta­bi­li­dad en el em­pleo, tiem­po de tra­ba­jo, for­ma­ción y pro­mo­ción pro­fe­sio­nal. Las pa­tro­na­les, CEOE y Cepy­me, y los sin­di­ca­tos, CC OO y UGT, so­me­te­rán hoy a la con­si­de­ra­ción de sus or­ga­ni­za­cio­nes el preacuer­do al­can­za­do con el Mi­nis­te­rio de Tra­ba­jo pa­ra su ra­ti­fi­ca­ción de­fi­ni­ti­va. Fuen­tes de la pa­tro­nal con­fir­ma­ron que «se han su­pe­ra­do los obs­tácu­los» que dis­tan­cia­ban a las par­tes y ha con­vo­ca­do a su Co­mi­té Eje­cu­ti­vo.

Es­te acuer­do se dio ayer a co­no­cer el mis­mo día en el que se su­po que las nue­vas con­tra­ta­cio­se con­tra­ta­cio­se des­plo­ma­ron un 28,2% el pa­sa­do ve­rano, se­gún los úl­ti­mos da­tos de los Ser­vi­cios Pú­bli­cos de Em­pleo (SEPE). Los re­bro­tes y la du­bi­ta­ti­va po­lí­ti­ca turística que no ha lo­gra­do im­pe­dir las cua­ren­te­nas ni las aler­tas de los prin­ci­pa­les mer­ca­dos emi­so­res de vi­si­tan­tes ex­tran­je­ros han de­ja­do un ve­rano atí­pi­co en el que se han per­di­do más de un mi­llón de con­tra­tos. Una si­tua­ción que se ha ce­ba­do con es­pe­cial vi­ru­len­cia en los jó­ve­nes y en las re­gio­nes más de­pen­dien­tes del tu­ris­ta eu­ro­peo, co­mo Ba­lea­res y Ca­na­rias.

Du­ran­te ju­lio y agos­to se lle­va­ron a ca­bo en España 2,6 mi­llo­nes de con­tra­tos de tra­ba­jo, ci­fra que con­tras­ta con los 3,7 mi­llo­nes del mis­mo pe­rio­do del año an­te­rior. En ju­lio pa­sa­do se re­gis­tra­ron 1,5 mi­llo­nes de con­tra­tos. El 38,8% (583.000) fue­ron pa­ra me­no­res de 30 años. Un año an­tes se for­ma­li­za­ron ca­si 2,2 mi­llo­nes de con­tra­tos, de los que el 41% fue pa­ra los me­no­res de 30 años, 899.383 con­tra­tos. En de­fi­ni­ti­va, del mi­llón lar­go de con­tra­tos per­di­dos, ca­si la mi­tad co­rres­pon­de a me­no­res de 30 años. Con es­tos da­tos, has­ta los sin­di­ca­tos han pues­to el gri­to en el cie­lo an­te el «des­bo­ca­do» pa­ro ju­ve­nil, que es­te ve­rano su­mó 6,5 pun­tos por­cen­tua­les más res­pec­to a 2019.

EU­RO­PA PRESS

El ocio noc­turno em­pren­de ma­ña­na una cam­pa­ña de pro­tes­tas por el cie­rre de lo­ca­les. En la ima­gen, ma­ni­fes­ta­ción de hos­te­le­ros ayer en Va­len­cia

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.