Quién ga­na y quién pier­de en es­tas elec­cio­nes

La Razón (1ª Edición) - - INTERNACIO­NAL - I. Mon­zón -

Giu­sep­pe Con­te

El pri­mer mi­nis­tro ha­bía tra­ta­do de es­qui­var to­da con­fron­ta­ción, aun­que los re­sul­ta­dos ter­mi­na rían sal­pi­cán­do­lo. La vic­to­ria en el re­fe­rén­dum del M5E, que ade­más es el par­ti­do que lo eli­gió pa­ra pre­si­dir el Go­bierno, y el ba­lan­ce po­si­ti­vo del PD en las re­gio­na­les dan es­ta­bi­li­dad al Eje­cu­ti­vo. Su fi­gu­ra no se ha­bía pues­to en du­da en es­tos co­mi­cios, pe­ro los par­ti­dos que lo sus­ten­tan po­drían ha­ber en­tra­do en una gra­ve cri­sis y aho­ra ese es­ce­na­rio pa­re­ce que­dar des­car­ta­do. Sin nue­vas ci­tas elec­to­ral es y con la ges­tión de los fon­dos eu­ro­peos en el cor­to pla­zo, Con­te pa­re­ce ca­mi­nar tran­qui­lo por una le­gis­la­tu­ra que ter­mi­na en 2023.

Lui­gi Di Maio

En enero, Di Maio di­mi­tió co­mo lí­der del M5E tras el des­plo­me de su for­ma­ción, la rup­tu­ra con la Li­ga y la alian­za de Go­bierno con el PD, de la que nun­ca es­tu­vo con­ven­ci­do. Sin em­bar­go, se man­tu­vo co­mo mi­nis­tro de Ex­te­rio­res, con un per­fil ba­jo, a la es­pe­ra de una opor­tu­ni­dad pa­ra emer­ger. El triunfo en el re­fe­rén­dum, atri­bui­ble al M5E, po­dría ser­vir co­mo arg­men­to pa­ra re­cu­pe­rar el con­trol de la for­ma­ción, que si­gue en ma­nos de un lí­der in­te­ri­no.

Mat­teo Sal­vi­ni

La coa­li­ción ha ob­te­ni­do un buen re­sul­ta­do en las re­gio­na­les, pe­ro ha si­do de­rro­ta­da por el cen­troiz­quier­da en Tos­ca­na, la re­gión en la que él más se ha­bía im­pli­ca­do. con­quis­tar la era el re­to más di­fí­cil, si bien Sal­vi­ni su­ma su se­gun­da de­rro­ta del año en uno de los bas­tio­nes ro­jos, tras el fias­co de Emi­lia Ro­ma­ña. Sal­vi­ni ya no es ese lí­der me­siá­ni­co de an­ta­ño, su nom­bre co­mien­za a aso­ciar­se al fra­ca­so y su es­ti­lo pa­re­ce su­pe­ra­do.

Gior­gia Me­lo­ni

Las Mar­cas, la úni­ca re­gión que los con­ser­va­do­res le arre­ba­tan al cen­troiz­quier­da, le sir­ven pa­ra ano­tar­se un tan­to. Se tra­ta de una vic­to­ria a me­dias, eso sí, ya que as­pi­ra­ba a ha­cer lo pro­pio en Pu­glia. Re­pre­sen­ta a un par­ti­do de tra­di­ción pos­fas­cis­ta, aun­que al mis­mo tiem­po en­car­na las esen­cias de la de­re­cha clá­si­ca.su dis­cur­so se ha cen­tra­do, pa­ra ser re­fe­ren­te de los con­ser­va­do­ra.

Ni­co­la Zin­ga­ret­ti

El lí­der del PD, es­ta­ba en el ojo del hu­ra­cán. Una de­ba­cle pa­ra el cen­troiz­quier­da hu­bie­ra con­ver­ti­do en in­sos­te­ni­ble su li­de­raz­go en el par­ti­do, al que lle­gó en mar­zo de 2019. Sin mu­cho bri­llo, ele­gi­do co­mo una fi­gu­ra de con­sen­so, ha lo­gra­do que la for­ma­ción fre­na­ra una caí­da ini­cia­da en 2016 con el des­ca­la­bro de Mat­teo Ren­zi. Los re­sul­ta­dos del PD son su­fi­cien­tes pa­ra man­te­ner el ti­po.

Se vo­ta­ba en un re­fe­rén­dum pa­ra re­ba­jar el nú­me­ro de par­la­men­ta­rios y, en pa­ra­le­lo, se de­ci­día la ad­mi­nis­tra­ción de sie­te re­gio­nes. Sin em­bar­go, los re­sul­ta­dos ten­drían una lec­tu­ra na­cio­nal, que de­ja ven­ce­do­res y ven­ci­dos.

La lí­der de Her­ma­nos de Ita­lia es la prin­ci­pal be­ne­fi­cia­da de la nue­va de­cep­ción de Sal­vi­ni. El éxi­to en

EFE

El pri­mer mi­nis­tro ita­liano, Giu­sep­pe Con­te, del Mo­vi­mien­to 5 Es­tre­llas vo­ta en el re­fe­rén­dum es­te do­min­go en Ro­ma

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.