Chi­pre re­tie­ne las san­cio­nes con­tra Lu­kas­hen­ko

Su­pe­di­ta su apo­yo a que la UE tam­bién em­pren­da cas­ti­gos res­pec­to a Tur­quía

La Razón (1ª Edición) - - INTERNACIO­NAL - Mi­rent­xu Arro­qui -

Los Vein­ti­sie­te si­guen sin po­ner el cas­ca­bel al gato. A pe­sar de que las can­ci­lle­rías eu­ro­peas han re­ti­ra­do su apo­yo al pre­si­den­te bie­lo­rru­so, Ale­xan­der Lu­kas­hen­ko, al con­si­de­rar que las elec­cio­nes ce­le­bra­das el 9 agos­to no cum­plie­ron los es­tán­da­res de­mo­crá­ti­cos, las re­ser­vas de Chi­pre hi­cie­ron que ayer fue­ra im­po­si­ble im­po­ner san­cio­nes a las per­so­na­li­da­des vin­cu­la­das con el ré­gi­men. El ve­to de Ni­co­sia no se de­be a una dis­cre­pan­cia de fon­do sino que el país es­tá apro­ve­chan­do la oca­sión pa­ra su­pe­di­tar el apo­yo a las san­cio­nes a que los 27 pa­guen con la mis­ma mo­ne­da a Tur­quía. Pa­ra apro­bar es­te ti­po de cas­ti­gos es ne­ce­sa­ria la una­ni­mi­dad de los Vein­ti­sie­te, por lo que el «no» de un so­lo país es más que su­fi­cien­te pa­ra tor­pe­dear cual­quier de­ci­sión y las­trar el de­ba­te. La pre­si­den­ta de la Co­mi­sión Eu­ro­pea, Ur­su­la von der Le­yen, pi­dió la se­ma­na pa­sa­da ter­mi­nar con es­te ti­po de re­gla nu­mé­ri­ca pa­ra que un so­lo país no pue­da se­cues­trar la to­ma de de­ci­sio­nes.

Tur­quía man­tie­ne un pe­li­gro­so con­ten­cio­so tan­to con Gre­cia co­mo con Chi­pre des­pués de que An­ka­ra ha­ya ini­cia­do pros­pec­cio­nes de gas en el Me­di­te­rrá­neo Orien­tal. Los dos paí­ses eu­ro­peos eu­ro­peos ale­gan que, de es­ta for­ma, An­ka­ra vio­la la ley in­ter­na­cio­nal ya que es­tas ope­ra­cio­nes es­tán sien­do rea­li­za­das en sus aguas te­rri­to­ria­les. Des­pués de que el bu­que de pros­pec­ción tur­co Oruc Reis re­gre­sa­ra a puer­to hace días, pa­re­cía que el diá­lo­go po­día re­con­du­cir la si­tua­ción y los Vein­ti­sie­te con­fia­ban en no te­ner que to­mar de­ci­sio­nes de ma­ne­ra pre­ci­pi­ta­da. Sin em­bar­go, Ni­co­sia quie­re que Bru­se­las ele­ve el tono con­tra Er­do­gan y no se con­for­ma con es­te ges­to de bue­na vo­lun­tad.

La fal­ta de re­sul­ta­dos tan­gi­bles so­bre Bie­lo­rru­sa coin­ci­dió ayer con la vi­si­ta de Svetla­na Ti­ja­növs­ka­ya, la prin­ci­pal lí­der de la opo­si­ción. La jo­ven po­lí­ti­ca se ha vis­to obli­ga­da a huir a la ve­ci­na Li­tua­nia des­pués de la vio­len­ta re­pre­sión desata­da en el país, tras las pro­tes­tas por los co­mi­cios frau­du­len­tos. «Los lí­de­res de la UE tie­nen ra­zo­nes pa­ra no im­pul­sar san­cio­nes pe­ro les he pe­di­do que sean más va­lien­tes», ase­gu­ró ayer Ti­ja­novs­ka­ya quien tam­bién tu­vo la opor­tu­ni­dad de di­ri­gir­se a los miem­bros del Par­la­men­to Eu­ro­peo. La di­plo­ma­cia co­mu­ni­ta­ria pre­pa­ra una lis­ta con has­ta 40 per­so­nas li­ga­das con el ré­gi­men a quie­nes se les po­drían con­ge­lar sus bie­nes en sue­lo co­mu­ni­ta­rio y prohibir el vi­sa­do.

EFE

La lí­der opo­si­to­ra, Svetla­na Ti­ja­novs­ka­ya, mues­tra la re­pre­sión de Lu­kas­hen­ko

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.