«Ne­gri­to», el gato con co­vid, mu­rió del co­ra­zón, no del vi­rus

Los re­sul­ta­dos de la au­top­sia son re­le­van­tes: los fe­li­nos no con­ta­gian la en­fer­me­dad y crean an­ti­cuer­pos con­tra el co­ro­na­vi­rus

La Razón (1ª Edición) - - SOCIEDAD | SALUD - Mon­tse Espanyol - Bar­ce­lo­na

Du­ran­te el pi­co de la pan­de­mia, el pa­sa­do 8 de ma­yo, el IRTA (Ins­ti­tut de Re­cer­ca i Tec­no­lo­gia Agroa­li­men­tà­ries), in­for­mó de que ha­bía de­tec­ta­do el pri­mer ca­so de un gato in­fec­ta­do con co­ro­na­vi­rus en España. Se lla­ma­ba «Ne­gri­to», te­nía só­lo cua­tro años y con­vi­vía con una fa­mi­lia de Ba­da­lo­na afec­ta­da por la Co­vid-19 que ha­bía per­di­do a uno de sus miem­bros por el vi­rus. Mien­tras la fa­mi­lia se re­cu­pe­ra­ba, el gato pre­sen­tó di­fi­cul­ta­des pa­ra res­pi­rar. Lo lle­va­ron al Hos­pi­tal Ve­te­ri­na­rio de Ba­da­lo­na, don­de el equi­po mé­di­co le diag­nos­ti­có una car­dio­pa­tía gra­ve. El ani­mal es­ta­ba en es­ta­do ter­mi­nal y op­ta­ron por prac­ti­car­le la eu­ta­na­sia.

Cuan­do le hi­cie­ron la ne­crop­sia, los fo­ren­ses de las ins­ta­la­cio­nes de Al­to Ni­vel de Bio­se­gu­ri­dad del Cen­tro de In­ves­ti­ga­ción Ani­mal (CRESA), vin­cu­la­do al IRTA, vie­ron que «Ne­gri­to» se ha­bía in­fec­ta­do del SARS-COV-2. La pre­gun­ta que se hi­cie­ron en­ton­ces es si ha­bía fa­lle­ci­do por cul­pa del vi­rus. Y tan im­por­tan­te era res­pon­der­la co­mo sa­ber si los ga­tos trans­mi­ten la co­vid.

Pe­ro la pri­me­ra con­clu­sión es que «Ne­gri­to» no mu­rió por cul­pa del co­ro­na­vi­rus. Te­nía una car­dio­mio­pa­tía hi­per­tró­fi­ca fe­li­na.

Aun­que la prue­ba PCR dio po­si­ti­va, el co­ro­na­vi­rus no le cau­só la muer­te por­que se ha­bía in­fec­ta­do con una car­ga vi­ral muy ba­ja y re­si­dual, igual que «Whisky», otro gato que vi­vía en el mis­mo ho­gar y que tam­bién dio po­si­ti­vo de co­vid. Co­mo en el mun­do hay muy po­cos ca­sos de fe­li­nos a los que se ha­ya de­tec­ta­do una in­fec­ción por SARS-COV-2, el equi­po de in­ves­ti­ga­ción en co­ro­na­vi­rus

La se­cuen­cia ge­né­ti­ca del vi­rus del ani­mal y de su pro­pie­ta­rio, fa­lle­ci­do, coin­ci­de en un 99,9%: el hu­mano fue el trans­mi­sor

co­ro­na­vi­rus del IRTA-CRESA, jun­to a in­ves­ti­ga­do­res del Ir­si­cai­xa, el Bar­ce­lo­na Su­per­com­pu­ting Cen­ter (BSC) y ve­te­ri­na­rios del Hos­pi­tal Ve­te­ri­na­rio de Sant Mo­ri tra­ba­ja­ron en red pa­ra sa­ber más so­bre co­ro­na­vi­rus y ga­tos.

Los aná­li­sis de san­gre de «Ne­gri­to» y de «Whisky», que no tu­vo nin­gún sín­to­ma de la en­fer­me­dad, con­fir­ma­ron que am­bos ha­bían desa­rro­lla­do an­ti­cuer­pos con­tra el SARS-COV-2. Es­tos aná­li­sis fue­ron a car­go del Ir­si­cai­xa y del de­par­ta­men­to de Sa­lud de la Ge­ne­ra­li­tat. Los re­sul­ta­dos son in­tere­san­tes por­que co­mo ex­pli­ca Ju­lià Blan­co, in­ves­ti­ga­dor del Ir­si­cai­xa, «nos de­mues­tran que el sis­te­ma in­mu­ni­ta­rio de los ga­tos pa­ra plan­tar ca­ra al SARSCOV-2 es ca­paz de pro­te­ger­los pa­ra que no desa­rro­llen sín­to­mas». Tan­to «Ne­gri­to» co­mo «Whisky» te­nían an­ti­cuer­pos neu­tra­li­zan­tes, lo que sig­ni­fi­ca que «tie­nen la ca­pa­ci­dad de unir­se al vi­rus y blo­quear­lo», ma­ti­za Blan­co.

Es­te ha­llaz­go ha si­do pu­bli­ca­do en el re­vis­ta «Pro­cee­dings of the

Na­tio­nal Aca­demy of Scien­ces (PNAS)». El es­tu­dio res­pal­da la teo­ría de que los ga­tos pue­den in­fec­tar­se del nue­vo co­ro­na­vi­rus, aun­que se­gún pa­re­ce no pue­den trans­mi­tir­lo a las per­so­nas. «No hay nin­gu­na evi­den­cia de trans­mi­sión del vi­rus de ani­ma­les de com­pa­ñía a per­so­nas», cons­ta­ta Jú­lia Ver­ga­ra, in­ves­ti­ga­do­ra del IRTA-CRESA. El úni­co ca­so re­por­ta­do en el mun­do de trans­mi­sión de ani­mal ha­cia hu­ma­nos, es el de un gran­je­ro ho­lan­dés que ha­bría con­traí­do el SARS-COV-2 a tra­vés de vi­so­nes. En cam­bio, si se han re­por­ta­do unos po­cos ca­sos de pe­rros con­ta­gia­dos y has­ta un ti­gre del zoo de Nue­va York. «Buddy», un pe­rro nor­te­ame­ri­cano de sie­te años, fa­lle­ció co­mo «Ne­gri­to» tras te­ner di­fi­cul­ta­des pa­ra res­pi­rar, tam­bién se le prac­ti­có la eu­ta­na­sia. En la au­top­sia, vie­ron que te­nía un lin­fo­ma. Los in­ves­ti­ga­do­res sos­pe­chan que igual que en los hu­ma­nos, el vi­rus es más peii­gro­so con ani­ma­les con pa­to­lo­gías de ba­se.

En el ca­so de «Ne­gri­to» y «Whisky» no ha­bían es­ta­do en con­tac­to con otros ga­tos, se con­ta­gia­ron a tra­vés de sus pro­pie­ta­rios. Con la ayu­da de la su­per­compu­tado­ra, los in­ves­ti­ga­do­res pu­die­ron des­ci­frar la se­cuen­cia ge­né­ti­ca del vi­rus de «Ne­gri­to» y de su due­ño fa­lle­ci­do. «Los vi­rus tie­nen un 99,9% de si­mi­li­tud, es­to su­gie­re que el gato se ha­bría in­fec­ta­do a par­tir de los miem­bros de la fa­mi­lia», cons­ta­ta el in­ves­ti­ga­dor Marc Noguera-ju­lián.

DREAMSTIME

El ca­so de «Ne­gri­to» sir­ve pa­ra es­tu­diar có­mo se com­por­ta el co­ro­na­vi­rus en los ga­tos: ge­ne­ran an­ti­cuer­pos que les ayu­dan a te­ner una en­fer­me­dad le­ve o asin­to­má­ti­ca

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.