EL «BRITPOP» SE PO­NE NE­GA­CIO­NIS­TA: «NO A LA MAS­CA­RI­LLA»

La Razón (1ª Edición) - - R2 - Uli­ses Fuen­te

«Pa­ra ser re­bel­de hay que te­ner ar­gu­men­tos, no una má­qui­na de de­cir ta­cos»

Ha­nHan di­ge­ri­do mal la con­tes­ta­ción y la pro­vo­ca­ción. Igual en su mo­men­to lle­var la con­tra­ria te­nía sen­ti­do y ser un im­per­ti­nen­te les pro­por­cio­na­ba un au­ra. Pe­ro se han he­cho ma­yo­res, co­mo Mi­guel Bo­sé, y del es­cán­da­lo han pa­sa­do al ri­dícu­lo. Noel Ga­llag­her, mi­tad de Oa­sis, es­tá en con­tra de la mas­ca­ri­lla: «Me im­por­ta una mier­da. Eli­jo no usar una mas­ca­ri­lla y si pi­llo el vi­rus es co­sa mía, de na­die más. Si to­dos los de­más ca­pu­llos lle­van una más­ca­ra, no se la qui­ta­ré, y si la lle­vo yo, no me la qui­ta­rán. Creo que es una gi­li­po­llez. Son in­ne­ce­sa­rias y no tie­nen sen­ti­do», di­jo en Twit­ter el «en­fant te­rri­ble» con­ver­ti­do en «cu­ña­do in­so­por­ta­ble». Uno de los Ga­llag­her cre­yén­do­se más lis­to que el res­to res­to del mun­do y su­ce­dien­do exac­ta­men­te lo con­tra­rio. A él se ha su­ma­do otro de los gran­des de la es­ce­na británica de los 90, el lla­ma­do «britpop» que se pre­sen­tó al mun­do co­mo una se­gun­da «in­va­sión británica» mu­si­cal. «Ni con­fi­na­mien­to, ni tests, ni ras­treos, ni mas­ca­ri­llas, ni va­cu­nas», di­jo en su per­fil de la red so­cial, en­tre otros men­sa­jes que in­si­nua­ban que el vi­rus es una cons­pi­ra­ción de Bill Ga­tes y de­más re­per­to­rio del ne­ga­cio­nis­mo. «Na­die tie­ne la pu­ta au­to­ri­dad de de­cir­me que me pon­ga una mas­ca­ri­lla», di­jo en un men­sa­je en un tono po­lé­mi­co que al­gu­nos atri­bu­yen a una es­tra­te­gia pa­ra anun­ciar su nue­vo ál­bum, del que ha­bló unos tuits des­pués, pe­ro el vi­rus del ne­ga­cio­nis­mo se ex­tien­de. Van Mo­rri­son tam­bién ha pu­bli­ca­do tres te­mas con­tra el con­fi­na­mien­to y las «ma­ni­pu­la­cio­nes» de los cien­tí­fi­cos. Hay que re­co­no­cer que to­dos sus se­gui­do­res han te­ni­do me­jor cri­te­rio y ex­pre­sa­ban su de­cep­ción. Por­que pa­ra ser ser un re­bel­de hay que te­ner mo­ti­vos y ar­gu­men­tos, no so­lo una má­qui­na au­to­má­ti­ca de pro­du­cir ta­cos co­mo un ado­les­cen­te. La pro­ver­bial ma­la ac­ti­tud del pop sin co­no­ci­mien­to no sir­ve de na­da. Qui­zá a am­bos les con­ven­ga usar la mas­ca­ri­lla, y no so­lo pa­ra no con­ta­giar­se, sino por­que, con la bo­ca ta­pa­da, tam­bién se evi­tan los con­ta­gios a ter­ce­ros. De ma­las ideas.

GTRES

Noel Ga­llag­her, la mi­tad de Oa­sis, tam­bién se ha apun­ta­do a la «mo­da» de ir con­tra la ló­gi­ca en es­ta gra­ví­si­ma cri­sis sa­ni­ta­ria

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.