El tra­go más amar­go de Da­biz Mu­ñoz

El tres es­tre­llas Mi­che­lin anun­cia el cie­rre tem­po­ral de Di­ver­xo al de­tec­tar­se va­rios po­si­ti­vos en Co­vid-19

La Razón (1ª Edición) - - R2 | GENTE - Ta­tia­na Fe­rran­dis-ma­drid

Con­ta­mos los me­ses pa­ra que ter­mi­ne es­te te­rri­ble 2020. So­bre to­do, por­que ca­da día co­no­ce­mos una amar­ga no­ti­cia re­la­cio­na­da con el Co­vid-19. Si el sá­ba­do de­ci­dían ce­rrar los her­ma­nos Roca El Ce­ller al de­tec­tar­se en­tre los miem­bros del equi­po va­rios ca­sos po­si­ti­vos, ayer fue Da­biz Mu­ñoz quien pu­bli­ca­ba en su Ins­ta­gram un co­mu­ni­ca­do en el que confirma ac­tuar del mis­mo mo­do en Di­ver­xo «pa­ra pre­ser­var la sa­lud del equi­po y de nues­tros clien­tes. Nos ape­na enor­me­men­te es­ta de­ci­sión, pe­ro, pe­se a ha­ber si­do muy es­tric­tos en el cum­pli­mien­to de nor­mas y pro­to­co­los, he­mos de­tec­ta­do al­gu­nos ca­sos en los con­tro­les ru­ti­na­rios desa­rro­lla­dos in­ter­na­men­te». Es el ter­cer tres es­tre­llas Mi­che­lin de nues­tro país que se ve obli­ga­do a to­mar es­ta drás­ti­ca de­ci­sión, ya que Apo­nien­te, el es­pa­cio de Ángel León en El Puer­to de San­ta Ma­ría, aca­ba de re­abrir des­pués de fre­nar la tem­po­ra­da por la mis­ma cau­sa.

El co­ci­ne­ro y Cris­ti­na Pe­dro­che han vi­vi­do la pe­sa­di­lla del co­ro­na­vi­rus en sus pro­pias car­nes, ya en mar­zo fue­ron víc­ti­ma del bi­cho. Y si la pre­sen­ta­do­ra no lo su­frió al pa­sar­lo sin sín­to­mas, Da­biz sí tu­vo fie­bre y, se­gún des­ve­ló, per­dió du­ran­te un mes tan­to el ol­fa­to co­mo el gus­to. Es uno de los efec­tos se­cun­da­rios de la en­fer­me­dad y pa­ra él una ver­da­de­ra fae­na al tra­tar­se de los sen­ti­dos pri­mor­dia­les de to­do chef. Una vez re­cu­pe­ra­do e in­ca­paz de no po­ner­se an­te los fo­go­nes de ca­sa, re­la­tó a sus se­gui­do­res có­mo lo­gra­ba ela­bo­rar la co­mi­da pa­ra él y pa­ra su mu­jer. La úni­ca so­lu­ción que en­con­tró fue agu­di­zar el oí­do y la vis­ta, y cuan­do él creía que los pro­duc­tos es­ta­ban en su punto por el tono del chup-chup, re­cu­rría a Pe­dro­che pa­ra con­di­men­tar la ela­bo­ra­ción.

Así fue­ron pa­san­do los días del con­fi­na­mien­to has­ta que Da­biz se re­cu­pe­ró y co­men­zó a idear la pro­pues­ta de su bes­tial «de­li­very», GOXO, que, por cier­to, si no han pro­ba­do ya las re­ce­tas, es­tán tar­dan­do. Se tra­ta de, se­gún de­fi­nió el día de su lan­za­mien­to, «un nue­vo con­cep­to de co­mi­da ca­se­ra ima­gi­na­ti­va XO», que es po­si­ble dis­fru­tar a tra­vés de Glo­vo. Tam­bién, co­mo «go­chis­mo ilus­tra­do, fres­co, pun­zan­te y chis­pean­te». Pa­la­bras que se ma­te­ria­li­zan en pla­tos co­mo la en­sa­la­da de gaz­pa­cho de ja­la­pe­ños con eda­ma­me, to­ma­tes con­fi­ta­dos y to­bi­ko, la la­sa­ña mum­bai y el co­ci­do Hong Kong-ma­drizzz, pla­ta­zos pa­ra dis­fru­tar en ca­sa acom­pa­ña­dos del

Pe­se a ha­ber si­do es­tric­to en el pro­to­co­lo y en el cum­pli­mien­to de nor­mas, el vi­rus ha en­tra­do en su res­tau­ran­te

fa­mo­so Di­ver­xo lí­qui­do de vio­le­tas o del cóc­tel de pi­ña asa­da len­ta­men­te con es­pe­cias, ron añe­jo de so­le­ra con li­ma e in­fu­sión de ha­ba ton­ka.

Es­te es el úl­ti­mo con­cep­to de ne­go­cio de la pa­re­ja, que sí man­tie­ne abier­to Street­xo Ma­drid, la ver­sión ca­lle­je­ra de la ra­di­cal co­ci­na de Da­biz, si­tua­do en el Gourmet Ex­pe­rien­ce de El Cor­te In­glés, de Se­rrano, y en cu­ya car­ta des­ta­ca el saam de pan­ce­ta a la bra­sa con me­ji­llo­nes en es­ca­be­che, sal­sa tár­ta­ra y sri­ra­cha.

El cie­rre de Di­ver­xo tie­ne lu­gar po­cas se­ma­nas des­pués de que el co­ci­ne­ro tu­vie­ra tam­bién que co­que mu­ni­car a sus co­men­sa­les el apla­za­mien­to de la re­ser­va de su me­sa a cau­sa de un in­cen­dio de­cla­ra­do en el sis­te­ma de ex­trac­ción. Tra­gos amar­gos que sa­ben me­jor gra­cias a re­ce­tas que, co­mo el mis­mo Da­biz es­cri­be en su Ins­ta­gram al re­fe­rir­se a Pe­dro­che, lle­van co­mo in­gre­dien­tes «amis­tad y amor. Mu­cha amis­tad y mu­cho amor. Mu­chas ri­sas. Equi­po­xo. A tu la­do me co­mo el mun­do. Má­xi­ma com­pe­ne­tra­ción. No hay lí­mi­tes. Yo no los veo» Y: «Siem­pre equi­po, por­que un hom­bro fuer­te (muy fuer­te) cer­ca siem­pre vie­ne bien en Di­ver­xo». Pro­men­ten vol­ver con más fuer­za si ca­be.

AL­BER­TO R. ROL­DÁN

El co­ci­ne­ro di­ri­ge el úni­co tres es­tre­llas Mi­che­lin de Ma­drid gra­cias a su pro­pues­ta ra­di­cal, crea­ti­va e in­no­va­do­ra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.