Sal­dre­mos más po­bres

¿Sal­dre­mos me­jo­res de la pan­de­mia? ¿Ha­bre­mos apren­di­do al­go? Du­ran­te el con­fi­na­mien­to se han es­cri­to ríos de tin­ta so­bre có­mo sal­dre­mos de és­ta y lo úni­co seguro es que se­re­mos más po­bres

La Razón (Cataluña) - - Debates - M. Gu­tié­rrez

Mien­tras la cam­pa­ña del Go­bierno de Pe­dro Sán­chez inun­da­ba los me­dios de co­mu­ni­ca­ción la se­ma­na pa­sa­da con el le­ma «Sal­dre­mos más fuer­tes», las co­las para re­ci­bir co­mi­da da­ban la vuel­ta a la man­za­na en va­rias ciu­da­des es­pa­ño­las. Po­cas ve­ces un men­sa­je po­lí­ti­co ha­bía con­ci­ta­do un re­cha­zo tan uná­ni­me. Na­die pa­re­ce ha­ber en­ten­di­do qué sig­ni­fi­ca que sal­dre­mos más fuer­tes de la peor cri­sis sa­ni­ta­ria del úl­ti­mo si­glo. So­bre to­do por­que exis­te el acuer­do ge­ne­ral de que sal­dre­mos me­nos, más desuni­dos y, de­fi­ni­ti­va­men­te, más em­po­bre­ci­dos.

Las ci­fras de aten­ción de or­ga­ni­za­cio­nes co­mo Cá­ri­tas o Cruz Ro­ja po­nen de ma­ni­fies­to que la po­bla­ción es­tá pa­san­do unas pe­nu­rias pro­pias de épo­cas de pos­gue­rra, tiem­pos en los que has­ta ali­men­tar­se tres ve­ces al día su­po­ne una proeza. Los tes­ti­mo­nios de per­so­nas que nun­ca ha­bían so­li­ci­ta­do en su vi­da ayu­da a un ban­co de ali­men­tos o una ONG se cuen­tan por mi­les. El pa­rón eco­nó­mi­co ha de­ja­do sin re­cur­so al­guno a mu­chas fa­mi­lias que vi­vían al día y que se han vis­to abo­ca­das a re­cu­rrir a la ca­ri­dad.

Una vez más, la so­cie­dad ci­vil ha es­ta­do a la al­tu­ra del re­to hu­ma­ni­ta­rio y las fi­las de vo­lun­ta­rios se han en­gro­sa­do con mi­les de ciu­da­da­nos que se han sen­ti­do lla­ma­dos a mo­vi­li­zar­se para ten­der la mano a los más des­fa­vo­re­ci­dos. Han si­do in­con­ta­bles las ini­cia­ti­vas pri­va­das de to­do ti­po. Des­de la fa­bri­ca­ción de mas­ca­ri­llas a la re­co­gi­da y re­par­to de pro­duc­tos de pri­me­ra ne­ce­si­dad. La abru­ma­do­ra res­pues­ta ha vuel­to a po­ner de ma­ni­fies­to que la so­li­da­ri­dad es uno de nues­tros va­lo­res más fuer­tes. La reac­ción em­pre­sa­rial tam­bién ha si­do for­mi­da­ble. Gran­des fir­mas co­mo Mer­ca­do­na o In­di­tex se han vol­ca­do a tra­vés de do­na­cio­nes de ma­te­rial y ali­men­tos y sus eje­cu­ti­vos han in­yec­ta­do gran­des su­mas de di­ne­ro a or­ga­ni­za­cio­nes de lu­cha con­tra la pan­de­mia, que han sa­li­do di­rec­ta­men­te de sus suel­dos. Sin em­bar­go, a pe­sar de es­ta ca­de­na so­li­da­ria, los gran­des ban­cos de ali­men­tos han da­do la voz de alar­ma. Se han que­da­do sin exis­ten­cias, la de­man­da les ha so­bre­pa­sa­do. Es que no sal­dre­mos más po­bres: ya lo so­mos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.