Ju­ris­tas aler­tan: es ile­gal que las CC AA re­cu­pe­ren el po­der

Mon­cloa, víc­ti­ma de sus de­pen­den­cia de ERC y PNV Al de­vol­ver las com­pe­ten­cias an­tes de que aca­be el es­ta­do de alar­ma el Go­bierno vul­ne­ra el ar­tícu­lo 7 de la Ley Or­gá­ni­ca que la re­gu­la su apli­ca­ción en to­da Es­pa­ña

La Razón (Cataluña) - - España - A. Ro­jo / R. Es­te­ban - Ma­drid

Cer­ti­fi­ca­do el pa­so a fa­se 3 de bue­na par­te de Es­pa­ña al Eje­cu­ti­vo de Sán­chez se le pre­sen­ta aho­ra una com­ple­ja en­ce­rro­na ju­rí­di­ca si fi­nal­men­te cum­ple su pro­me­sa de de­vol­ver a los pre­si­den­tes au­to­nó­mi­cos el es­ta­tus de au­to­ri­dad com­pe­ten­te del Es­ta­do en sus res­pec­ti­vos te­rri­to­rios. En efec­to el ar­tícu­lo 7 de la Ley Or­gá­ni­ca del Es­ta­do de Alar­ma de 1981 es­ta­ble­ce que «a efec­tos del es­ta­do de alar­ma la au­to­ri­dad com­pe­ten­te se­rá el Go­bierno [cen­tral] o, por de­le­ga­ción de és­te, el pre­si­den­te de la Co­mu­ni­dad Au­tó­no­ma cuan­do la de­cla­ra­ción afec­te ex­clu­si­va­men­te a to­do o par­te del te­rri­to­rio de una co­mu­ni­dad». Al ha­ber­se de­cla­ra­do el es­ta­do de Alar­ma en to­do el te­rri­to­rio na­cio­nal y no es una re­gión de­ter­mi­na­da, si fi­nal­men­te Sán­chez de­vuel­ve to­das sus com­pe­ten­cias a los pre­si­den­tes au­to­nó­mi­cos de del País Vas­co, Ca­na­rias, Can­ta­bria, Na­va­rra, Mur­cia, Me­li­lla, La Rio­ja, Ga­li­cia, Ex­tre­ma­du­ra, Ba­lea­res y Ara­gón, se es­ta­ría vul­ne­ran­do la ley se­gún han con­fir­ma­do a es­te dia­rio sol­ven­tes ju­ris­tas con­sul­ta­dos so­bre es­te ex­tre­mo.

Es el ca­so del ca­te­drá­ti­co de De­re­cho Ad­mi­nis­tra­ti­vo Mi­guel Án­gel Re­cuer­da, que, sub­ra­ya la im­por­tan­cia de la pa­la­bra «ex­clu­si­va­men­te» en el ar­tícu­lo 7 de la Ley Or­gá­ni­ca del Es­ta­do de Alar­ma de 1981 ci­ta­do an­te­rio­re­men­te. Su opi­nión es que mien­tras la de­cla­ra­ción del es­ta­do de alar­ma afec­te a to­do el te­rri­to­rio na­cio­nal la au­to­ri­dad com­pe­ten­te es el Go­bierno. La de­vo­lu­ción de las com­pe­ten­cias a las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas se pro­du­ci­rá cuan­do fi­na­li­ce el es­ta­do de alar­ma. No obs­tan­te, el Go­bierno po­dría de­cla­rar un es­ta­do de alar­ma li­mi­ta­do a un de­ter­mi­na­do ám­bi­to te­rri­to­rial, y el Con­gre­so de los Dipu­tados po­dría igual­men­te cons­tre­ñir en su au­to­ri­za­ción au­to­ri­za­ción la ex­ten­sión te­rri­to­rial del es­ta­do de alar­ma.

En la opi­nión de Re­cuer­da, la co­go­ber­nan­za en el es­ta­do de alar­ma es un con­cep­to de di­fí­cil en­ca­je con la Ley Or­gá­ni­ca 4/1981, pues di­cha ley im­po­ne la su­bor­di­na­ción de to­das las ad­mi­nis­tra­cio­nes pú­bli­cas (no so­lo de las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas) al po­der del Es­ta­do, sal­vo que se ad­mi­ta que co­go­ber­nar con­sis­te en que las co­mu­ni­da­des pro­po­nen y el Es­ta­do dis­po­ne. Se­gún de­fien­de, la co­go­ber­nan­za en el es­ta­do de alar­ma es un con­cep­to más po­lí­ti­co que ju­rí­di­co pa­ra dar par­ti­ci­pa­ción a las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas que, por otro la­do, es pre­ci­sa, pe­ro ba­jo el man­do úni­co. In­ci­de el ju­ris­ta en que si el Go­bierno hu­bie­se con­si­de­ra­do po­si­ble y opor­tuno no re­cu­rrir al man­do úni­co no ha­bría so­li­ci­ta­do la pró­rro­ga del es­ta­do de alar­ma en seis oca­sio­nes.

Pa­blo Nue­vo, pro­fe­sor de De­re­cho Cons­ti­tu­cio­nal de la Uni­ver­si­dad Abat Oli­ba, coin­ci­de en que la li­te­ra­li­dad del art. 7 de la Ley Or­gá­ni­ca pa­re­ce que úni­ca­men­te per­mi­te de­cla­rar a au­to­ri­dad com­pe­ten­te al pre­si­den­te de una Co­mu­ni­dad Au­tó­no­ma «cuan­do la de­cla­ra­ción afec­te ex­clu­si­va­men­te a to­do o par­te del te­rri­to­rio de una Co­mu­ni­dad». Por tan­to, no pa­re­ce que el Go­bierno pue­da de­le­gar las fa­cul­ta­des pro­pias del Eje­cu­ti­vo en el es­ta­do de alar­ma -de­cla­ra­do pa­ra to­da Es­pa­ñaa Es­pa­ñaa los pre­si­den­tes de al­gu­nas CC AA. Pe­ro pun­tua­li­za: «Sí po­dría el Go­bierno mo­di­fi­car el De­cre­to por el que de­cla­ra el es­ta­do de alar­ma, de­jan­do al­gu­nas fun­cio­nes cen­tra­li­za­das en el Go­bierno de la Nación y dis­po­nien­do que otras vuel­van a los ti­tu­la­res de las mis­mas; en es­te sen­ti­do, no hay que ol­vi­dar que al­gu­nas de las fun­cio­nes que ha asu­mi­do el Go­bierno co­rres­pon­den, en tiem­pos de nor­ma­li­dad, a las ad­mi­nis­tra­cio­nes au­to­nó­mi­cas». Es­te ju­ris­ta con­si­de­ra que en

es­ta pro­ble­má­ti­ca, por un la­do se ve que la Ley Or­gá­ni­ca del es­ta­do de alar­ma «ha que­da­do des­fa­sa­da pues es de 1981, cuan­do no se ha­bía com­ple­ta­do el pro­ce­so de des­cen­tra­li­za­ción po­lí­ti­ca». Tam­bién se evi­den­cias «dis­fun­cio­nes» de nues­tro Es­ta­do au­to­nó­mi­co, en el que «el pro­gre­si­vo va­cia­mien­to de com­pe­ten­cias del Es­ta­do no ha ido acom­pa­ña­do de los ins­tru­men­tos ne­ce­sa­rios pa­ra una ade­cua­da coor­di­na­ción con las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas pa­ra po­der ha­cer fren­te a re­tos de al­can­ce na­cio­nal».

La pro­ble­má­ti­ca de fon­do no es sen­ci­lla­men­te una sim­ple cues­tión téc­ni­ca ya que cues­tio­nes tan im­por­tan­tes co­mo el man­do de las po­li­cías au­to­nó­mi­cas es­ta­ría in­flui­do por es­ta en­ce­rro­na ju­rí­di­ca. Es­to es así por­que el ar­tícu­lo 9 de la ci­ta­da Ley Or­gá­ni­ca es­ta­ble­ce que «por la de­cla­ra­ción del es­ta­do de alar­ma to­das las Au­to­ri­da­des ci­vi­les de la Ad­mi­nis­tra­ción Pú­bli­ca del te­rri­to­rio afec­ta­do por la de­cla­ra­ción, los in­te­gran­tes de los Cuer­pos de Po­li­cía de las Co­mu­ni­da­des Au­tó­no­mas y de las Cor­po­ra­cio­nes Lo­ca­les, (…) que­da­rán ba­jo las ór­de­nes di­rec­tas de la Au­to­ri­dad com­pe­ten­te», que es el Go­bierno cen­tral si, co­mo es el ca­so, el de­cre­to de es­ta­do de alar­ma se aprue­ba pa­ra el con­jun­to del te­rri­to­rio na­cio­nal.

Ba­jo to­da es­ta po­lé­mi­ca sub­ya­cen las pre­sio­nes po­lí­ti­cas que es­ta so­por­tan­do el Go­bierno li­de­ra­do por Pe­dro Sán­chez du­ran­te to­da la pan­de­mia ya que, si si­gue en Mon­cloa es gra­cias a la abs­ten­ción de los in­de­pen­den­tis­tas de Es­que­rra Re­pu­bli­ca­na y a los na­cio­na­lis­tas vas­cos. Es­ta es la ra­zón que ex­pli­ca que la mi­nis­tra Por­ta­voz, de­ja­rá cla­ro ayer que se­rán «las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas las que cul­mi­nen es­te pro­ce­so de deses­ca­la­da» pa­ra lo que, agre­gó, con­ta­rán «con to­da la ayu­da y co­la­bo­ra­ción del Mi­nis­te­rio de Sa­ni­dad». Es por ello que los pre­si­den­tes au­to­nó­mi­cos se­ña­la­dos an­te­rior­men­te se­rán a par­tir del lu­nes «la au­to­ri­dad com­pe­ten­te de­le­ga­da, con ca­rác­ter ex­clu­si­vo, pa­ra la adop­ción, su­pre­sión, mo­du­la­ción y eje­cu­ción de las me­di­das co­rres­pon­dien­tes» a la ter­ce­ra fa­se «en ejer­ci­cio de sus com­pe­ten­cias, sal­vo pa­ra las me­di­das vin­cu­la­das a la li­ber­tad de cir­cu­la­ción que ex­ce­dan el ám­bi­to de la uni­dad te­rri­to­rial de­ter­mi­na­da pa­ra ca­da co­mu­ni­dad au­tó­no­ma a los efec­tos del pro­ce­so de deses­ca­la­da». Ese es el tex­to exac­to que se re­co­ge en la so­li­ci­tud de au­to­ri­za­ción de la sexta pró­rro­ga del es­ta­do de alar­ma que el Con­se­jo de Mi­nis­tros acor­dó el pa­sa­do mar­tes y el Con­gre­so de los Dipu­tados ava­ló al día si­guien­te, don­de tam­bién se abre la puer­ta a que «sean las pro­pias co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas las que pue­dan de­ci­dir, con arre­glo a cri­te­rios sa­ni­ta­rios y epi­de­mio­ló­gi­cos, la su­pera­ción de la fa­se 3 en las di­fe­ren­tes pro­vin­cias, is­las o uni­da­des te­rri­to­ria­les de su co­mu­ni­dad».

El Go­bierno po­dría

de­cre­tar un es­ta­do de alar­ma «li­mi­ta­do» pa­ra sor­tear la prohi­bi­ción del ar­tícu­lo 7

La de­ci­sión de Sán­chez

vie­ne pro­vo­ca­da por sus ce­sio­nes pa­ra ga­nar­se la abs­ten­ción de ERC y el apo­yo del PNV

AYUN­TA­MIEN­TO DE MA­DRID

La Gran Vía de Ma­drid «to­ma­da» por los ci­clis­tas en una ima­gen his­tó­ri­ca du­ran­te es­tas se­ma­nas de es­ta­do de alar­ma, muy ale­ja­da de las ha­bi­tua­les es­ce­nas de vehícu­los y pea­to­nes

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.