LA NUE­VA ERA DEL FÚT­BOL TRAS EL CO­RO­NA­VI­RUS

LA LI­GA RE­GRE­SA ES­TA SE­MA­NA DAN­DO PE­QUE­ÑOS PA­SOS HA­CIA LA NOR­MA­LI­DAD. SIN PÚ­BLI­CO, DE MO­MEN­TO, CON CIN­CO CAM­BIOS POR EQUI­PO, PE­RO CON LA MIS­MA PA­SIÓN. EL SE­VI­LLA-BE­TIS DEL JUE­VES ES LA VUEL­TA A LA VI­DA

La Razón (Cataluña) - - Portada - POR DOMINGO GAR­CÍA

Du­ran­teDu­ran­te tres me­ses el mun­do ha vis­to la vi­da a tra­vés de las pan­ta­llas. Y así re­gre­sa el fút­bol, co­mo es­pec­tácu­lo te­le­vi­si­vo, co­mo re­cuer­do de lo que fue y co­mo avan­ce de lo que se­rá. Cuan­do el jue­ves co­mien­cen su par­ti­do el Se­vi­lla y el Be­tis en el Sán­chez Piz­juán ha­brán pa­sa­do exac­ta­men­te tres me­ses des­de el úl­ti­mo par­ti­do de un equi­po es­pa­ñol, la vic­to­ria del

Atlé­ti­co de Ma­drid en An­field an­te el Li­ver­pool.

Un día an­tes se ju­ga­rán los res­tos del Ra­yo-Al­ba­ce­te, que se que­dó a me­dias por los gri­tos con­tra Zo­zul­ya. Los 45 mi­nu­tos que que­dan por ju­gar son el pe­que­ño ho­me­na­je a to­do eso que se que­dó pen­dien­te, un par­ti­do que lle­va des­de di­ciem­bre es­pe­ran­do aca­bar. Ha­brán pa­sa­do cin­co me­ses y 23 días, 178 días

en to­tal, des­de el co­mien­zo has­ta el fi­nal de es­te en­cuen­tro.

Por el ca­mino se ha que­da­do mu­cha gen­te. No ve­rán el re­gre­so del fút­bol pre­si­den­tes co­mo Lo­ren­zo Sanz, fut­bo­lis­tas y en­tre­na­do­res co­mo Ra­do­mir An­tic, Go­yo Be­ni­to, Joa­quín Pei­ró, José Luis Ca­pón, Be­ni­to Joa­net y pe­rio­dis­tas co­mo Chema Can­de­la. Unos víc­ti­ma del co­ro­na­vi­rus, otros, de la pro­pia vi­da.

«Es­pa­ña ha he­cho lo que de­be y aho­ra pa­ra to­dos se abren nue­vos ho­ri­zon­tes. Ha lle­ga­do el mo­men­to de re­cu­pe­rar mu­chas de las ac­ti­vi­da­des co­ti­dia­nas. A par­tir del 8 de ju­nio vol­ve­rá La­Li­ga de fút­bol», de­cía Pe­dro Sán­chez el 23 de ma­yo pa­ra anun­ciar el re­gre­so del fút­bol. Un de­por­te que cum­ple su fun­ción co­mo ele­men­to mo­ti­va­dor, co­mo for­ma de unión –también de en­fren­ta­mien­to, aun­que pa­ra eso hay ya tan­tas co­sas– y co­mo mo­tor de una in­dus­tria que va más allá de los sen­ti­mien­tos.

El fút­bol es pa­sión, pe­ro también son ci­fras que ayu­dan a re­cu­pe­rar un país to­ca­do. Es­te de­por­te su­po­ne el 1,37 por cien­to del PIB, 185.000 em­pleos y 4.100 mi­llo­nes de eu­ros en im­pues­tos. Es ca­paz, ade­más, de im­pul­sar la eco­no­mía a su al­re­de­dor. Por ca­da eu­ro que pro­du­ce, el fút­bol ge­ne­ra otros 4,2 de ma­ne­ra in­di­rec­ta.

Es el mis­mo de­por­te, pe­ro pa­re­ce­rá di­fe­ren­te por mu­chas co­sas. La me­mo­ria de los fa­lle­ci­dos se re­cor­da­rá con un mi­nu­to de si­len­cio an­tes de los par­ti­dos. Y la la­bor de los tra­ba­ja­do­res que han sa­li­do a man­te­ner abier­ta la vi­da cuan­do to­da Es­pa­ña es­ta­ba en­ce­rra­da en su casa se­rá re­co­no­ci­da en el mi­nu­to 20 de ca­da par­ti­do. Un aplau­so que se re­co­ge en la pá­gi­na web aplau­soin­fi­ni­to.es y que va pa­ra los tra­ba­ja­do­res sa­ni­ta­rios, los de los su­per­mer­ca­dos, los de la lim­pie­za, los trans­por­tis­tas, los cuer­pos y fuer­zas de se­gu­ri­dad del Es­ta­do...

Lo que no ha per­di­do el fút­bol du­ran­te el pa­rón ha si­do la po­lé­mi­ca. Cual­quier co­sa es sus­cep­ti­ble de ge­ne­rar dis­cu­sión, in­clu­so la po­si­bi­li­dad de ha­cer cin­co cam­bios, que to­dos creen que fa­vo­re­cen a los de­más. «Be­ne­fi­cia a los ri­va­les, por­que mu­chos par­ti­dos los re­sol­ve­mos al fi­nal y aho­ra van a te­ner gen­te más fres­ca», de­cía Quique Se­tién, el en­tre­na­dor del Bar­ce­lo­na. «Los cin­co cam­bios fa­vo­re­cen a los gran­des», le res­pon­dió Bor­da­lás, el téc­ni­co del Ge­ta­fe.

Sue­le pen­sar­se que los gran­des tie­nen plan­ti­llas más gran­des y com­pe­ti­ti­vas, pe­ro la que­ja de Se­tién es­con­de la im­po­si­bi­li­dad que ten­drá en mu­chos de sus par­ti­dos de ha­cer cin­co cam­bios de ga­ran­tías. Só­lo tie­ne 18 fi­chas del pri­mer equi­po más An­su Fa­ti.

La me­di­da fue apro­ba­da por la Fi­FA pa­ra pro­te­ger a los fut­bo­lis­tas, que des­pués de va­rios me­ses pa­ra­dos ten­drán que afron­tar un pe­rio­do ago­ta­dor, con par­ti­dos ca­da tres días y ca­si sin va­ca­cio­nes, en mu­chos casos, has­ta el ve­rano de 2021.

Van a ser 14 me­ses con­ti­nua­dos de com­pe­ti­ción pa­ra los ju­ga­do­res que lle­guen has­ta las úl­ti­mas ron­das de las com­pe­ti­cio­nes eu­ro­peas y el año que vie­ne ten­gan que dispu­tar la Eu­ro­co­pa o la Co­pa América.

La­Li­ga se ha vis­to obligada a in­va­dir el te­rri­to­rio de es­tas com­pe­ti­cio­nes de se­lec­cio­nes. Las dos de­bían co­men­zar el pró­xi­mo vier­nes, cuan­do en el cam­peo­na­to es­pa­ñol ya ha­ya dispu­tado el der­bi se­vi­llano. A la ho­ra en que ter­mi­ne el Gra­na­da-Ge­ta­fe de­be­ría es­tar co­men­zan­do el Tur­quía-Ita­lia en Ro­ma. Y San Ma­més, que de­bía es­tar pre­pa­rán­do­se el domingo pa­ra el de­but de Es­pa­ña el día 15 con­tra Sue­cia, vi­vi­rá un Ath­le­tic-Atlé­ti­co de Ma­drid.

Vuel­ve el fút­bol, pe­ro to­do es ex­tra­ño. La Li­ga ha re­cu­pe­ra­do te­rreno que le ha­bían ga­na­do las se­lec­cio­nes e in­va­de la pró­xi­ma temporada. A fi­na­les del si­glo pa­sa­do no era ra­ro que la fi­nal de Co­pa del Rey se lle­va­ra has­ta los úl­ti­mos días de ju­nio. Es­ta temporada se ha­bía ade­lan­ta­do por la Eu­ro­co­pa. Se de­bía ha­ber ju­ga­do el 18 de abril y aho­ra no se sa­be cuán­do se dispu­tará. Los dos clu­bes no quie­ren dispu­tar­la sin la pre­sen­cia de su afi­ción en las gra­das y han re­nun­cia­do in­clu­so a la cla­si­fi­ca­ción pa­ra las com­pe­ti­cio­nes eu­ro­peas que lle­ga por es­ta vía si eso sig­ni­fi­ca ju­gar a puer­ta ce­rra­da.

La pre­sen­cia de pú­bli­co en las gra­das es otra de las gran­des ba­ta­llas. Cuan­do co­men­zó el con­fi­na­mien­to se de­cía que de és­ta íba­mos a sa­lir me­jo­res, pe­ro unos quie­ren sa­lir me­jo­res que otros. Y an­tes.

El pre­si­den­te de Las Pal­mas fue el primero en pe­dir que se abrie­ran las puer­tas de su es­ta­dio en el re­gre­so de la com­pe­ti­ción. Más tar­de fue el Cel­ta. «No se­ría jus­to que hu­bie­ra pú­bli­co só­lo en al­gu­nos es­ta­dios», di­ce Pe­dro Sán­chez pa­ra aca­bar con la dis­cu­sión.

La pre­sen­cia de pú­bli­co en las gra­das no lle­ga­rá, ca­si con to­da se­gu­ri­dad, has­ta la pró­xi­ma temporada. Pro­ba­ble­men­te an­tes de lo pre­vis­to, pe­ro el pró­xi­mo cur­so. «Ju­gar sin pú­bli­co no es lo que nos gus­ta. Es o esto o que­dar­se sin ter­mi­nar La­Li­ga», re­co­no­ce Piqué.

Es­pa­ña ha he­cho lo que de­be y se abren nue­vos ho­ri­zon­tes. A par­tir del 8 de ju­nio vuel­ve el fút­bol»

Pe­dro Sán­chez

Ju­gar sin pú­bli­co no es lo que nos gus­ta, pe­ro es esto o no ter­mi­nar la Li­ga»

Ge­rard Piqué

JE­SÚS G. FE­RIA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.