Pi­ró­mano y frau­de

La Razón (Cataluña) - - Debates - Ju­lio Val­deón

Ar­de­nAr­den las re­des por­que el otro día, don­de Un Tío Blan­co He­te­ro, di­je que Do­nald Trump es un sin­ver­güen­za. Me que­dé cor­to. Trump anun­ció su can­di­da­tu­ra a las pri­ma­rias con un dis­cur­so que era una ma­la co­pia de al­gún sub­pro­duc­to de Ste­ven Sea­gal. El hi­jo de un agen­te in­mo­bi­lia­rio mi­llo­na­rio, que es­ca­pó de Viet­nam gra­cias a un par­te mé­di­co, re­ca­li­fi­ca­dor com­pul­si­vo, in­ver­sor en ca­si­nos que arrui­na­ba, in­si­nuó que el pa­dre de un ri­val, Ted Cruz, es­tu­vo re­la­cio­na­do con Lee Har­vey Os­wald y uh, uh, uh. Atrás que­da su en­lo­que­ci­da pro­me­sa de ex­pul­sar a on­ce mi­llo­nes de in­mi­gran­tes y de le­van­tar un mu­ro vi­si­ble des­de el es­pa­cio. El de­fen­sor de tor­tu­rar a los sos­pe­cho­sos de te­rro­ris­mo, ad­mi­ra­dor de Vla­di­mir Pu­tin, llo­ró por las fo­tos que de­mos­tra­ban que a su inau­gu­ra­ción fue me­nos gen­te que a la de Ba­rack Oba­ma, al que acu­sa­ba de no ha­ber na­ci­do en EE UU. Sos­te­nía que po­dría dis­pa­rar a un pea­tón en la Quin­ta Ave­ni­da y aún así ga­nar las elec­cio­nes, que ha co­que­tea­do con los an­ti­va­cu­nas y que en mi­tad de la ma­yor cri­sis de los úl­ti­mos años asu­me un dis­cur­so re­ga­do en que­ro­seno con la úni­ca in­ten­ción de fa­vo­re­cer sus ga­nan­cias elec­to­ra­les. Su fa­ci­li­dad pa­ra in­ju­riar a los hé­roes mi­li­ta­res, de John McCain al ge­ne­ral Jim Mat­tis, es dig­na del me­jor an­ti­sis­te­ma. Cuan­do re­co­mien­da be­ber le­jía ape­te­ce po­ner­le un bo­zal. Des­de lue­go que he­re­dó una eco­no­mía que iba co­mo un ti­ro y man­tu­vo el rum­bo. Sen­tó a ne­go­ciar a Chi­na. Pe­ro la ges­tión del vi­rus ha si­do un desas­tre. Co­mo fun­cio­na­mos en un da­me­ro bi­na­rio mu­chos de los que cri­ti­can la (ca­tas­tró­fi­ca) ges­tión de un opor­tu­nis­ta co­mo Pe­dro Sán­chez son in­ca­pa­ces de re­co­no­cer la ca­la­mi­to­sa dis­rup­ción que ha su­pues­to Trump. En 1989, con Nue­va York con­mo­cio­na­da por la vio­la­ción de una jo­ven blan­ca en Cen­tral Park, Trump pu­bli­có un anun­cio de 600 pa­la­bras en el New York Ti­mes pi­dien­do la pe­na de muer­te. Cua­tro me­no­res de edad fue­ron con­de­na­dos a en­tre 5 y 10 años de cár­cel. Otro jo­ven, de 16 años, cla­si­fi­ca­do co­mo adul­to, cum­plió 13 años. En 2002 la po­li­cía de­tu­vo al cul­pa­ble del cri­men. Los jó­ve­nes fue­ron ab­suel­tos y, en 2014, in­dem­ni­za­dos. Cuan­do a Trump le pre­gun­ta­ron por los 5 de Cen­tral Park só­lo le fal­tó des­pa­char­se con la fi­gu­ra del ca­pi­tán pos­te­rio­ri. Créan­me. Es Igle­sias y es Sán­chez, 2x1, pi­ró­mano y frau­de. En ru­bio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.