El ex DAO Eu­ge­nio Pino se des­vin­cu­la del clan Pu­jol

El ins­pec­tor Bo­ni­fa­cio Díez tam­bién nie­ga las acu­sa­cio­nes.

La Razón (Cataluña) - - Punto De Mira - F. Ve­las­co -

El ex di­rec­tor ad­jun­to ope­ra­ti­vo de la Po­li­cía Eu­ge­nio Pino re­cha­zó hoy de for­ma ca­te­gó­ri­co te­ner vin­cu­la­ción con el pen­dri­ve que con­te­nía in­for­ma­ción sobre Jor­di Pu­jol Fe­rru­so­la y que fue en­tre­ga­do al juez de la Au­dien­cia Na­cio­nal Jo­sé de la Ma­ta, quien in­ves­ti­ga el pa­tri­mo­nio de la fa­mi­lia del ex pre­si­den­te ca­ta­lán. De he­cho, ase­gu­ró que tu­vo co­no­ci­mien­to del ci­ta­do lá­piz de me­mo­ria «cuando es­ta­ba ju­bi­la­do». El se­gun­do de los acu­sa­dos, el ins­pec­tor Bo­ni­fa­cio Díez –su­bor­di­na­do de Pino– tam­bién ne­gó cual­quier re­la­ción con los he­chos.

Tan­to Pino co­mo Díez se ne­ga­ron a con­tes­tar a las pre­gun­tas de las acu­sa­cio­nes ejer­ci­das por Jor­di Pu­jol Fe­rru­so­la y Po­de­mos, quie­nes so­li­ci­tan pa­ra am­bos una con­de­na de dos años y me­dios y diez de pri­sión, res­pec­ti­va­men­te. Sí res­pon­die­ron a las pre­gun­tas del fis­cal, quien abo­ga por la so­lu­ción de los dos acu­sa­dos.

An­tes del ini­cio de la vis­ta, el abo­ga­do que re­pre­sen­ta a Po­de­mos, Ale­jan­dro Gámez, ca­li­fi­có es­te jui­cio co­mo el pri­me­ro «con­tra la Po­li­cía patriótica», aun­que sea «de for­ma tan­gen­cial».

En su de­cla­ra­ción, Pino, quien fue nú­me­ro dos de la Po­li­cía con el Gobierno del PP, ne­gó ha­ber en­tre­ga­do el «pen­dri­ve» a la Uni­dad de De­lin­cuen­cia Eco­nó­mi­ca y Fis­cal (UDEF) y que des­co­no­cía «có­mo» y «por­qué» ese dis­po­si­ti­vo fue a pa­rar a la ci­ta­da uni­dad po­li­cial, y que, por ese mis­mo mo­ti­vo, no tu­vo «co­no­ci­mien­to de que se ha­bía en­via­do a la Au­dien­cia» pos­te­rior­men­te.

Sí re­co­no­ció re­ci­bió un dis­po­si­ti­vo de me­mo­ria que pro­ve­nía de la ya des­apa­re­ci­do agen­cia de de­tec­ti­ves Mé­to­do 3 de Bar­ce­lo­na, en fe­chas que si­tuó «en­tre fi­na­les de 2012 y prin­ci­pios de 2013», no en 2015, que es cuando el juez De la Ma­ta re­ci­be el pen­dri­ve con con­te­ni­dos re­la­ti­vos a la fa­mi­lia de Jor­di Pu­jol.

Pe­ro, ade­más, ase­gu­ró que ni si­quie­ra lle­gó a abrir ese pen­dri­ve por­que no te­nía «tiem­po» pa­ra ello; por lo que se lo en­tre­gó a la mis­ma per­so­na que se lo ha­bía en­tre­ga­do: Mar­ce­lino Mar­tí­nB­las, ex res­pon­sa­ble de Asun­tos In­ter­nos. Y se lo dio pa­ra que lo en­tre­ga­se al CNI por­que ha­bía un ge­ne­ral que pa­re­cía que co­la­bo­ra­ba con esa agen­cia de de­tec­ti­ves. Tam­bién ase­gu­ró que vi­vió un mo­men­to de ten­sión cuando com­pa­re­ció an­te el ci­ta­do ma­gis­tra­do de la Au­dien­cia Na­cio­nal. «Yo es­ta­ba dis­pues­to a ayu­dar al juez», di­jo, pe­ro la de­cla­ra­ción trans­cu­rrió con «el abo­ga­do del Estado a vo­ces, la Fiscalía , a vo­ces, y ya en un mo­men­to de­ter­mi­na­do es­tu­ve a pun­to de le­van­tar­me por coac­ción».

La se­sión aca­bó an­tes de lo pre­vis­to por los pro­ble­mas te­le­má­ti­cos, lo que mo­les­tó pro­fun­da­men­te a la presidenta del Tri­bu­nal. Hoy de­cla­ra Vi­lla­re­jo.

Vi­lla­re­jo, a es­ce­na

Hoy se pre­vé que de­cla­re des­de pri­sión, si no fa­llan los sis­te­mas te­le­má­ti­cos, co­mo ayer

EFE

El ex di­rec­tor ad­jun­to de la Po­li­cía, Eu­ge­nio Pino, ayer an­te el juez de la Au­dien­cia Na­cio­nal en Ma­drid

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.