«El fis­cal no pue­de to­mar­le de­cla­ra­ción»

«De­be ce­sar si el si­guien­te pa­so es su ci­ta­ción» «Se es­tá afo­ra­do an­te el Supremo, no an­te el fis­cal»

La Razón (Cataluña) - - España - F. Ve­las­co -

¿Pue­de la Fiscalía del Tri­bu­nal Supremo in­ves­ti­gar al Rey emé­ri­to? En su ca­so, ¿hasta dón­de pue­de lle­gar la mis­ma? ¿Pue­de la Fiscalía ci­tar a de­cla­rar a un afo­ra­do? Son cues­tio­nes que pla­nean a raíz de la de­ci­sión de la Fiscalía del Tri­bu­nal Supremo de in­ves­ti­gar al Rey emé­ri­to den­tro de las diligencia­s que abrió Anticorrup­ción en 2018 re­la­cio­na­das con el presunto pago de comisiones ile­ga­les por la adjudicaci­ón a dis­tin­tas em­pre­sas del AVE de la Meca. Hasta el pro­pio Con­se­jo Ge­ne­ral del Po­der Ju­di­cial abor­dó una cues­tión re­la­ti­va a si la Fiscalía po­día ci­tar a de­cla­rar a un afo­ra­do, en es­te ca­so se tra­ta­ba de un juez, y se lle­gó a la con­clu­sión de que só­lo po­dría com­pa­re­cer «vo­lun­ta­ria­men­te»; pe­ro in­clu­so hu­bo vo­ca­les que en­ten­dían que ni si quie­ra ca­bía esa po­si­bi­li­dad, to­da vez que «el fue­ro se tie­ne an­te un juez o tri­bu­nal, no an­te la Fiscalía».

El ca­so de las in­ves­ti­ga­cio­nes por la par­te de la Fiscalía a los afo­ra­dos ha si­do un te­ma po­lé­mi­co y «con­tro­ver­ti­do» y «du­do­so», se­gún se­ña­la­ron a es­te pe­rió­di­co dis­tin­tas fuen­tes ju­rí­di­cas con­sul­ta­das. Sin em­bar­go, una Cir­cu­lar de la Fiscalía Ge­ne­ral del Estado el año 2013, re­mi­tién­do­se a una Con­sul­ta de 2005, es­ta­ble­ce dos op­cio­nes: ci­tar­le a de­cla­rar u ofre­cer­le que lo ha­ga vo­lun­ta­ria­men­te. A pe­sar de ello, tam­bién se se­ña­la que si la de­cla­ra­ción no va apor­tar na­da sig­ni­fi­ca­ti­vo, de­be evi­tar­se tal tran­ce al afec­ta­do.

La ma­yo­ría de los con­sul­ta­dos no tie­nen du­da en que el afo­ra­mien­to es an­te la Sa­la com­pe­ten­te que, en es­te ca­so, se­ría la Sa­la Se­gun­da del Tri­bu­nal Supremo. «Y eso su­po­ne que el fis­cal no pue­de to­mar­le de­cla­ra­ción. Y pa­re­ce lo más ra­zo­na­ble con la fi­lo­so­fía que jus­ti­fi­ca el afo­ra­mien­to», se sos­tie­ne al res­pec­to sobre la cues­tión.

Por tan­to, la Fiscalía po­dría rea­li­zar las diligencia­s que con­si­de­ra­se opor­tu­nas y ne­ce­sa­rias

pa­ra el es­cla­re­ci­mien­to de los he­chos, pe­ro si lle­ga el mo­men­to en que apre­cia que el «si­guien­te pa­so» se­ría te­ner que ci­tar a de­cla­rar a Don Juan Car­los «en ese mis­mo mo­men­to de­be­ría ce­sar, no prac­ti­car nin­gu­na di­li­gen­cia más y pre­sen­tar la co­rres­pon­dien­te que­re­lla an­te la Sa­la Se­gun­da del Tri­bu­nal Supremo, el com­pe­ten­te».

Y tam­po­co se­ría «acep­ta­ble» la fór­mu­la de que se le ofre­cie­se de­cla­rar vo­lun­ta­ria­men­te. «Ya sa­be­mos que cuando una no­ti­fi­ca­ción ofre­cién­do­te de­cla­rar vo­lun­ta­ria­men­te es por­que ya ve al­go», por lo que lo pro­ce­den­te se­ría de­te­ner la investigac­ión «y de­jar­la en ma­nos del Tri­bu­nal com­pe­ten­te, por­que se quie­ra o no a día de hoy la Ley de En­jui­cia­mien­to Cri­mi­nal de­ja cla­ro que la investigac­ión den­tro de un pro­ce­so la tie­nes los jue­ces». Cues­tión dis­tin­ta se­rá si se lle­ga a con­su­mar la mo­di­fi­ca­ción de la Ley pa­ra otor­gar a los fis­ca­les la investigac­ión de las cau­sas pe­na­les.

Otros ju­ris­tas, sin em­bar­go, de­fien­den que in­clu­so no ha­bría ni que lle­gar a ese ex­tre­mo: «La Fiscalía pue­de aco­piar y va­lo­rar los da­tos dis­po­ni­bles, pe­ro di­ri­gir di­rec­ta­men­te una investigac­ión con­tra él –el Rey emé­ri­to– no pue­de, aun­que es to­do muy dis­cu­ti­ble».

Tam­bién hay quien de­fien­de que la Fiscalía sí pue­de y es­tá le­gi­ti­ma­da pa­ra rea­li­zar to­das las diligencia­s de investigac­ión que con­si­de­re ne­ce­sa­rias en es­te ca­so, ya que «el afo­ra­mien­to no li­mi­ta las fa­cul­ta­des del fis­cal en la investigac­ión» y es una «in­ter­pre­ta­ción ha­bi­tual cuando afec­ta a afo­ra­dos» an­te un tri­bu­nal con­cre­to.

«Una cosa es el fue­ro, que lo tie­ne Don Juan Car­los, y otra que la Fiscalía del Supremo pi­die­se la con­ti­nua­ción y sus­tan­cia­ción de ac­tua­cio­nes», lo que es «per­fec­ta­men­te lí­ci­to».

Por tan­to, no es una cues­tión pa­cí­fi­ca la que se plan­tea, pe­ro sí hay un sen­tir ma­yo­ri­ta­rio en los ju­ris­tas con­sul­ta­dos en que por «pru­den­cia» y «res­pe­to al afo­ra­mien­to», el fis­cal no de­be­ría ci­tar a de­cla­rar a Don Juan Car­los, al­go que, por otro la­do, a día de hoy no pre­vé.

La cues­tión de si la Fiscalía pue­de in­ves­ti­gar­le es muy du­do­sa y el te­ma en cues­tión, muy con­tro­ver­ti­do El fis­cal pue­de aco­piar y va­lo­rar los da­tos dis­po­ni­bles, pe­ro no di­ri­gir una investigac­ión con­tra su per­so­na

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.