El PP de Az­nar con­tro­la­rá la cam­pa­ña del 12-J

El 12-J se me­di­rá la es­tra­te­gia de los mo­de­ra­dos y de los du­ros Gé­no­va di­ri­gi­rá la cam­pa­ña vas­ca des­pués de la cri­sis que pro­vo­có la sa­li­da de Alonso

La Razón (Cataluña) - - Punto De Mira - Car­men Mo­ro­do-Ma­drid

Gé­no­va su­per­vi­sa­rá tras la cri­sis de la sa­li­da de Alonso.

Las dos al­mas del PP se me­di­rán en las elec­cio­nes en Ga­li­cia y País Vas­co del pró­xi­mo 12 de ju­lio. Se­rán la opor­tu­ni­dad de con­fron­tar es­tra­te­gias y dis­cur­sos, la mo­de­ra­ción, re­pre­sen­ta­da en Al­ber­to Nú­ñez Fei­jóo, fren­te al PP de José Ma­ría Az­nar, que siem­pre ha sim­bo­li­za­do Car­los Itur­gaiz. Son dos con­tex­tos com­ple­ta­men­te di­fe­ren­tes des­de el pun­to de vis­ta electoral por­que en Ga­li­cia el PP ga­lle­go as­pi­ra a que Fei­jóo re­va­li­de su cuar­ta ma­yo­ría ab­so­lu­ta, uti­li­zan­do su ges­tión del co­ro­na­vi­rus, y en el País Vas­co pi­den con­te­ner la de­ba­cle. Ga­li­cia fue la pri­me­ra co­mu­ni­dad en com­prar ma­te­rial sa­ni­ta­rio y en me­di­ca­li­zar las re­si­den­cias y ha si­do la pri­me­ra que le­van­tar el es­ta­do de alar­ma.

En el País Vas­co el PP se jue­ga la su­per­vi­ven­cia en la coa­li­ción con Ciu­da­da­nos (Cs), que pro­vo­có una cri­sis en la organizaci­ón re­gio­nal y la sa­li­da de su lí­der, Al­fon­so Alonso. Co­mo sa­li­da Pa­blo Ca­sa­do eli­gió co­mo can­di­da­to a «len­da­ka­ri» a Car­los Itur­gaiz, ex eu­ro­dipu­tado, al que Ca­sa­do sa­có de la lis­ta al Par­la­men­to Eu­ro­peo, y ex pre­si­den­te del PP vas­co. Itur­gaiz es una per­so­na muy res­pe­ta­da en­tre los po­pu­la­res vas­cos, pe­ro re­pre­sen­ta al PP de Az­nar, de Jaime Ma­yor Ore­ja o de Ma­ría San Gil. Es de­cir, al PP opues­to al PP de Al­ber­to Nú­ñez Fei­jóo. La cen­tra­li­dad y la mo­de­ra­ción iden­ti­fi­can tam­bién a otros di­ri­gen­tes au­to­nó­mi­cos, co­mo el pre­si­den­te de la Jun­ta an­da­lu­za, Juan Ma­nuel Moreno, o el pre­si­den­te de Cas­ti­lla y León, Al­fon­so Fer­nán­dez Ma­ñue­co.

Fei­jóo jue­ga so­bre se­gu­ro en Ga­li­cia. Las en­cues­tas le son­ríen y la bue­na ges­tión de la cri­sis sa­ni­ta­ria le ha au­pa­do aún más en los son­deos. Su vic­to­ria se­rá el triun­fo del PP mo­de­ra­do, que con­de­na abier­ta­men­te a Vox, y que cues­tio­na que el par­ti­do se ale­je de la cen­tra­li­dad, co­mo ocu­rrió en la pri­me­ras ge­ne­ra­les de Pa­blo Ca­sa­do, pa­ra com­pe­tir por la de­re­cha con San­tia­go Abas­cal.

La cam­pa­ña de Fei­jóo se ajus­ta­rá a es­tos pa­rá­me­tros. Es­tá he­cha en Ga­li­cia, con au­to­no­mía, y el pe­so de la pre­sen­cia na­cio­nal se­rá muy pe­que­ño, aun­que cuen­te con la obli­ga­da par­ti­ci­pa­ción de Pa­blo Ca­sa­do y de otros di­ri­gen­tes na­cio­na­les me­nos mar­ca­dos por el «az­na­ris­mo».

La cam­pa­ña vas­ca la con­tro­la­rá Gé­no­va. La di­rec­ción na­cio­nal se ha he­cho car­go del par­ti­do de ma­ne­ra im­plí­ci­ta, sin usar la vía­for­mal de la ges­to­ra, has­ta que en un pró­xi­mo con­gre­so re­gio­nal se ofi­cia­li­ce la su­ce­sión de Alonso, di­ri­gi­da des­de Ma­drid. Aquí sí que se­rá ne­ce­sa­rio el des­em­bar­co del PP na­cio­nal, y en los ac­tos es­ta­rán re­fe­ren­tes del «az­na­ris­mo» co­mo la por­ta­voz en el Con­gre­so, Ca­ye­ta­na Ál­va­rez de To­le­do. Las lis­tas las con­di­cio­nó Gé­no­va, igual que im­pu­so el pac­to con la for­ma­ción na­ran­ja que per­mi­te a Cs en­trar en esas can­di­da­tu­ras y as­pi­rar a te­ner pre­sen­cia en el fu­tu­ro Par­la­men­to vas­co. A pe­sar de que a día de hoy sea un par­ti­do que es­tá fue­ra de to­das las ins­ti­tu­cio­nes y tam­po­co tie­ne re­pre­sen­tan­tes en el Con­gre­so por es­ta cir­cuns­crip­ción.

Ca­sa­do ten­drá mu­cha pre­sen­cia en es­ta cam­pa­ña, co­mo otros di­ri­gen­tes na­cio­na­les más iden­ti­fi­ca­dos con el dis­cur­so más fiel a la lí­nea du­ra. Si los son­deos acier­tan, la no­che electoral pue­de ser di­fí­cil pa­ra el PP vas­co. La cla­ve y don­de se me­di­rá el éxi­to o el fra­ca­so de es­ta ope­ra­ción es en si su­man vo­tos con la alian­za con Ciu­da­da­nos o si res­tan. Los pro­nós­ti­cos no son ha­la­güe­ños por­que to­dos au­gu­ran una caí­da de la coa­li­ción di­se­ña­da en Ma­drid. Gé­no­va ar­gu­men­ta que es una ope­ra­ción a más lar­go pla­zo por­que era un pa­so ne­ce­sa­rio pa­ra lue­go for­zar el acuer­do na­cio­nal. Pe­ro Cs pa­re­ce que es­tá co­gien­do un ca­mino pro­pio en esa are­na na­cio­nal.

El can­di­da­to a len­da­ka­ri, Car­los Itur­gaiz, es una per­so­na muy res­pe­ta­da en­tre los po­pu­la­res vas­cos, pe­ro re­pre­sen­ta al PP de Az­nar, de Jaime Ma­yor Ore­ja o de Ma­ría San Gil»

EFE

La por­ta­voz del PP en el Con­gre­so, Ca­ye­ta­na Ál­va­rez de To­le­do, par­ti­ci­pa­rá en la pró­xi­ma cam­pa­ña de las elec­cio­nes vas­cas

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.