Redada po­li­cial tras cua­tro no­ches de dis­tur­bios en Di­jon

En bus­ca de ar­mas, mu­ni­cio­nes y dro­gas

La Razón (Cataluña) - - Internacio­nal - Car­los He­rranz -

La Po­li­cía fran­ce­sa lle­vó a ca­bo ayer una redada sor­pre­sa en Di­jon des­pués de va­rias no­ches con­se­cu­ti­vas de dis­tur­bios por un pre­sun­to ajus­te de cuen­tas pro­ta­go­ni­za­do por miem­bros de la co­mu­ni­dad che­che­na. Unos 140 gen­dar­mes se­guían al cie­rre de es­ta edi­ción re­gis­tran­do va­rios apar­ta­men­tos del com­pli­ca­do ba­rrio de Gré­si­lles en Di­jon. Se­gún el pre­fec­to, Ber­nard Sch­meltz, los agen­tes bus­can «ar­mas, mu­ni­cio­nes y es­tu­pe­fa­cien­tes».

Di­jon, una ciu­dad mun­dial­men­te co­no­ci­da por su le­gen­da­ria mos­ta­za más que por sus ten­sio­nes in­ter­ét­ni­cas, ha si­do es­ce­na­rio de cua­tro no­ches de dis­tur­bios y es­ce­nas que han con­mo­cio­na­do a Fran­cia y han de­ri­va­do en un in­ten­so de­ba­te so­bre la se­gu­ri­dad des­pués de que el mi­nis­tro del In­te­rior, Ch­ris­top­he Cas­ta­ner, ca­li­fi­ca­ra de es­ce­nas pro­pias del «sal­va­je oes­te» lo allí vis­to: co­ches in­cen­dia­dos, in­di­vi­duos ar­ma­dos con ha­chas e in­clu­so fu­si­les Ka­lash­ni­kov. Se­gún la Po­li­cía, los in­ci­den­tes ten­drían co­mo ori­gen una agre­sión a un jo­ven che­cheno de 16 años, que pro­vo­có que otros miem­bros de la co­mu­ni­dad rea­li­za­ran re­da­das de re­pre­sa­lia en bus­ca de ven­gan­za. Miem­bros de la co­mu­ni­dad che­che­na ha­brían via­ja­do a Di­jon des­de to­da Fran­cia e in­clu­so des­de paí­ses ve­ci­nos co­mo Bél­gi­ca y Ale­ma­nia. Los en­fren­ta­mien­tos se han cen­tra­do en ese ba­rrio po­pu­lar de Gré­si­lles, que tie­ne una gran co­mu­ni­dad ma­gre­bí.

Has­ta el mo­men­to, se ha de­te­ni­do a cin­co per­so­nas re­la­cio­na­das con es­ta es­pi­ral de vio­len­cia, la úl­ti­ma el pa­sa­do jue­ves. Se tra­ta de cin­co miem­bros de la co­mu­ni­dad co­mu­ni­dad che­che­na de­te­ni­dos en di­fe­ren­tes ciu­da­des. El fis­cal de Di­jon, Eric Mat­hais, in­for­mó en un co­mu­ni­ca­do el jue­ves que esos cin­co arres­tos es­tán des­ti­na­dos a «ve­ri­fi­car» los pri­me­ros da­tos que sur­gen de la in­ves­ti­ga­ción que él mis­mo ha abier­to pa­ra acla­rar las in­frac­cio­nes co­me­ti­das e iden­ti­fi­car a los au­to­res. Los de­li­tos con­tem­pla­dos en esa in­ves­ti­ga­ción son, en­tre otros, los de ten­ta­ti­va de ase­si­na­to en ban­da or­ga­ni­za­da, vio­len­cia agra­va­da, aso­cia­ción de mal­he­cho­res y per­te­nen­cia a gru­po ar­ma­do.

El al­cal­de so­cia­lis­ta de Di­jon, Fra­nçois Reb­sa­men, ya ha­bía cri­ti­ca­do lo que con­si­de­ra­ba un des­plie­gue po­li­cial «in­su­fi­cien­te». «Co­mo la Jus­ti­cia lle­ga de­ma­sia­do tar­de y la Po­li­cía no tie­ne los me­dios, la co­mu­ni­dad che­che­na de­ci­dió apli­car su pro­pia ley”.

Las ban­das che­che­nas han con­ver­ti­do Di­jon en el le­jano oes­te

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.