LOS IM­PUES­TOS, LOS RI­COS Y #USTEDSEÑOR­A

La Razón (Cataluña) - - Economía - CARLOS RO­DRÍ­GUEZ BRAUN @ro­dri­guez­braun

Se­gú­nSe­gún la pren­sa gu­ber­na­men­tal, lo que ha su­ce­di­do es que Wa­rren y Pau­li­ta «apar­can las subidas de im­pues­tos para lo­grar un pac­to». El Par­ti­do Aux Ar­mes Ci­to­yens ha ayu­da­do: «Ciu­da­da­nos tam­bién evi­ta su idea de re­ba­jas fis­ca­les ge­ne­ra­li­za­das». To­dos se han sa­cri­fi­ca­do por nues­tro bien: la iz­quier­da se mo­de­ra, pe­ro tam­bién el cen­tro­po­idis­mo ha com­pren­di­do que es­tá muy mal ba­jar los im­pues­tos. Mi con­clu­sión es que la que pier­de es #UstedSeñor­a.

Una cla­ve la brin­dó Ain­hoa Martínez aquí en LA RA­ZÓN, al in­for­mar de que el do­cu­men­to que con­sen­sua­ron PSOE y Po­de­mos es «un tex­to pla­ga­do de ge­ne­ra­li­da­des». Efec­ti­va­men­te, por­que se tra­ta tan­to de que triun­fen los po­lí­ti­cos co­mo de que la de­rro­ta de #UstedSeñor­a sea dis­fra­za­da al má­xi­mo. Ob­via­men­te, ga­nan los so­cia­lis­tas, que se pre­sen­tan co­mo mo­de­ra­dos, que re­cha­zan el im­pues­to a los ri­cos y neu­tra­li­zan a la ul­tra­iz­quier­da, an­te los plá­ce­mes de Bru­se­las, de don­de ma­na­rá le­che y miel. Pe­ro tam­bién ga­na Po­de­mos, que no ha su­fri­do una de­rro­ta ni ce­di­do una con­ce­sión; siem­pre po­drán ale­gar que ellos sí son pro­gre­sis­tas y por eso só­lo que­rían cru­jir a una mi­no­ría opu­len­ta. Cuan­do ven­gan mal da­das, que ven­drán, siem­pre po­drán dar un por­ta­zo, o ex­pli­car que se que­dan en Mon­cloa para evi­tar que los po­bres su­fran aún más. Y, por fin, los de Ci­to­yens tam­bién ga­nan, pre­sen­tán­do­se co­mo los mu­ñi­do­res del acuer­do, li­ma­do­res de sus aris­tas más hi­rien­tes.

Pe­ro to­dos sa­bían desde el prin­ci­pio que lo del im­pues­to a los ri­cos era una men­ti­ra, que nun­ca iba a re­cau­dar lo que an­ti­ci­pa­ban, y que el po­der pro­gre­sis­ta siem­pre iba a des­car­gar el pe­so del ma­yor gas­to pú­bli­co so­bre las es­pal­das de la cla­se tra­ba­ja­do­ra.

Y to­do es­te jue­go tie­ne co­mo ob­je­ti­vo ocul­tar esa ma­nio­bra reac­cio­na­ria. Eu­ro­pa pue­de ser­vir, co­mo siem­pre, no so­lo por la fi­nan­cia­ción, sino por la ex­cu­sa: siem­pre po­drá ale­gar Wa­rren que él de­fen­dió a las tra­ba­ja­do­ras has­ta que los hom­bres de gris le di­je­ron que ya bas­ta de cuen­tos. El pa­pel de Aux Ar­mes Ci­to­yens es par­ti­cu­lar­men­te de­li­ca­do, por­que es­tán in­ten­tan­do co­lar el cuen­to de que el agu­je­ro de la Ha­cien­da Pú­bli­ca, que em­pe­zó Wa­rren an­tes de la pan­de­mia, y agi­gan­tó des­pués, po­drá ser re­lle­na­do con la con­sa­bi­da «lu­cha con­tra el frau­de fis­cal». Es un vie­jo y fa­bu­lo­so ca­me­lo, que no re­sis­te ni el aná­li­sis ni la con­tras­ta­ción em­pí­ri­ca. Por lo tan­to, y co­mo era de te­mer, aquí van to­dos a por #UstedSeñor­a. No sa­be­mos bien có­mo lo ha­rán, pe­ro se es­for­za­rán en en­ga­ñar y di­si­mu­lar. Si quie­re us­ted una pis­ta, creo que la pri­me­ra me­di­da para su­bir­le a us­ted los im­pues­tos se­rá su­pri­mir las de­duc­cio­nes, tan­to en So­cie­da­des co­mo en el IRPF, o sea: los pla­nes pri­va­dos de pen­sio­nes. A ver có­mo lo ha­cen.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.