De las du­das de Na­dal a la sus­pen­sión de la Da­vis

Rafa ten­dría que ju­gar seis se­ma­nas se­gui­das en las que de­fien­de 5.360 pun­tos. Po­dría re­nun­ciar al US Open. El tor­neo de Pi­qué se sus­pen­de has­ta 2021 por la Co­vid-19. Vol­ve­rá a ser en Ma­drid

La Razón (Cataluña) - - Deportes - FRAN­CIS­CO MAR­TÍ­NEZ -

Cier­to­sCier­tos nu­ba­rro­nes se ven en el ho­ri­zon­te del te­nis. Pe­se a que ya hay un ca­len­da­rio apro­ba­do tras mu­chas dispu­tas se man­tie­nen las du­das y, des­de ayer, una cer­te­za: no ha­brá Co­pa Da­vis del 23 al 29 de no­viem­bre en Ma­drid en 2020. La nue­va com­pe­ti­ción crea­da por Kos­mos, la em­pre­sa que pre­si­de Ge­rard Pi­qué, en co­la­bo­ra­ción con la Fe­de­ra­ción In­ter­na­cio­nal, tu­vo su pri­me­ra edi­ción el año pa­sa­do en la ca­pi­tal de Es­pa­ña y el re­sul­ta­do fi­nal fue sa­tis­fac­to­rio. Con al­gu­nos pro­ble­mas, co­mo la fal­ta de pú­bli­co en de­ter­mi­na­das eli­mi­na­to­rias o los ho­ra­rios, pues hu­bo par­ti­dos que ter­mi­na­ron de ma­dru­ga­da, en ge­ne­ral fue una bue­na se­ma­na de emo­cio­nes te­nís­ti­cas, pe­ro ten­drá que es­pe­rar a 2021 pa­ra te­ner con­ti­nui­dad: se­rá de nue­vo en Ma­drid, del 23 al 29 de no­viem­bre. Se tra­ta de un tor­neo en el que iban a par­ti­ci­par 18 paí­ses di­fe­ren­tes, pa­ra un to­tal de 90 de­por­tis­tas, a los que ha­bría que aña­dir los en­tre­fi­sios, en­tre­fi­sios, mé­di­cos y de­más per­so­nal de los te­nis­tas, más los jue­ces, pa­tro­ci­na­do­res y per­so­nal de apo­yo y el pú­bli­co lle­ga­do des­de di­fe­ren­tes rin­co­nes del mun­do. De­ma­sia­das va­ria­bles que ma­ne­jar sin to­mar ries­gos. «No sa­be­mos có­mo evo­lu­cio­na­rá la si­tua­ción en ca­da uno de los paí­ses cla­si­fi­ca­dos ni qué ti­po de res­tric­cio­nes ha­brá en Es­pa­ña, por tan­to es im­po­si­ble pre­de­cir la si­tua­ción que ten­dre­mos en no­viem­bre y ga­ran­ti­zar la se­gu­ri­dad de quie­nes via­jan a Ma­drid», di­jo Pi­qué en un co­mu­ni­ca­do.

La Da­vis de 2019 fue el fin de fies­ta per­fec­to pa­ra una tem­po­ra­da fan­tás­ti­ca de Rafa Na­dal, ya que su­mó dos Grand Slams más a su pal­ma­rés, US Open y Ro­land Ga­rros, pa­ra co­lo­car­se a uno del ré­cord de 20 de Ro­ger Fe­de­rer. Pre­ci­sa­men­te ésas dos ci­tas son las que se man­tie­nen en el ca­len­da­rio, pe­ro con el tor­neo pa­ri­sino cam­bia­do de fe­cha y to­do de­ma­sia­do apre­tu­ja­do, lo que ha he­cho que al­gu­nos de los me­jo­res te­nis­tas del mun­do no lo vean cla­ro. «Yo no ten­go ni idea de lo que ha­rá Ra­fael, pe­ro él es­ta­ba du­dan­do. Me pa­re­ce un po­co feo lo que han he­cho los de la ATP con el ca­len­da­rio. Es que es ca­si inasu­mi­ble pa­ra la gen­te un po­co ma­yor co­mo Djo­ko­vic, Ra­fael o Fe­de­rer ju­gar ca­da se­ma­na», ase­gu­ró To­ni Na­dal en una en­tre­vis­ta con ESPN. El ser­bio tie­ne 33 años, por los 34 del es­pa­ñol y los 39 que cum­ple el sui­zo en agos­to. El exen­tre­na­dor del zur­do ma­ti­zó que le pa­re­ce bien que se dis­pu­ten mu­chos tor­neos, pe­ro que ten­drían que ha­cer al­go con los pun­tos ATP, al­go que es­tá por de­ci­dir­se. El ca­len­da­rio de lo­cos se­ría el si­guien­te: 22 de agos­to el Mas­ters 1.000 de Cin­cin­na­ti, que Na­dal se­gu­ra­men­te se sal­ta­ría, ya que ni en 2018 ni en 2019 lo ha dispu­tado. Eso su­pon­dría lle­gar al US Open sin ha­ber com­pe­ti­do en pis­ta du­ra, pe­ro eso ya lo ha he­cho otras ve­ces en el Abier­to de Aus­tra­lia. Des­pués vie­ne el lío: el Grand Slam neo­yor­quino (31 agos­to-13 de sep­tiem­bre), Mu­tua Ma­drid Open (12-20 sep­tiem­bre), Roma (20-27 sep­tiem­bre) y Ro­land Ga­rros (27 sep­tiem­bre­na­do­res, 11 oc­tu­bre). Se­rían un mes y dos se­ma­nas se­gui­das com­pi­tien­do, si el ba­lear lle­ga a las ron­das fi­na­les, co­mo sue­le ha­cer, con un vue­lo trans­o­ceá­ni­co de por me­dio. Pe­ro es que ade­más Rafa, ac­tual nú­me­ro dos del mun­do, se ju­ga­ría 5.360 pun­tos de los 9.850 que tie­ne.

Dispu­tar to­do se­ría prác­ti­ca­men­te im­po­si­ble y lo más ló­gi­co, aun­que fue­ra una re­nun­cia do­lo­ro­sa, se­ría no ir al US Open, don­de ade­más el tor­neo se­ría in­co­mo­dí­si­mo por las me­di­das de se­gu­ri­dad que han im­pues­to. Se­ría aho­rrar un lar­go via­je y pa­sar a ju­gar di­rec­ta­men­te en tie­rra ba­ti­da, la su­per­fi­cie a la que me­jor se adap­ta, y en Eu­ro­pa. Por otro la­do, la si­tua­ción en Es­ta­dos Uni­dos y lo su­ce­di­do con el Adria Tour de No­vak Djo­ko­vic po­nen to­da­vía más en en­tre­di­cho la vuel­ta de la com­pe­ti­ción. Na­dal ya di­jo en los úl­ti­mos días de con­fi­na­mien­to que no se mo­ría de ga­nas por ir a Nue­va York en ese mo­men­to, que la sa­lud iba a ser lo pri­me­ro, y en el país de las ba­rras y las es­tre­llas la pan­de­mia por

el co­ro­na­vi­rus cre­ce aho­ra sin mu­cho con­trol apa­ren­te, a fal­ta de un mes y me­dio pa­ra que el cir­cui­to se reanu­de en Was­hing­ton. Res­pec­to a la ex­hi­bi­ción mon­ta­da por el nú­me­ro uno del mun­do en Belgrado, ayer se co­no­ció que hay un nue­vo po­si­ti­vo en CO­VID-19, y es el no­veno: se tra­ta de Go­ran Iva­ni­se­vic, el ga­na­dor de Wim­ble­don 2001 y uno de los en­tre­na­do­res del ser­bio, que se une a No­le, su mu­jer, su pre­pa­ra­dor fí­si­co; Di­mi­trov y su en­tre­na­dor, Co­ric, Troic­ki y su es­po­sa, em­ba­ra­za­da. El gran te­mor del de­por­te de la ra­que­ta es que al tra­tar­se de ju­ga­do­res de to­das las par­tes del pla­ne­ta y te­ner que cam­biar de país ca­si ca­da se­ma­na, es di­fí­cil te­ner ga­ran­tías de se­gu­ri­dad, por eso la Co­pa Da­vis ha de­ci­di­do sus­pen­der­se, si bien es cier­to que en el show que mon­tó Djo­ko­vic no hu­bo dis­tan­cia so­cial ni pa­ra las fo­tos con los afi­cio­na­dos, ni mas­ca­ri­llas o ge­les, y sí abra­zos, par­ti­dos con mu­chos te­nis­tas en pis­ta e in­clu­so una fies­ta con bai­les sin ca­mi­se­tas. Por eso es­tá en el cen­tro de las crí­ti­cas.

AP

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.