Exis­ten ra­zo­nes de so­bra pa­ra des­ti­tuir a Te­za­nos

La Razón (Cataluña) - - Editoriale­s -

Re­mi­ti­do des­de un juz­ga­do de Ma­drid, el Tri­bu­nal de Cuen­tas ha abier­to una ins­pec­ción al «Cen­tro de In­ves­ti­ga­cio­nes So­cio­ló­gi­cas» (CIS) por supuestas irre­gu­la­ri­da­des en la con­tra­ta­ción de una em­pre­sa ter­ce­ra pa­ra la ela­bo­ra­ción del ba­ró­me­tro del pa­sa­do mes de abril. Pe­se a las ex­cu­sas de su pre­si­den­te, Jo­sé Fé­lix Te­za­nos, cla­ra­men­te cues­tio­na­das por la in­for­ma­ción que hoy pu­bli­ca LA RA­ZÓN, lo cier­to es que la fir­ma ad­ju­di­ca­ta­ria era vie­ja co­no­ci­da su­ya y re­ci­bía fre­cuen­tes con­tra­tos de la Fun­da­ción Sis­te­mas, vin­cu­la­da al PSOE y di­ri­gi­da por el pro­pio Te­za­nos. Es evi­den­te que tal co­lu­sión de in­tere­ses, si lo prue­ba el Tri­bu­nal de Cuen­tas, exi­gi­ría la in­me­dia­ta des­ti­tu­ción del pre­si­den­te del CIS, de­ci­sión que obra­ría a mo­do de jus­ti­cia poé­ti­ca. Por­que so­bre la ac­tua­ción del ve­te­rano so­cia­lis­ta al fren­te de uno de los or­ga­nis­mos del Es­ta­do que más in­fluen­cia pue­de ejer­cer so­bre la opi­nión pú­bli­ca es­pa­ño­la, exis­ten su­fi­cien­tes ra­zo­nes de pe­so que jus­ti­fi­can su re­le­vo. No só­lo ha lle­va­do al des­pres­ti­gio al CIS, que ha per­di­do la cre­di­bi­li­dad que te­nía en­tre los ciu­da­da­nos, sino, tam­bién, lo ha con­ver­ti­do en una má­qui­na de gas­tar di­ne­ro, tiem­po y es­fuer­zos a la ma­yor glo­ria del Go­bierno.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.