Ma­tri­mo­nios Co­vid-dis­cor­dan­tes

La Razón (Cataluña) - - Sociedad - Án­gel Nie­to Lo­ras­que- Ma­drid

PO­SI­TI­VO «Ten­go una car­ga de an­ti­cuer­pos de 6,6 so­bre 10, pe­ro aun así me han di­cho que pue­do vol­ver a con­ta­giar­me por­que la in­mu­ni­dad es de un año»

PEPA MAR­TÍ­NEZ

48 años NE­GA­TI­VO «Me re­pe­tía los test por­que me pa­re­cía im­po­si­ble que mi es­po­sa fue­ra po­si­ti­vo y yo ne­ga­ti­vo, di­cen que de­pen­de del gru­po san­guí­neo»

MA­NUEL FER­NÁN­DEZ

49 años

¿Có­mo es po­si­ble que en pa­re­jas que ha­cen vi­da con­yu­gal y com­par­ten des­de los cu­bier­tos a la ca­ma, so­lo uno de ellos se ha­ya con­ta­gia­do? No exis­ten ex­pli­ca­cio­nes mé­di­cas pa­ra es­te fe­nó­meno. «Si no me ha con­ta­gia­do mi mu­jer, ¿quién lo ha­rá en­ton­ces?», di­ce Ma­nuel

De­sa­fian­do al re­fra­ne­ro es­pa­ñol, no siem­pre se cum­ple aque­llo de que dos que duer­men en el mis­mo col­chón se vuel­ven de la mis­ma con­di­ción. El des­co­no­ci­mien­to so­bre la Co­vid-19 es al­go que han re­co­no­ci­do los pro­pios in­ves­ti­ga­do­res y to­da­vía que­dan en el ai­re nu­me­ro­sas in­cóg­ni­tas que na­die pue­de re­sol­ver. Al mis­mo tiem­po que se ana­li­zan las se­cue­las que de­ja el vi­rus en aque­llos que se han in­fec­ta­do, tam­bién se es­tu­dian ca­sos so­bre con­ta­gios pa­ra los que no se en­cuen­tra una ex­pli­ca­ción cien­tí­fi­ca, al me­nos de mo­men­to. Y en es­te gru­po de mis­te­rios por re­sol­ver se en­cuen­tra el ca­so de las pa­re­jas y ma­tri­mo­nios Co­vid-dis­cor­dan­tes, es de­cir, aque­llos en los que uno de ellos ha caí­do en­fer­mo, ha ex­pe­ri­men­ta­do los sín­to­mas del co­ro­na­vi­rus y más tar­de se lo han con­fir­ma­do los test in­mu­no­ló­gi­cos, mien­tras que el otro ha da­do ne­ga­ti­vo. ¿Có­mo pue­de ex­pli­car­se es­to? ¿Có­mo es po­si­ble que se ha­ble de un vi­rus tan con­ta­gio­so que nos obli­ga a to­dos a ir con mas­ca­ri­llas por la ca­lle y lim­piar­nos com­pul­si­va­men­te con gel hi­dro­al­cohó­li­co y al mis­mo tiem­po dos per­so­nas que vi­ven jun­tas, se acues­tan, co­men y be­san no se ha­yan in­fec­ta­do am­bos? Es­ta pre­gun­ta se la ha­cen Ma­nuel Fer­nán­dez y Pepa Mar­tí­nez, ella ha da­do po­si­ti­vo y él ne­ga­ti­vo. «Es­to es una lo­cu­ra, no po­de­mos en­ten­der­lo, los mé­di­cos tam­po­co nos han da­do una ex­pli­ca­ción», ase­gu­ra el pa­dre de fa­mi­lia. Tam­bién el hi­jo de am­bos, Bor­ja, de 22 años, se hi­zo las prue­bas y dio ne­ga­ti­vo. Nos cuen­tan que des­pués de tres me­ses con­fi­na­dos te­nían ga­nas de abrir sus dos res­tau­ran­tes ma­dri­le­ños, así que de­ci­die­ron pa­gar­se las prue­bas pa­ra es­tar se­gu­ros de que nin­guno ha­bía con­traí­do el vi­rus. Ma­nuel no ha­bía ex­pe­ri­men­ta­do nin­gún sín­to­ma y Pepa tan so­lo do­lor de ca­be­za pun­tual, pe­ro na­da gra­ve. «Sí es cier­to que, en fe­bre­ro, pa­sé un cons­ti­pa­do de los fuer­tes, con fie­bre y mu­co­si­dad. Va­rias de las tra­ba­ja­do­ras del restaurant­e tam­bién es­tu­vie­ron ma­las, pe­ro no le di­mos im­por­tan­cia por­que por aquel en­ton­ces no se ha­bla­ba de ca­sos de Co­vid en Es­pa­ña», re­la­ta es­ta hos­te­le­ra que es­tá al fren­te de El Ca­pi­ro­te. «Cuan­do em­pe­zó la fa­se 1 de­ci­di­mos ha­cer­nos las prue­bas, por­que que­ría­mos in­cor­po­rar­nos al tra­ba­jo y nos lle­va­mos una sor­pre­sa cuan­do nos die­ron el re­sul­ta­do. Mi mu­jer dio po­si­ti­vo con an­ti­cuer­pos de 6,6 so­bre 10 y yo ne­ga­ti­vo», re­la­ta Ma­nuel, de 49 años. «No nos fiá­ba­mos de los re­sul­ta­dos, co­mo decían que al­gu­nos apor­ta­ban da­tos erró­neos, op­té por ha­cér­me­los otra vez, en es­ta oca­sión en Hos­pi­tal La Mi­la­gro­sa y de nue­vo di ne­ga­ti­vo», de­ta­lla. «A mí me di­je­ron que, aun­que te­nía una bue­na can­ti­dad de an­ti­cuer­pos, es­ta­ba in­mu­ni­za­da pe­ro no de ma­ne­ra in­de­fi­ni­da, sino que du­ra­ban unos seis me­ses o un año. Ade­más, me in­sis­tie­ron en que si­guie­ra con to­das las me­di­das de pre­ven­ción por­que po­día vol­ver a con­ta­giar­me. So­bre el te­ma de la in­mu­ni­dad al co­ro­na­vi­rus no se sa­be mu­cho», cuen­ta Pepa, de 48 años. Am­bos nos con­fie­san ató­ni­tos su ca­so mien­tras pre­pa­ran la te­rra­za de Ni subo ni ba­jo, su otro restaurant­e: «Me fas­ti­dia, en­ci­ma, el di­ne­ral que nos he­mos de­ja­do en los test. Nos los he­mos he­cho, en pri­mer lu­gar, por no­so­tros, pe­ro tam­bién pa­ra que la clien­te­la es­té se­gu­ra y se­pa que es­ta­mos sa­nos, pe­ro es una pas­ta. Ca­da test me ha cos­ta­do 70

eu­ros, y he pa­ga­do cua­tro, así que he gas­ta­do 280 eu­ros. El Go­bierno de­be­ría de sub­ven­cio­nar es­tas prue­bas por­que es una cues­tión de sa­lud pú­bli­ca. Tam­bién de­be­rían de ha­cer­se más es­tu­dios, por­que no nos pue­den me­ter a to­dos en el mis­mo ca­so, mi­ra lo que nos ha ocu­rri­do a no­so­tros, es al­go in­com­pre­si­ble», reivin­di­ca Ma­nuel. La ex­pli­ca­ción mé­di­ca que les ofre­cie­ron so­bre por qué uno sí ha da­do po­si­ti­vo y otro no, tam­po­co les con­ven­ció de­ma­sia­do. «Di­cen que pue­de in­fluir el gru­po san­guí­neo, Pepa es A po­si­ti­vo y yo 0 po­si­ti­vo, di­cen que el de ella es más sen­si­ble a con­traer el vi­rus. Pe­ro, va­mos, que tam­po­co hay na­da de­mos­tra­do», su­bra­ya el em­pre­sa­rio. Lo que sí le de­ja­ron cla­ro a Ma­nuel en el hos­pi­tal es que, si por su or­ga­nis­mo hu­bie­ra pa­sa­do el bi­cho, ha­bría de­ja­do ras­tro, «al­gu­na se­cue­la o al­go». «La du­da es que, si he es­ta­do con­vi­vien­do y ha­cien­do vi­da ma­ri­tal con mi es­po­sa y no me he con­ta­gia­do, ¿po­drá ha­cer­lo otra per­so­na?», re­fle­xio­na con preo­cu­pa­ción ya que, ade­más, Ma­nuel es po­bla­ción de ries­go al su­frir el «El fac­tor V Lei­den», una en­fer­me­dad he­re­di­ta­ria que afec­ta a la coa­gu­la­ción san­guí­nea.

¿In­mu­ni­dad na­tu­ral?

Pe­ro su ca­so no es el úni­co y así lo de­mues­tran Gui­ller­mo, de 41 años, y Yan, de 32. Am­bos re­si­den en Shang­hai, pe­ro la cri­sis del co­ro­na­vi­rus les pi­lló via­jan­do. Cuan­do qui­sie­ron re­gre­sar no se per­mi­tía la en­tra­da en el país, así que se tras­la­da­ron tem­po­ral­men­te a ca­sa de los pa­dres de él en Ma­drid. Yan, ade­más, es­ta­ba em­ba­ra­za­da y no po­dían mo­ver­se mu­cho ya que es­ta­ba a pun­to de dar a luz. En mar­zo, la fu­tu­ra ma­dre co­men­zó con los sín­to­mas de la Co­vid-19: fie­bre, do­lor de ca­be­za, tos .... «Fui­mos a ur­gen­cias, le hi­cie­ron el test y dio po­si­ti­vo. Nos di­je­ron que nos fué­ra­mos a ca­sa y que to­ma­ra pa­ra­ce­ta­mol. Sus sín­to­mas fue­ron pa­sán­do­se con

Ma­nuel pa­gó 280 eu­ros en los test rea­li­za­dos a su fa­mi­lia en clí­ni­cas pri­va­das. Él se lo hi­zo dos ve­ces pa­ra con­fir­mar que era ne­ga­ti­vo PO­SI­TI­VO «Es­ta­ba de 34 semanas cuan­do em­pe­cé a en­con­trar­me mal. Di po­si­ti­vo pe­ro los mé­di­cos me di­je­ron que al be­bé so­lo le pa­sa­ría an­ti­cuer­pos» YAN

32 años NE­GA­TI­VO «Es in­com­pren­si­ble, he­mos pa­sa­do tres me­ses en­ce­rra­dos, 24 ho­ras jun­tos y ella ha te­ni­do el vi­rus y yo no»

GUI­LLER­MO DEL NO­GAL

41 años

los días. No le die­ron más me­di­ca­ción por el em­ba­ra­zo, ade­más te­nía al­to el ni­vel de oxí­geno en san­gre así que no con­si­de­ra­ron que fue­ra un ca­so gra­ve, re­la­ta el pa­dre pri­me­ri­zo. Más tar­de, él se hi­zo las prue­bas y dio ne­ga­ti­vo y sin an­ti­cuer­pos, es de­cir, no ha­bía si­do con­ta­gia­do. Sus pa­dres tam­po­co. «Es in­com­pre­si­ble, du­ran­te el con­fi­na­mien­to es­tu­vi­mos los cua­tro jun­tos ha­cien­do vi­da nor­mal, ju­gan­do a las car­tas, pa­sán­do­las co­mo es ló­gi­co de uno a otro y na­da... Lo que más nos tran­qui­li­zó es que el be­bé, pe­se a que Yan era po­si­ti­vo, no con­trae­ría el vi­rus, tan so­lo los an­ti­cuer­pos, así que fue­ron bue­nas no­ti­cias», afir­ma el ma­tri­mo­nio, que aho­ra dis­fru­ta en ca­sa del pe­que­ño Agus­tín y con la mi­ra­da pues­ta ya en su re­gre­so a ca­sa, que es­pe­ran que sea cuan­to an­tes. Pa­ra po­ner un po­co de luz en es­tas pa­ra­dó­ji­cas si­tua­cio­nes, el mé­di­co in­ter­nis­ta Mi­guel Mar­cos acla­ra que pue­de dar­se el ca­so de un fal­so ne­ga­ti­vo del test, que pue­de ocu­rrir con los rá­pi­dos o con el ELI­SA. «Tam­bién po­dría­mos es­tar hablando de una in­mu­ni­dad na­tu­ral o ba­ja sus­cep­ti­bi­li­dad in­di­vi­dual a la in­fec­ción. Sa­be­mos, aun­que no es­tá cla­ro por qué, que hay per­so­nas con me­nos ries­go de in­fec­tar­se que otras, que ex­pues­tas a la mis­ma can­ti­dad de vi­rus no desa­rro­llan la in­fec­ción», afir­ma. Los me­ca­nis­mos es­tán en es­tu­dio, se­gún el doc­tor del Hos­pi­tal Uni­ver­si­ta­rio de Sa­la­man­ca, y pue­den ir por la pre­sen­cia de an­ti­cuer­pos en mu­co­sas que eli­mi­nan el vi­rus o por in­fec­cio­nes por otros co­ro­na­vi­rus u otros me­ca­nis­mos en es­tu­dio. «Otra po­si­bi­li­dad se­ría que el ca­so po­si­ti­vo sea po­co con­ta­gio­so», ar­gu­men­ta. Unas ex­pli­ca­cio­nes que no aca­ban de con­ven­cer a es­tas pa­re­jas Co­vid-dis­cor­dan­tes.

GON­ZA­LO PÉ­REZ

GON­ZA­LO PÉ­REZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.