Illa y Pas­tor ace­le­ran el pac­to por la Sa­ni­dad: más ma­te­rial y fi­nan­cia­ción

Po­de­mos y el sec­tor du­ro del PP re­ce­lan de los acuer­dos que se vo­ta­rán el vier­nes

La Razón (Cataluña) - - Portada - Car­men Mo­ro­do - Ma­drid

Es­ta se­ma­na se vo­tan las con­clu­sio­nes de la Co­mi­sión pa­ra la Re­cons­truc­ción. Tal y co­mo avan­zan las ne­go­cia­cio­nes, sal­vo sor­pre­sa, hay mu­chas po­si­bi­li­da­des de que ha­ya un acuer­do. Al me­nos en el ám­bi­to sa­ni­ta­rio y de in­ves­ti­ga­ción. Los do­cu­men­tos pre­sen­ta­dos por PSOE y PP, y que po­dían en­men­dar­se has­ta las tres ho­ras de ayer, de­ja­ban mar­gen pa­ra un acuer­do en­tre las gran­des fuer­zas.

En es­te tra­ba­jo de acer­ca­mien­to de los úl­ti­mos días hay que des­ta­car el es­fuer­zo de los equi­pos del mi­nis­tro de Sa­ni­dad, Salvador Illa, y de la ex mi­nis­tra de di­cha car­te­ra Ana Pas­tor (PP), quie­nes han con­se­gui­do crear un cli­ma que per­mi­te con­fiar en la po­si­bi­li­dad de que el pac­to so­cio sa­ni­ta­rio sien­te a su vez las ba­ses pa­ra un en­ten­di­mien­to más am­plio en­tre el Go­bierno y las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas, y en­tre PSOE y PP, a la ho­ra de ha­cer fren­te a otros desafíos de es­ta cri­sis.

Los bo­rra­do­res con los que tra­ba­jan se di­ri­gen a con­cre­tar un acuer­do sa­ni­ta­rio en dos eta­pas. La pri­me­ra, de apli­ca­ción in­me­dia­ta, afec­ta a la re­ser­va es­tra­té­gi­ca de ma­te­rial sa­ni­ta­rio fren­te a la pan­de­mia, ade­más del re­fuer­zo de las es­truc­tu­ras de Aten­ción Pri­ma­ria, fun­da­men­ta­les en el pro­ce­so de de­tec­ción. La se­gun­da fa­se tie­ne co­mo ob­je­ti­vo con­se­guir du­ran­te el úl­ti­mo se­mes­tre del año me­jo­rar la do­ta­ción pre­su­pues­ta­ria del sec­tor sa­ni­ta­rio. És­ta de­be ser ne­go­cia­da en los PGE de 2021, que en sep­tiem­bre de­be entrar en el Con­gre­so de los Dipu­tados.

La vo­ta­ción de las con­clu­sio­nes se pro­du­ci­rá el vier­nes En es­tos mo­men­tos se des­car­ta un gran acuer­do pa­ra la re­cons­truc­ción eco­nó­mi­ca, pe­ro el con­sen­so so­cio­sa­ni­ta­rio de­ja abier­ta la puer­ta a con­fiar en que se pue­da se­guir avan­zan­do en el fu­tu­ro siem­pre que la lí­nea ma­triz de los PGE equi­li­bre la aten­ción a las de­man­das del po­der eco­nó­mi­co y no in­clu­ya subidas de im­pues­tos que rom­pan el diá­lo­go so­cial, que tan bien es­tá fun­cio­nan­do has­ta el mo­men­to, co­mo reconocen to­das las par­tes, en el ám­bi­to de los ERTE.

El acer­ca­mien­to en­tre Illa y Pas­tor no gus­ta a la par­te mo­ra­da del Go­bierno, que se ha que­ja­do de la ge­ne­ra­li­dad de las con­clu­sio­nes pre­sen­ta­das por la coa­li­ción pa­ra fa­vo­re­cer un mí­ni­mo acuer­do. Ni tam­po­co gus­ta al ala du­ra del PP, re­pre­sen­ta­da en el Con­gre­so por la por­ta­voz, Ca­ye­ta­na Ál­va­rez de To­le­do. Pe­ro sí tie­ne el res­pal­do ma­yo­ri­ta­rio del po­der te­rri­to­rial, que es­tá a la es­pe­ra de que se re­suel­va de al­gu­na ma­ne­ra el pro­ble­ma de la fi­nan­cia­ción au­to­nó­mi­ca y lo­cal. En ju­lio el Go­bierno de­be abo­nar el pri­mer pa­go de los 16.000 mi­llo­nes de eu­ros no re­em­bol­sa­bles com­pro­me­ti­dos con las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas pa­ra ha­cer fren­te a la cri­sis de Co­vid-19. En el pri­mer tra­mo se abo­na­rán 6.000 mi­llo­nes dis­tri­bui­dos en fun­ción de po­bla­ción pro­te­gi­da, nú­me­ro de hos­pi­ta­li­za­cio­nes e in­gre­sos en UCI y PCR prac­ti­ca­dos.

Pe­ro es­te fon­do pa­ra las co­mu­ni­da­des de­be com­ple­tar­se de ma­ne­ra ur­gen­te con la re­cla­ma­ción de to­dos los ayun­ta­mien­tos pa­ra dis­po­ner de su­pe­rá­vit, que en el ca­so de Ma­drid su­pera los 400 mi­llo­nes de eu­ros, y que el po­der mu­ni­ci­pal quie­re que sir­va pa­ra aten­der los ser­vi­cios so­cia­les que pres­tan y cu­yo gas­to se ha dis­pa­ra­do por la cri­sis sa­ni­ta­ria. Se­ña­lan que el ca­so más cla­ro es el del abono del In­gre­so Mí­ni­mo Vi­tal, cu­ya ges­tión re­cae en los ayun­ta­mien­tos. De he­cho, el te­mor de és­tos se ha vis­to con­fir­ma­do el pa­sa­do vier­nes. Só­lo pu­die­ron abo­nar­se 74.119 pres­ta­cio­nes de las más de 200.000 a las que se com­pro­me­tió el Go­bierno pa­ra el mes de ju­lio. En cual­quier ca­so, se abo­na­rán con ca­rác­ter re­tro­ac­ti­vo en los pró­xi­mos me­ses, pa­ra lo que se­rá ne­ce­sa­rio do­tar de más re­cur­sos a los ayun­ta­mien­tos pa­ra agi­li­zar el trá­mi­te y evi­tar el co­lap­so ad­mi­nis­tra­ti­vo que ya se ha vi­vi­do con los ERTE. Des­de ha­ce se­ma­nas el al­cal­de de Ma­drid, José Luis Mar­tí­nez-Al­mei­da, lle­va li­de­ran­do la pre­sión pa­ra que se atien­da es­ta ne­ce­si­dad fi­nan­cie­ra del po­der lo­cal.

El pac­to so­cio-sa­ni­ta­rio lle­ga en un mo­men­to cla­ve pa­ra las co­mu­ni­da­des y ayun­ta­mien­tos. El fin del es­ta­do de alar­ma les ha pa­sa­do la res­pon­sa­bi­li­dad del con­trol de los re­bro­tes. El exa­men de la ges­tión re­cae ya di­rec­ta­men­te so­bre ellos una vez que ya no hay «man­do úni­co». Y los di­ri­gen­tes au­to­nó­mi­cos del PP ne­ce­si­tan igual que los del PSOE que se im­pon­ga el es­pí­ri­tu de cons­truc­ción por en­ci­ma de las lu­chas de par­ti­do.

An­te la au­sen­cia de un pro­to­co­lo na­cio­nal, la Xun­ta de Ga­li­cia, por ejem­plo, se ha apre­su­ra­do es­te fin de se­ma­na a re­for­zar las me­di­das que exis­ten en su te­rri­to­rio por la apa­ri­ción de al­gún re­bro­te. La cla­ve del fu­tu­ro es­tá, pre­ci­sa­men­te, en la bue­na ges­tión de las me­di­das de pre­ven­ción, y en es­ta mis­ma lí­nea es en la que tra­ba­jan en An­da­lu­cía (PP), en Ara­gón (PSOE), o en Ma­drid (PP).

Fuen­tes par­la­men­ta­rias re­sal­ta­ban ayer tar­de a es­te dia­rio que la ne­go­cia­ción na­cio­nal de­be te­ner en cuen­ta que to­do de­be ir di­ri­gi­do a in­cen­ti­var la co­la­bo­ra­ción en­tre las Ad­mi­nis­tra­cio­nes por­que las pre­sio­nes eco­nó­mi­cas no per­mi­ti­rían en es­tos mo­men­tos re­cu­rrir de nue­vo a la vía ex­tre­ma del con­fi­na­mien­to ge­ne­ral y del es­ta­do de alar­ma. Hay mu­cha preo­cu­pa­ción en la cos­ta es­pa­ño­la por la evo­lu­ción de la si­tua­ción con la lle­ga­da de los pri­me­ros tu­ris­tas na­cio­na­les e in­ter­na­cio­na­les.

Aun­que se des­car­ta un gran pac­to pa­ra la re­cons­truc­ción eco­nó­mi­ca, el con­sen­so so­cio­sa­ni­ta­rio abre la puer­ta a avances en el fu­tu­ro

El lí­der del PP, Pablo Ca­sa­do, vi­si­tó ayer una ex­plo­ta­ción lác­tea en la lo­ca­li­dad de Cos­pei­to (Lu­go)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.