SÁN­CHEZ NE­CE­SI­TA EX­HI­BIR UNI­DAD EN LA UE

La Razón (Cataluña) - - España - AINHOA MAR­TÍ­NEZ

La Co­mi­sión pa­ra la Re­cons­truc­ción So­cial y Eco­nó­mi­ca se ideó por el Go­bierno de Pe­dro Sán­chez co­mo una re­edi­ción de los «Pac­tos de la Mon­cloa» del si­glo XXI. Una suer­te de alian­za que lo­gra­ra atraer a to­dos los par­ti­dos po­lí­ti­cos pa­ra afron­tar el desafío más acu­cian­te al que se ha en­fren­ta­do es­te país en de­mo­cra­cia: la reac­ti­va­ción del país tras el azo­te del co­ro­na­vi­rus. Sin em­bar­go, la ne­ce­si­dad de im­pli­car al pri­mer par­ti­do de la opo­si­ción en el acuer­do ha com­pro­me­ti­do, des­de el ini­cio, la po­si­ción del Eje­cu­ti­vo con el res­to de so­cios. Pe­dro Sán­chez es cons­cien­te de que la pre­sen­cia del PP es im­pres­cin­di­ble pa­ra le­gi­ti­mar el con­sen­so, que sin el lí­der de la opo­si­ción na­ce­ría co­jo, y cam­bió sin in­for­mar al res­to de par­ti­dos el for­ma­to del fo­ro –que pa­só a con­ver­tir­se en una co­mi­sión par­la­men­ta­ria– pa­ra atraer a Pablo Ca­sa­do. Si es­to ocu­rrió al co­mien­zo de los tra­ba­jos, aho­ra que es­tán a pun­to de cul­mi­nar, los so­cia­lis­tas han vuel­to a ha­cer una nue­va ce­sión pa­ra lo­grar acer­car pos­tu­ras con los po­pu­la­res, ele­van­do un do­cu­men­to en el que re­nun­cian a sus apues­tas más am­bi­cio­sas en ma­te­ria fis­cal y en el que so­lo for­mu­lan pro­pues­tas am­bi­guas que no ge­ne­ren re­cha­zo en el prin­ci­pal par­ti­do de la opo­si­ción. Sin em­bar­go, es­tas va­gue­da­des pa­ra con­ten­tar al PP sí que han in­dig­na­do a sus so­cios. En Mon­cloa sa­ben que pa­ra pe­lear las ayu­das de Eu­ro­pa a Es­pa­ña ne­ce­si­tan ex­hi­bir en Bru­se­las una ima­gen de uni­dad. Así lo trans­mi­tió el pro­pio Sán­chez en la reunión de la Eje­cu­ti­va del PSOE que tu­vo lu­gar ayer y en la que tras­la­dó la ne­ce­si­dad de ahor­mar «gran­des acuer­dos» de ca­ra a las «ne­go­cia­cio­nes com­ple­jas» en la Unión Eu­ro­pea pa­ra acor­dar con el res­to de paí­ses el Fon­do de Re­cons­truc­ción eu­ro­peo. Por es­te mo­ti­vo han cla­ma­do con­tra la es­tra­te­gia de los po­pu­la­res que, con­si­de­ran, va en con­tra de «los in­tere­ses de Es­pa­ña», al pe­dir una con­di­cio­na­li­dad fuer­te pa­ra la re­cep­ción de los ci­ta­dos fon­dos.

En el Go­bierno creen que con los po­pu­la­res ha­brá acuer­do en los gru­pos de tra­ba­jo de Sa­ni­dad y de Eu­ro­pa, mien­tras que en ma­te­ria eco­nó­mi­ca es­pe­ran que sea Ciu­da­da­nos quien per­mi­ta apro­bar una pro­pues­ta de con­sen­so. Es­to se­ría, ade­más, un pri­mer in­di­cio pa­ra ini­ciar la ne­go­cia­ción de los Pre­su­pues­tos, que be­be­rá de es­tas con­clu­sio­nes, aho­ra que en ERC se mues­tran más rea­cios a co­la­bo­rar por el cli­ma preelec­to­ral y el de unos co­mi­cios que po­drían so­la­par­se in­clu­so con la tra­mi­ta­ción de las cuen­tas.

En Mon­cloa son cons­cien­tes de que pa­ra pe­lear las ayu­das eu­ro­peas tie­nen que dar una ima­gen de uni­dad en Bru­se­las» El Eje­cu­ti­vo ha ce­di­do en la co­mi­sión de re­cons­truc­ción pa­ra acer­car al PP, por­que sin Ca­sa­do el con­sen­so na­ce­ría co­jo»

EFE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.